Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tigacion y exámen en este Archivo de mi cargo durante los años de 1881, 1882 y 1883, habiéndosele expedido, entre otras muchas copias de documentos de este Archivo gene. ral, las que aparecen insertas en su obra titulada Costa. Rica, Nicaragua y Panama; todas las cuales, previo el oportuno cotejo con los originales de su referencia, se le han autorizado en debida forma. Y para que conste doy la presente que firmo y sello con el de este Archivo en Sevi. lla á 22 de noviembre de 1883.

P. A.

El segundo jefe,
CARLOS JIMÉNEZ PLACER.

Aquí un sello que dice:
Archivo general de Indias.

INTRODUCCION

La América Central, considerada bajo su aspecto geográfico, se extiende como un puente gigantesco levantado entre los océanos Atlántico y Pacífico para unir los gran. des continentes del Norte y del Sur del Nuevo Mundo.

Su ístmica estructura, que se acentúa más y más á medida que se desciende hácia el Sudeste, termina en Panamá y el Darien, donde se estrecha tanto que forma el bien cono. cido ISTMO DE PANAMÁ, destinado á realizar, gracias á la perseverante energía de un hombre de genio y de un siglo audaz, el sueño de su descubridor, que en vano buscó aquí el Estrecho, aunque llegó á la boca del rio Chagres, que será la del futuro Canal. Mr. de Lesseps completará, pues, la obra de Colon.

Los países del istmo son por excelencia Panamá, CostaRica y Nicaragua. Aquí, no uno sino muchos istmos han sugerido á los españoles proyectos de canalizacion desde los primeros años del descubrimiento. Los primeros exploradores de Nicaragua creyeron que entre el mar del Sur, el golfo de Nicoya y el lago de Nicaragua se hallaba un estrecho, que llamaron el Estrecho dudoso, denominacion que des. apareció tan pronto como los oficiales de Pedrarias Dávila se convencieron de que entre el lago y el Océano Pacífico

no habia tal pasaje, y que la mar dulce de Gil González Dávila no era sino mediterránea, aunque se vaciaba en el Atlántico por el Desaguadero ó rio de San Juan de Nicaragua.

Las ventajas del clima, del suelo fértil y llano, de la pobla. cion numerosa y sumisa y de la gran proximidad del mar y del lago, movieron a los primeros conquistadores de Ni. caragua, que tambien lo fueron de Panamá, á suplicar á Cárlos Quinto que se abandonase el tránsito de Nombre de Dios á Panamá, que calificaban de sepultura de vivos, por el de Nicaragua; mas estos deseos, reproducidos periódicamente, no se realizaron jamás, á pesar de que los reyes de España, y en particular el solícito Felipe II, dieron más de una vez la orden de explorar aquel país con el objeto de hallar una fácil comunicacion terrestre ó marítima. La mayor estrechez del Istmo de Panamá impuso la preferencia que se dió á éste, corroborada al cabo de trescientos sesenta años por la eleccion que de él se ha hecho para la excavacion del Canal interoceánico.

Pero bastaba la posicion geográfica y la rica naturaleza de estos países (stmicos para que la España y las naciones extranjeras los mirasen con codicia y quisiesen á todo trance retener ó conquistar su posesion, y para que los propios gobernadores españoles se mostrasen celosos de aumentar su jurisdiccion y poderío á costa de sus vecinos y áun de los intereses más preciosos de la Corona, tan maltratada siempre por las competencias y disensiones de sus capitanes.

Estas disensiones comienzan con Pedrarias Dávila, que disputa su gloria y su derecho á la vida á Vasco Núñez de Balboa y á Francisco Hernández de Córdoba, su rebelde teniente; continúan entre Pedrarias y Diego López de Salcedo, éste pretendiéndose con derecho a la gobernacion de Nicaragua, y aquél tratando de asegurar su dominacion hasta las playas de Guaymura (1) y San Andrés; se repro. ducen entre Pedrarias y D. Pedro de Alvarado por la posesion de Cuzcatlan, á donde el impetuoso y tenaz gobernador de Nicaragua envió á sus tenientes Campañon y Estete; disensiones que llegan hasta el trono imperial entre el mismo Pedrarias y Pedro de los Rios, gobernador de TierraFirme, decidiéndose la cuestion en favor del gobernador de Nicaragua, bajo cuya jurisdiccion fué puesta la villa de Bruselas en 21 de abril de 1529.

Pedrarias señala por término de su jurisdiccion el país de los Cuchiras, treinta y cinco leguas al Sudeste de Orotina; esto es la provincia de Burica, comprendida desde entonces dentro de los límites de Nicaragua, y hasta donde llegaban, segun Pedrarias, los de Castilla del Oro, bien que el Rey, en su Consejo de Indias, por cédula de Burgos á 6 de se. tiembre de 1521, señala por términos de Panamá y de la Gobernacion de Castilla del Oro «por la banda del Poniente toda la tierra é términos y exidos, rios, pastos é riberas que hay desde la dicha ciudad hasta la provincia de Chirú, en lo que entran las provincias de Perequete y Ta. bore y Chame, porque fasta aquí llega la lengua de Cueva.»

Pedrarias, siendo gobernador de Castilla del Oro, tras. pasó, pues, los límites de ésta cuando autorizó á su alcalde mayor Espinosa á poblar á Natá, «treinta leguas de Panamá, al Poniente, harto más baja que Veragua, como se expresa Oviedo, en la otra costa é opóssito al Norte.»

De acuerdo, pues, con la citada real cédula, dice Oviedo: cá Castilla del Oro no la avría yo por más de hasta la punta de Chame, á la parte del Poniente en esta costa, confor.

(1) La region situada al Este del rio Grande ó Roman, hácia el Cabo de Honduras y el golfo de Higueras, era denominada Guaymura por los naturales. El puerto de Guaymura era el puerto de Trujillo.-HERRERA, Década IV, cap. III et alia.

*

me á los límites primeros asignados á Pedrarias; pero en esto la voluntad del Príncipe sea ley, é cada dia enmiendan é acrescientan é acortan, é á sus provisiones é mandamientos nos atengamos. (Hist. gen., lib. XLIII, cap. I.)

Considerando, pues, que con posterioridad á la demarcacion de Panamá se fundaron las villas de Natá y de Fonseca (1) por comision de Pedrarias, y que los Reyes aprobaron este ensanche de jurisdiccion, podemos admitir como exacta y valedera la demarcacion que hace de Nicaragua y de la jurisdiccion de Bruselas, extendiéndola hasta la provincia de Chiriquí ó los Cuchiras.

Pascual de Andagoya, compañero de Pedrárias, primer regidor de Panamá y visitador de los indios, reconoce á Burica como perteneciente á Nicaragua. (2) Con ellos concuerda Herrera en su Descripcion de las Indias occidentales y el autor del Códice J, 15 de la Biblioteca Nacional de Madrid, seguido por este historiador, los cuales atribuyen á Nicaragua las islas de Santa María, Benamatía, de Coiba y Cébaco, al Este del Cabo Burica, enumeradas por el Adelantado Juan Vázquez de Coronado como pertenecientes á Costa Rica, cuya jurisdiccion se extendia, en efecto, segun los poderes dados á Juan Cavallon y á él, hasta los lí mites y jurisdiccion de la ciudad de Natá.

La demarcacion de Pedrarias por la parte de Chiriquí, primera que se hizo de Nicaragua, fué confirmada por la real cédula de 21 de abril de 1529, incorporando la villa de Bruselas á aquella provincia y, apesar de varias alteraciones sucesivas en el órden de gobernacion de estas regiones, se acerca á la que prevalece más tarde en lo tocante á

(1) El sitio de Fonseca corresponde probablemente al actual pueblo de San Lorenzo, en Chiriquí Oriental, cerca del rio Fonseca.

(2) NAVARRETE, Colec. tomo III, Relacion de Pascual de Andagoya.

« AnteriorContinuar »