Colección de libros raros ó curiosos que tratan de América, Volumen5

Portada
1892
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 185 - Don Fernando y doña Isabel, por la gracia de Dios, Rey y Reina de Castilla, de León, de Aragón, de Sicilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de...
Página 185 - Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de...
Página 48 - Sin embargo, ni él, ni su compañero dejaron la empresa hasta su muerte, teniendo siempre esperanza de encontrarla ; y me afirmó el referido Francisco haber conocido dos hijos del capitán que descubrió la isla Tercera, llamados Miguel y Gaspar de Corte Real, que en diversos tiempos fueron a descubrir aquella tierra y perecieron en la empresa, uno después de otro, el año de 1502, sin saber cuándo ni cómo, y que esto lo sabían muchos (1).
Página 22 - Mozo, que cerca de los tiempos en que fué elegido rey de romanos Maximiliano, hijo del emperador [Federico III, envió la República de Venecia por embajador á Portugal á Jerónimo Donato, para que en nombre de aquella Señoría, diese gracias al rey D. Juan el segundo porque había hecho mantener y vestir á toda la chusma y gente de las referidas galeras gruesas que volvían de Flandes ayudándolos para que pudiesen volver á Venecia, porque cerca de Lisboa habían sido vencidos de Colombo el...
Página 31 - Indias las tierras que descubrió, fué la autoridad de muchos hombres doctos, que dijeron que desde el fin occidental de Africa y España, podía navegarse por el Occidente hasta el fin Oriental de la India y que no era muy gran mar, el que estaba en medio...
Página 296 - ... todos, y la comen después de haberla traído, fregándola entre las manos y se la echan en la boca de noche, para vomitar lo que han comido, y que no les haga mal y entonces empiezan el canto, y encendiendo una luz sacan el jugo. Hecho esto, y estando quieto un poco, se levanta el buhitibu, y va hacia el enfermo, que está sentado solo en medio de la casa, como se ha dicho, y le da dos vueltas alrededor, como quiere. Después se pone delante de él, y le coge de las piernas palpándole los muslos...
Página 2 - ... claro, pues puedo consolarme con que si en esta obra mía se hallare algún defecto, no será el que padecen la mayor parte de los historiadores, que es la poca é incierta verdad de lo que escriben, porque ofrezco recoger lo que toca á su vida é historia de los escritos y cartas que quedaron del mismo Almirante, y de lo que yo vi, estando presente; y si sospechase alguno que añado algo, esté cierto, que de esto no podía seguirme ninguna utilidad en la otra vida, y que si tuviera algún...
Página 4 - Génova y situados en su ribera; otros que quieren exaltarle más, dicen era de Saona, y otros genovés, y algunos también, saltando más sobre el viento, le hacen natural de Placencia, donde hay personas muy honradas de su familia, y sepulturas con armas, y epitafios de los Colombos...
Página 18 - Mar»sella por otro navio y más gente; yo, que con »ningún arte podía forzar su voluntad, convine »en lo que querían, y mudando la punta de la •brújula hice desplegar las velas, siendo por la «tarde, y el día siguiente, al salir el sol, nos ha»llamos dentro del cabo de Cartagena, estando »todos en concepto firme de que íbamos á Mar»sella.

Información bibliográfica