Historia de Los Protestantes Españoles Y de Su Persecucion Por Felipe II.

Portada
Impr., librería y lit. de la Revista medica, 1851 - 460 páginas

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 297 - La Biblia, que es los Sacros Libros del Viejo y Nuevo Testamento: segunda edición, revista y conferida con los textos Hebreos y Griegos, y con diversas traslaciones, por Cypriano de Valera. La palabra de Dios permanece para siempre.
Página 162 - Espana a sus tierras de la baxa Alemana, con la descripcion de todos los Estados de Brabante y Flandes...
Página 252 - Y fue así que, comenzando la disputa junto á la hoguera, en presencia de mucha gente grave y docta, y casi innumerable vulgo, el Padre le apretó con tanta fuerza y eficacia de razones y argumentos, que con evi- f dencia le convenció; y atado de pies y manos, sin que tuviese ni supiese qué responder, enmudeció.
Página 33 - Que no tiene hoy la Iglesia mayores lobos, ni enemigos, ni tiranos, ni robadores, que los que son Pastores de ánimas y tienen mayores rentas...
Página 65 - Mui cierta señal es de torpe ingenio el hablar mal i apassionadamente de su contrario, o de los enemigos de su Príncipe, o de los que siguen diversa secta, o de peregrinas gentes; agora sean ludios, agora Moros, agora Gentiles, agora Cristianos; porque el grande ingenio vee en todas tierras siete leguas de mal camino, en todas partes hai bien i mal...
Página 31 - Obispotes, llenos de buenos bocados y de puerros y especia...», los cuales «no han vergüenza de gastar el mantenimiento de los pobres en usos de soberbia y luxuria», y añade que «el dia de la muerte hará en ellos gran gira el demonio»?
Página 140 - ... lo que con razón lo sentiré, viéndome en 48 años de edad y con el Príncipe de tres, dejándole la Hacienda tan sin orden, como hasta aquí. Y además de esto, qué vejez tendré, pues parece que ya la comienzo, si paso de aquí adelante, con no ver un día con lo que...
Página 202 - ... ordinario que estaba en frente, aderezado como para sermon. Y habiendo sacado el edicto para leerle, el inquisidor D. Diego Ramirez le envió á mandar que esperase hasta que su Señoria Reverendisima hubiese predicado.
Página 66 - No hay más de dos tierras en todo el mundo: tierra de buenos y tierra de malos. Todos los buenos, agora sean judíos, moros, gentiles, cristianos o de otra secta, son de una mesma tierra, de una mesma casa y sangre; y todos los malos de la misma manera.
Página 206 - Castro con toda la gente delante y la recámara detrás, notando esto último Juan de Salinas á quien permitieron bajase á verlos cabalgar y partir para que despues pudiese cerrar la puerta de su -casa por ser media noche. Con el mismo secreto que salió el arzobispo de Tordelaguna así entró en Valladolid en las cárceles del Santo Oficio, de calidad que en muchísimos...

Información bibliográfica