Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

(1) Sólo anoto las principales; las que pueden inducir en el error. Las obvias las reparará el lector. Por razones especiales también dejo de tachar las de los diptongos latinos. Hice mal en no seguir el método que he seguido después al imprimir el Apéndice.

Me advierte además el sabio y benévolo autor de la carta - prólogo, que honra esta obra, que no es extraña, como en ella se dice, en la pág. 20, la evolución de Simón en Ximénez y Jiménez. Así es verdad, que no es extraña en cuanto al modo con que se ha verificado el cambio; porque harto claro es que la S de Simón cambió en X primero, y después en J. Mi extrañeza no versa sobre eso, sino sobre el fenómeno raro de que en los labios del pueblo español se haya obrado esa evolución de una S en la gutural áspera J; porque no aparece la razón del cambio por ningún lado, estudiando la lengua castellana. Tenga igualmente en cuenta el lector que en la pág. 205 debiera decirse para mayor claridad y propiedad, en lugar de semita, judío; porque así se entiende mejor la contraposición de las culturas árabe y judía, que allí se insinúa. También en la pág. 350 aparece como autor Mileto; pero no ha de leerse así, sino el autor de la Crónica de Mileto. Los eruditos denominan así a la crónica mencionada, porque se la halló en aquella ciudad.

[graphic][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed][subsumed]
« AnteriorContinuar »