Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Sustanciacion del juicio, se denominan arliculos de prévio y especial pronunciamiento.

Es necesario fijar mucho la atencion, al suscitarse estos incidentes, sobre la relacion ó intimidad que puedan tener con el punto principal del litigio ó del proceso, para deducir si corresponde ó no su admision. Ni el reglamento provisional, ni la nueva ley de enjuiciamiento han podido descender a determinar in-. dividualmente cuáles son los artículos incidentales admisibles. Dicho reglamento prevenia, que no se admitieran otros que los autorizados por las leyes, y solo en el tiempo y forma que las mismas prescriben; pero muy pocas disposiciones legales, si acaso bay alguna, pueden citarse, en que se prevenga cuáles incidentes son ó no dignos de audiencia. Sin embargo, la ley de enjuiciamiento civil ha concretado mas su precepto, fijando dos reglas que ofrecen bastante claridad sobre esta materia, á saber:

1. Que el artículo ó incidente tenga relacion mas o menos inmediata con el asunto principal.

2.° Que sea repelido, si es completamente ajeno del objeto del asunto principal; sin perjuicio en este caso del derecho que tenga el que hubiere promovido el artículo para solicitar en otra forma lo que hubiere intentado en el mismo (1).

Teniendo presente estas dos reglas, será fácil conocer los artículos admisibles o denegables; y con arreglo á ellas se podrá deducir, que se hallan en el primer caso, por ejemplo, los que se promuevan en juicio sobre la restitucion in integrum de algun término perentorio, sobre la reclamacion de nulidad de parte de las actuaciones por algun vicio en la tramitacion, sobre reposicion de sentencia interlocutoria, sobre si se ha de recibir ó no á prueba el juicio, sobre las incidencias de los embargos, terceria de dominio ó de mejor derecho, y otras muchas de igual naturaleza.

Los artículos ó incidentes admisibles segun las reglas expuestas, pueden ser de dos clases:

(1) Arts. 337 y 338 de la ley de enjuiciamiento civil, conformes sustancialmente con la regla 1.", art. 48 del reglamento provisional. TOMO II.

12

1. Los que pongan obstáculo al seguimiento del punto principal del juicio.

2. Los que no opongan ningun inconveniente al curso del mismo (1).

Se halla en el primer caso todo incidente, sin cuya prévia y expresa resolucion és absolutamente imposible de hecho 6 de derecho continuar sustanciando el juicio; como sucede, por ejemplo, en las excepciones dilatorias, en la recusacion, en la reposición de una providencia que cause gravámen irreparable, en las tercerias de dominio, y otros varios de igual clase. En todos estos casos el incidente debe sustanciarse en la misma pieza de autos ó proceso, quedando suspenso entre tanto el curso del asunto principal (2). Pero por el contrario, corresponden al se gundo caso aquellos en que no hay obstáculo en sustanciarlos simultáneamente, sin suspender la marcha del asunto principal, como por ejemplo, el artículo sobre terceria de mejor derecho, la cual puede seguirse al mismo tiempo que el punto capital del juicio; en cuyo caso debe sobre el incidente formarse pieza separada , con los insertos que las partes señalen, á costa del que baya promovido el expediente (3).

Toda esta doctrina, que es la establecida en la nueva ley de procedimientos y en la jurisprudencia comun de los tribunales, és aplicable à toda clase de juicios, lo mismo al civil que al criminal; y solamente podrá tener alguna limitacion respecto á este último, en cuanto al tiempo ó período del juició en qué baya de promoverse y ser admisible el artículo , pues tratándose; por ejemplo, de ciertos incidentes, como el de declinatoria de jurisdicción, recusacion y algun otro, no puede admitirse el incidente en el principio del sumário; mientras que en el juicio' civil en cualquiera época son procedentes los artículos legalmente calificados de tales.

En cuanto a la sustanciacion de los incidentes, la ley de procedimiento civil determina los trámites sencillos que deben seguirse, y no vemos inconvenienté en que los mismos se observen en los juicios criminales.

Art. 830340 de la ley de enjuiciamiento civil.

citado y 341. (8) Art. 340 citado.

Promovido, pues, el artículo , y formada en su caso la pieza separada, debe darse vista a la parte adversaria por término de seis dias, pasándose despues copia de lo que expusiere al que lo hubiere promovido. Si las partes convienen en que el incidente se reciba á prueba, ó si habiéndolo pedido una sola, lo cree el juez procedente, se accede á ello, por un término que no puede bajar de ocho dias, ni exceder de veinte, segun las circunstancias del caso. No habiendo pedido prueba ninguna de las partes, manda el juez traer a la vista el pleito para sentencia; y si despues de decretarlo asi, se pidiere, debe ser denegada (1).

Hechas las pruebas, y trascurrido el término señalado, se unen á las actuaciones, y se manda traer estas a la vista con citacion. Si dentro de los dos dias siguientes á la ejecucion de esta diligencia se pide señalamiento de dia para la vista, se debe verificar asi, poniéndose las pruebas de manifiesto en la es – cribania para instruccion de las partes, por el término que medie desde el señalamiento hasta el de la vista , y asistiendo a ella los letrados defensores (2) e Verificado dicho acto, o si no se hubiere pedido señalamiento, pasados los dos días siguientes al de la citacion, el juez dicta sentencia en ambos casos dentro de tres dias. Estas sentencias son apelables siempre en ambos efectos; y si se propone el recurso, se admite sin mas trámites, y se remiten las actuaciones ó la pieza separada en su caso al tribunal superior, con citacion de las partes (3).

[merged small][graphic]
[merged small][ocr errors][ocr errors][merged small]
[ocr errors]

Todas las resoluciones ó mandatos de los jueces y tribunales dictados en el curso de los juicios, desde su principio hasta su terminacion pueden ser:

1. Providencias de mera sustanciacion.
2.• Autos para mejor proveer.
3. Sentenciás interlocutorias y definitivas.

1. Providencias de mera sustanciacion son aquellas que tienen por objelo únicamente dirigir el curso de los trámites judiciales, como por ejemplo las que consisten en dar vista ó traslado, conceder o ampliar un término, mandar citar á las partes, y otras de igual naturaleza.

Tanto los jueces como los tribunales dictan estas providencias sin reconocimiento de autos ó procesos ni celebracion de vista pública, sino dándoles cuenta los escribanos, ó los relatores en su caso, y resolviendo en el acto, ó despues si ofrecieren alguna duda. Para dictar estos autos en las salas de justicia, ya di-jimos, al tratar del régimen de los tribunales, que bastan dos ministros si concurren solo tres; y el orden y método que se observa en este despacho.

2.0 Autos para mejor proveer. Cuando al ver los jueces o los tribunales un proceso para dictar sentencia definițiva, encuentran algun hecho oscuro ó dudoso, y su ánimo no se halla convencido con la evidencia que se requiere para formar un juicio exacto, les queda un medio para traer mayor luz al juicio y averiguar la verdad, cual es, el de decretar la ejecucion de alguna diligencia indagatoria que esclarezca, si es posible, los hechos. En este caso está en sus facultades, y aun puede decirse que tienen la obligacion de dictar un auto ó providencia para mejor proveer. Estos autos pueden acordarlos de oficio sin solicitud ni citacion de las partes.

En lo civil pueden con este objeto:

1.o Decretar que se traiga á la vista cualquier documento que crean conveniente para esclarecer el derecho de los litigantes.

2. Exigir confesion judicial á cualquiera de ellos, sobre hechos que estimen de influencia en la cuestion y no resulten probados.

3.o Decretar la práctica de cualquier reconocimiento ó ávalúo que reputen necesario.

4.° Traer a la vista cualesquiera autos que tengan relacion con el pleito (1).

La ley no señala un término especial dentro del cual hayan de dictarse los autos para mejor proveer; por lo cual parece que debe hacerse dentro del señalado para toda providencia interlocutoria.

En lo criminal tienen la misma latitud los jueces y tribunales para proveer dichos autos, pues previene la ley (2), que dentro de los tres dias de conclusa la causa , si el juez, y lo mismo debe entenderse el tribunal, hallare en ella defectos sustanciales que subsanar, ó faltaren algunas diligencias precisas para el cabal conocimiento de la verdad, acuerde, que para determinar mejor se practiquen sin pérdida de momento todas las que fueren indispensables ; pero entendiéndose bajo su responsabilidad, en el caso de dar márgen con esto á dilaciones innecesarias.

3.° Sentencias interlocutorias y definitivas. Son interlocutorias las sentencias que deciden todo artículo ó incidente ocurrido en el curso de un proceso, y definitivas las que concluyen ó terminan la cuestion litigiosa, en aquella instancia. En ambos casos, si el asunto fuere civil lienen los jueces y tribunales para dictarlas el término de doce dias contados desde la citacion de las partes, y si se ha celebrado vista pública, solamente ocho dias desde el siguiente al en que hubiere terminado aquel acto; pero ambos términos pueden ampliarse hasta quince dias si los autos exceden de mil folios (3). Y si trascurren sin dictarse sen

(1) Art. 48 de la ley de enjuiciamiento civil.
(2) Regla 12, art. 51 del reglamento provisional."
(3) Art. 331 de la ley de enjuiciamiento civil.

« AnteriorContinuar »