El tesoro español, ó, Bibliotheca portatíl española: que contiene extractos escogidos de los mas celébres escritores españoles : con notas para la ilustracion y mayor claridad de los voces y sentencias, que hubieran podido ofrecer alguna dificultad, Volumen1

Portada
Dulau, 1802
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 234 - Estos hombres (si ya no son algunos monstruos que arrojó la mar en nuestras costas) roban nuestros pueblos, viven...
Página 30 - ... que no lo es. La honra nadie ignora que es parto legítimo de la virtud. Por eso los Romanos edificaron unidos los templos de estas dos dichas, que veneraban como deidades, de modo que solo por el templo de la virtud se podia entrar al templo del honor. Los mismos que huyen de la práctica de la virtud, la miran con estimacion, y reverencia. La salud y larga vida es mas natural y posible en el hombre virtuoso, por la templanza con que vive, al paso que el vicioso con sus excesos se estraga la...
Página 224 - ... tratándose en lo interior de su ánimo como quien empezaba á coronarse con los pensamientos de la corona. Puso luego toda su felicidad en ir ganando voluntades...
Página 244 - ... hay un Dios verdadero, principio eterno sin principio ni fin de todas las cosas , cuya omnipotencia infinita crió de nada esa fábrica maravillosa de los cielos , el sol que nos alumbra , la tierra que nos sustenta, y el primer hombre de quien procedemos todos con igual obligacion de reconocer y adorar á nuestra primera causa. Esta misma obligacion...
Página 90 - Madrastra se mostró la Naturaleza con el hombre, pues lo que le quitó de conocimiento al nacer, le restituye al morir: allí porque se perciban los bienes que se reciben y aquí porque se sientan los males que se conjuran.
Página 258 - Poco ha que aguardábamos á nuestros enemigos con esperanzas de vencerlos al reparo de esa ribera ; ya los tenemos descuidados y desunidos, militando por nosotros el mismo desprecio con que nos tratan. De la impaciencia vergonzosa con que desampararon la campaña, huyendo esos rigores de la noche, pequeños males de la naturaleza , se colige cómo estarán en el sosiego unos hombres que le buscaron con flojedad y le disfrutan sin recelo.
Página 268 - No niego los vicios de muchas. ¡ Mas ay ! si se aclarara la genealogía de sus desórdenes, ¡cómo se hallaría tener su primer origen en el porfiado impulso de individuos de nuestro sexo ! Quien quisiere hacer buenas á todas las mujeres , convierta á todos los hombres.
Página 240 - ... vituperio. En algunas partes os habrán dicho de mí que soy uno de los dioses inmortales, levantando hasta los cielos mi poder y mi naturaleza; en otras que se desvela en mis opulencias la fortuna, que son de oro las paredes y los ladrillos de mis palacios, y que no caben en la tierra mis tesoros; y en otras que soy tirano, cruel y soberbio; que aborrezco la justicia y que no conozco la piedad.
Página 247 - ... pero de grande utilidad para la fábrica de la sal, que beneficiaban cerca de sus orillas, purificando al Sol, y adelgazando con el fuego las espumas, y superfluidades que despedía la resaca.
Página 224 - Afectaba grande obediencia y veneración a su rey, y extraordinaria modestia y compostura en sus acciones y palabras, cuidando tanto de la gravedad y entereza del...

Información bibliográfica