Imágenes de páginas
PDF
EPUB

los derechos de los cristianos conversos. ¿Cuál es su espíritu? Atraer y proteger. ¡Admirables disposiciones que llevaban una gota de consuelo al atribulado corazon de aquellos oprimidos! Esas bulas pontificias favorecieron la conversion de los Israelitas, y fueron el escudo que defendió de tiranías á sus descendientes cristianos.

¿En Mallorca sucedió así? No debió de suceder así, pues se dice que nosotros descendemos de los convertidos en 1435; y las personas llamadas de la Calle, continuamos aún en el estado en que se hallaban los llamados tornadizos en la Edad media, los llamados cristianos nuevos en el siglo del Renacimiento.

Puedo, pues, decir con tanta amargura como profunda verdad: En Mallorca las bulas pontificias han sido letra muerta; Mallorca en esta gran cuestion de la equidad cristiana; Mallorca, la fiel, la católica, no ha obedecido al Pontífice romano.

viscera conmendamus, ut eos patrocinio foveant, auctoritate adjuvent, potentia tueantur, neque ab aliis... ulla in re indebitè vexari patiantur. Universosque ubique terrarum christifideles in Unigeniti Filii Dei et Salvatoris nostri Jesuchristi, cujus vice fungimur, nomine hortamur et obsecramus ne venientes ex Infidelitate, præsertim pauperes despiciant aut aversentur; sed potius novella hujuṣmodi Ecclesiæ germina officiis ac beneficiis, prout quisque poterit, excolere, et irrigare non desint, atque ut veros in Christo fratres ac Domesticos Fidei effectos benignè excipiant, in necessitatibus sublevent, et omni demum Christianæ charitatis genere prosequantur; ut de suscepto Sanctæ Fidei proposito gaudium ipsorum sit plenum, et exultatio, iis vero qui foris sunt et adhuc infidelitatis caligine detinentur, ad ejusdem Santæ Matris Ecclesiæ gremium properandi desiderium excitetur.»>>

§ 13. «Nulli ergo omnino hominum liceat paginam hanc nostræ confirmationis, approbationis, innovationis, declarationis, extensionis, statutorum, decretorum, mandatorum, sanctionis, ordinationis, præceptorum, admonitionis, conmendationis, irritationis, cassationis, derogationis, et voluntatum infringere, vel ei ausu temerario contraire. Si quis autem hoc atentare præsumpserit, indignationem Omnipotentis, et Beatorum Petri et Pauli Apostolorum Ejus se noverit incursurum. Datum Romæ apud Sanctum Petrum, anno Incarnationis Dominicæ millessimo, septingentessimo quarto.-Quinto Idus Martii, Pontificatus nostri Anno quarto.»>

OBJECIONES Y DOCUMENTOS.

Mallorca, digo, en esta cuestion de clases no ha obedecido al Pontífice romano; como no ha obedecido al Evangelio, al TODOS SOIS HERMANOS, salido de la boca del Hombre-Dios. Voy á presentar más datos: plantearé la cuestion en el terreno de las leyes y de la historia, sin huir de ninguna objecion por astuta y formidable que sea.

Las familias llamadas de la Calle, para los efectos de las leyes eclesiásticas antiguas, de las Bulas, y hasta de los decretos de la Inquisicion, (decretos que algunos preocupados mallorquines no se han avergonzado de recordər, y que examinaré más abajo); para los efectos de esa legislacion, descienden:

ó de cristianos antiguos;

ó de judíos y moros convertidos al Cristianismo, y despues siempre fieles seguidores de la Religion;

ó de judíos y moros relapsos, esto es, que recayeron en el Judaísmo y Mahometismo; ya fuese real, ya supuesta la recaída.

Me parece que la division no puede ser más completa; todos los cabos están atados, y no es posible hallar otro orígen.

Pues bien; tanto si descendemos de cristianos viejos (nombre que se inventó en tiempos de mucha fe y poco sentido comun); como si descendemos de judíos y moros convertidos, siempre fieles; ó de judíos y moros relapsos, que volvieron á su ley primera; en los tres casos, afir

mo que no se nos ha tratado como mandan la Religion y las leyes.

$ 1.-Descendencia de cristianos antiguos.

Si las familias perseguidas en Mallorca, descienden de los cristianos de siempre, de los que vinieron á la Isla con los pisanos y genoveses del conde Berenguer en el siglo XII, con los provenzales y catalanes de D. Jaime en el siglo XIII, ó con otra cualquiera inmigracion, por ejemplo, con la de los aragoneses de D. Pedro IV en el siglo XIV y de los castellanos en el siglo XVI; si descienden de aquellos marinos y guerreros, comerciantes é industriales ó empleados militares y civiles del Rey, cristianos de siempre; nadie puede ménos de confesar que la persecucion de que han sido víctimas es atrozmente injusta, no ya considerada desde el punto de vista religioso y legal, sino áun desde el punto de vista de las preocupaciones populares. Y que esto sea así, es decir, que las familias llamadas de la Calle, ó, al ménos, muchas de ellas, no descienden de judíos, sino de cristianos originarios lo prueba el que sus apellidos más característicos se encuentran en los documentos más antiguos del Cristianismo en la Isla. El apellido Pomar, recuerda el de D. José Pérez de Pomar, virrey de Mallorca en 1647, y el de un valeroso soldado, Pedro Pomar, del ejército del Rey D. Jaime. Uno de los almogávares que más se distinguieron en la conquista de Valencia, el que capitaneó las tropas aragonesas en el combate del Puig, cerca de la ciudad del Turia, se llamaba Aguiló: el Dean de la Catedral de Mallorca en 1315 se llamaba Bartolomé Valenti, como he dicho en el Capítulo I. La familia de D. Bartolomé Cortés, primo de mi madre, ostentaba escudo heráldico, sobre su sepulcro del convento

de Santo Domingo de Palma, por estar emparentada en el siglo XVI con la familia de Hernan Cortés; y tanto es así que cuando á mi tío materno D. Ignacio Cortés, se le nombró canónigo de Jalapa, en Méjico, (muerto en Barcelona el año pasado al regresar á Mallorca, su patria), el Gobierno de aquel país le reconoció el título de descendiente del afamado extremeño que venció á los Mejicanos en Otumba. En el tomo I de las Memorias para servir à la Historia Eclesiástica general y política de la Provincia de Mallorca, escritas por D. Antonio de Furió y Sastre, publicadas en Palma, imprenta de Salvador Savall, año 1820; consta que floreció en el siglo II de la general conquista y restauracion de la Fe en nuestra Isla, el V. P. Fray Francisco Miró; y dice así: «V. P. Fray >>Francisco Miró. Natural de Palma y religioso del órden >>de Santo Domingo cuyo hábito vistió en 1403; y profesó >>día 30 de Marzo de 1404. Dió en todos tiempos grandes >>señales de ser verdadera su vocacion por la observancia >>de la regla y constituciones de la órden que con tanto >>rigor mantenía. Fué muy apreciado del rey D. Alonso, >>de quien era privado y predicador. Fué electo despues >>Inquisidor apostólico de este reino de Mallorca; desem>>peñando el encargo como copia fiel de su P. Santo Do>>mingo, é imitador glorioso de San Vicente Ferrer en >>sus apostólicas predicaciones; renovó Dios el milagro >>que obró con sus discípulos en el Cenáculo, pues pre>>dicaba nuestro V. en mallorquin y le entendían en su >>propio idioma todas las muchas naciones y diversas »gentes que entonces habitaban la Isla por su gran co>>mercio. Murió en la tranquila muerte de los justos el »año 1442: su retrato está en el claustro de su Real >>convento entre los demas Santos de la Órden, con la >>siguiente inscripcion: El V. P. Maestro Fray Fran»cisco Miró, Mallorquin, hijo y Prior de este Real con

>>vento de Santo Domingo, eminente varon en todas le»tras, predicador del Rey D. Alonso y su privado, 2.o San »Vicente, pues su lenguaje mallorquin era entendido de »otras naciones, Inquisidor apostólico de este Reino de »Mallorca. Hizo profesion à 30 de Marzo de 1404, y mu»rió en 1442. >>

En tiempo de Felipe II, Francisco Marti fué cautivado por los Argelinos, y para servir á su Rey exploró cuanto había y se hacía en Argel; lo refirió todo desde su cautiverio, exponiendo su vida á un evidente peligro, y dió tan importantes instrucciones á la córte de Madrid, que el Monarca le honró con el título de ciudadano noble de Mallorca. De este Francisco Martí descienden varias familias que llevan ese apellido. Era cristiano, pues, á no haberlo sido, Felipe II no le hubiera concedido la investidura de caballero.

Y sólo cito nombres de personas que murieron ántes de 1691, para que mejor se eche de ver la notoria antigüedad cristiana de nuestras familias. Me han asegurado que en los archivos de la Catedral consta que existió en el siglo XV un canónigo llamado Taronjí. Y á propósito de la Catedral, hé aquí una lista de Beneficiados en ella, anteriores al año 1691; Beneficiados que fueron antepasados de las actuales familias, víctimas de la preocupa

cion:

POSESORIOS DE VARIOS, BENEFICIADOS

DE LA SANTA IGLESIA CATEDRAL DE PALMA.

Vuy dilluns á 12 de Octubre de 1439, possessori á Mossen Bernat Aguiló.

A 22 Mars de 1442, possessori á Mestre N. Cortés per lo Benifet de les estoles,

« AnteriorContinuar »