Imágenes de páginas
PDF
EPUB

SISTEMA GRAMATICAL

Y CRESTOMATIA

DE LA LENGUA CATALANA,

POR

D. Antonio de Bofarull.

2

BARCELONA:
LIBRERÍA DE EL PLUS ULTRA,
RANBLA DEL CENTRO, NÚMERO 15.

1864.

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][ocr errors]

Barcelona: Imp. de Luis Tasse, Arco del Teatro, callejon entre los m. 24 y 23.-4864.

AL LECTOR.

Obras hay cuyo título dispensa al autor de todo preliminar ó advertencia, pues por sí solo revela ya la idea que se ha propuesto el que lo ha escogido. La diversidad que ofrece el de la presente no me dispensa de anunciar sin prevenir; sin embargo, será breve la advertencia, por encontrarse en el mismo cuerpo de la obra todas las salvedades que aquí pudiera hacer. Los Estudios explican el origen, desarrollo y marcha de la lengua hasta nuestros dias: con ello se verá la necesidad de lo segundo, del sistema gramatical, sobre todo cuando se trata de devolver, en el círculo literario, la importancia á una lengua que la tuvo grande en otros dias; y con lo último, esto es, con la Crestomatia, quedarán justificados los motivos que el autor haya tenido para formar las reglas, al paso que se desvanecerán las infundadas ilusiones que algunos hayan tenido para creer en tal ó cual sistema, sobre todo en lo que conviene á la parte ortográfica.

Si el lector fuere catalan y tuviere necesidad de escribir en su idioma natural, atienda, para reconocer la utilidad de mi obra, á que, cuando menos, le facilito un sistema, como, bueno ó malo, debieran tenerlo todos los que escriben, pues, si bien se observa, muchos son los que no tienen ninguno, usando, á veces en una misma página, una voz de tres ó cuatro maneras distintas.

[ocr errors][ocr errors]

Al lector castellano que se digne leer la obra, solo he de advertirle, que el pensamiento de escribirla es puramente científico, tanto para probar la categoría que merece entre los idiomas la antigua lengua catalana, como para rechazar el desden de gente ignorante, que, sin conocerla, se complace en tratarla de gerga y dialecto, y no sabe ver en el esfuerzo literario de Cataluña mas que peligrosas miras de emancipacion, antipatías y preocupaciones. De seguro que á nadie le ha de pesar saber dar razones en pro ó en contra hasta de aquello que no necesita ó no le satisface, y mas en estos tiempos, en que el afan por saber es cada dia mas excesivo, y en que un simple pedazo de hierro, como objeto arqueológico, absorve la atencion de sabios y academias y da pié á memorias y discusiones las mas importantes. Con que, valiendo un idioma, por decaido que esté, más que un pedazo de hierro, bien merece ser conocido y estudiado, pues injusto es el desden, cuando nada se conoce del objeto despreciado.

Yo espero que, despues de examinado mi trabajo, el lector, sea quien fuere, tendrá, cuando menos, compasion del autor por su virtuosa constancia en hacer lo que otros mas capaces debieran haber hecho ya, pero que han carecido de resolucion para emprenderlo.

A. B.

[merged small][merged small][ocr errors]

Origen y desarrollo de la lengua catalana hasta últimos del si

glo XV,

Si las lenguas neolatinas se formaron de la descomposicion del latin y á fuerza de influencias estrañas, podemos sentar como principio que todas aquellas empezaron siendo dialectos. Aun mas: si por las influencias estrañas fué como tomó carácter y fisonomía especial cada lengua, hasta podemos añadir que acaso ciertas lenguas modernas no son ya dialectos del latin, sino dialectos de dialectos, puesto que la diversidad de influencias ha hecho tomar diferentes fisonomías en opuestos límites de un territorio á un lenguage que, en remotos siglos, pudo parecer comun y homogéneo en todo el ámbito de aquel.

Diferenciar ahora los idiomas que pueden merecer el nombre de hijos y aquellos que soio pudieran llamarse nietos seria cosa muy difícil, y a existir datos de aquellos siglos en que pudieron verificarse las transformaciones, quizá veríamos que varias lenguas modernas, junto con muchos dialectos que se han ido transformando y vulgarizando, no formarían entónces mas que un solo idioma. Así quizá encontraríamos, antes de las irrupciones sar

« AnteriorContinuar »