el averiguador universal

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 104 - Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.
Página 23 - ... Dios, para quererte el cielo que me tienes prometido, ni me mueve el infierno tan temido para dejar por eso de ofenderte. Tú me mueves, Señor; muéveme...
Página 75 - Y con los pies apenas toque el suelo. » Mas luego recobrado, Y del primer horror convalecido, El pecho al suelo unido, Traiga el rabo del uno al otro lado, Y cosido en la tierra, observe atento : Y cada movimiento Que en ti llegue a notar su perspicacia, Le provoque al asalto y le dé audacia.
Página 315 - ... no será muy difícil hacerle creer que una labradora, la primera que me topare por aquí, es la señora Dulcinea...
Página 247 - Nos últimamente fecha sobre la impresión de los libros dispone, fue acordado que debíamos mandar dar esta nuestra carta para vos en la dicha razón, y Nos tuvímoslo por bien. Por la cual...
Página 62 - Riberas del Duero arriba Cabalgan dos zamoranos, Las divisas llevan verdes, Los caballos alazanos, Ricas espadas ceñidas, Sus cuerpos muy bien armados, Adargas ante sus pechos, Gruesas lanzas en sus manos, Espuelas llevan ginetas, Y los frenos plateados. Como son tan bien dispuestos, Parecen muy bien armados, Y por un repecho arriba Salen...
Página 310 - Hay en ella unos árboles, ni muchos, ni galanes, ni grandes; más parecen enfermedad del sitio que amenidad influida. Humedece este soto, dividido en listas, Manzanares, poco más que si señalaran la tierra con el dedo mojado en saliva.
Página 330 - Bosque-, y más bellaco que tonto y que valiente. -Eso no es el mío -respondió Sancho-: digo, que no tiene nada de bellaco; antes tiene una alma como un cántaro: no sabe hacer mal a nadie, sino bien a todos, ni tiene malicia alguna: un niño le hará entender que es de noche en la mitad del día; y por esta sencillez le quiero como a las telas de mi corazón, y no me amaño a dejarle, por más disparates que haga.
Página 17 - ... descubriendo más tesoro que cuando sale de Oriente Febo con mayor decoro ; -en su rostro celestial mezclando el carmín de Tiro con alabastro y cristal, en sus ojos el zafiro y en sus labios el coral ; el cuerpo de nieve pura, que excede toda blancura, vestido del sol los rayos, vertiendo abriles y mayos de la blanca vestidura...
Página 11 - El bruto y así nos muestra Lo que otra causa le adiestra Sin de ello un punto faltar. El hombre es globo y esfera Y al de ruedas comparado Que estando bien concertado Trae su cuenta verdadera. Mas si prudencia no rige De su curso el movimiento Por una da hasta ciento Y el tiempo no le corrige. Sabe, hijo, que si vas...

Información bibliográfica