Fray Bartolomé de las Casas, sus tiempos y su apostolado: por Cárlos Gutierrez, con un prólogo de Emilio Castelar

Portada
Fortanet, 1878 - 460 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 53 - ... en aquella materia, tan ciego estaba por aquel tiempo el buen Padre, como los seglares todos que tenia por hijos...
Página 346 - VI, de buena memoria, que nos hizo la dicha concesión, de procurar inducir y traer los pueblos de ellas, y los convertir a nuestra santa fe católica, y enviar a las dichas Islas y Tierra Firme, prelados y religiosos, clérigos y otras personas doctas y temerosas de Dios, para instruir los vecinos y moradores de ellas a la fe católica, y los doctrinar y enseñar buenas costumbres, y poner en ello la diligencia debida, según más largamente en las letras de la dicha concesión se contiene.
Página 205 - Daremos por cuenta muy cierta y verdadera que son muertas en los dichos cuarenta años por las dichas tiranías e infernales obras de los cristianos, injusta y tiránicamente, más de doce cuentos de ánimas, hombres y mujeres y niños; y en verdad que creo, sin pensar engañarme, que son más de quince cuentos.
Página 211 - Decir así mismo los azotes, palos, bofetadas, puñadas, maldiciones y otros mil géneros de tormentos que en los trabajos les daban, en verdad, que en mucho tiempo ni papel no se pudiese decir y que fuese para espantar los hombres.
Página 345 - Gobernador de sus Altezas, lo castigue mucho por virtud de los poderes de sus Altezas que para ello lleva...
Página 431 - ... o como la mi merced fuese, lo qual, visto por los del nuestro Consejo de las Yndias, fue acordado que devía mandar esta mi cédula para vos.
Página 301 - ... quiero estar, esta iglesia es mi esposa, «o la tengo de desamparar; este es el alcázar de mi residencia, quiérele regar con mi sangre, si me quitaren la vida, para que se embeba en la tierra el celo del servicio de Dios que tengo y quede fértil para dar el fruto que yo deseo, que es el fin de la injusticia que la mancha y posee.
Página 346 - ... no consientan ni den lugar que los indios, vecinos y moradores de las dichas Indias y Tierra Firme, ganadas y por ganar, reciban agravio alguno en sus personas ni bienes, mas manden que sean bien y justamente tratados, y si algún agravio han recibido lo remedien y provean...
Página 131 - ... el filósofo era gentil, y está ardiendo en los infiernos. Y por ende tanto se ha de usar de su doctrina, cuanto con nuestra santa fe y costumbres de la religión cristiana conviniere.
Página 186 - Y acaeció vez, de muchas que esto hizo, que de cuatro mil indios no volvieron seis vivos a sus casas, que todos los dejaban muertos por los caminos.

Información bibliográfica