Centón epistolario del Bachiller Fernán Gómez de Cibdareal. Generaciones y semblanzas del noble caballero Fernán Perez de Guzmán. Claros Varones de Castilla, y letras de Fernando de Pulgar

Portada
En la imprenta real de la Gazeta, 1775 - 303 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 232 - Avive el seso y despierte, Contemplando Como se pasa la vida, Como se viene la muerte, Tan callando.
Página 111 - Enrique de Villena su saber para no morirse, ni tampoco le bastó ser tío del Rey para no ser llamado por encantador. Ha venido al Rey el tanto de su muerte; é la conclusión que vos puedo dar será, que asaz D.
Página 232 - Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar que es el morir; allí van los señoríos derechos a se acabar y consumir; allí los ríos caudales, allí los otros, medianos y más chicos; allegados son iguales, los que viven por sus manos y los ricos.
Página 234 - Los estados y riqueza que nos dexan a deshora. ¿quién lo duda? No les pidamos firmeza, pues que son de una señora que se muda.
Página 232 - Pues si vemos lo presente cómo en un punto se es ido y acabado, si juzgamos sabiamente daremos lo no venido por pasado.
Página 237 - Aquel de buenos abrigo, amado por virtuoso de la gente, el Maestre don Rodrigo...
Página 233 - Aquel solo me encomiendo, aquel solo invoco yo de verdad, que en este mundo viviendo, el mundo no conoció su deidad. 22 Este mundo es el camino para el otro, que es morada sin pesar; mas cumple tener buen tino para andar esta jornada sin errar.
Página 238 - No dejó grandes tesoros, ni alcanzó muchas riquezas ni vajillas, mas hizo guerra a los moros, ganando sus fortalezas y sus villas; y en las lides que venció caballeros y caballos se prendieron, y en este oficio ganó las rentas y los vasallos que le dieron.
Página 234 - ¡por cuán baxos y abatidos que los tienen! Otros que por no tener, con oficios no debidos se mantienen. Los estados y riqueza que nos dexan a deshora. ¿quién lo duda?
Página 239 - El vivir que es perdurable no se gana con estados mundanales, ni con vida deleitable en que moran los pecados infernales; mas los buenos religiosos gánanlo con oraciones y con lloros; los caballeros famosos con trabajos y aflicciones contra moros.

Información bibliográfica