Opiniones

Comentarios de usuarios

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

Capitulo V de mi tesis doctoral
Los bucaneros.

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

En Imperios del mundo atlántico, John Elliot maneja la historia comparada para analizar el papel y experiencias del Imperio español junto al británico en América. Desde la perspectiva de las políticas ejecutadas por las coronas española y británica hacia sus dominios en el Nuevo Mundo entre 1492 y 1830, analiza y compara las características principales de ambos imperios.
El libro se divide en tres partes, que a su vez se subdividen analizando los principales aspectos de la acción española y británica en el Nuevo Mundo. De esta manera, señala una primera parte acerca de la ocupación, seguida de la consolidación y la emancipación. En la primera parte, La ocupación, señala los principales aspectos que dieron forma a los asentamientos europeos en el Nuevo Mundo. Para ello, no se remonta a los antecedentes en Europa o a la situación social y política del Nuevo Mundo, sino que desarrolla el actuar de España e Inglaterra, en sus primeros contactos con América. Por ello, es importante señalar que el autor es consiente de hacer una comparación sobre dos acontecimientos que comenzaron en diferentes periodos, la de España a principios del siglo XVI, y la de Inglaterra a fines del mismo. Aunque su análisis pareciera ser eurocéntrico, no descuida la consideración a los americanos; después de todo, se trata de las empresas europeas en otro continente, no en el propio.
De esta manera, señala los puntos en que convergieron españoles e ingleses en su ocupación americana, donde resalta que a pesar de enfrentarse a circunstancias distintas, utilizaron experiencias previas en su ocupación (Granada para los españoles e Irlanda para los ingleses); se valieron de una tradición legislativa medieval, acorde a las ideas y ambiciones políticas del siglo XVI y sus eventuales modificaciones para legitimar su proceder con los incas y mexicas (españoles), o bien con los powhatan (ingleses).
Así pues, establece la importancia de la mentalidad española e inglesa para la comprensión de dicho proceder, es decir, la influencia de sus culturas y de determinados acontecimientos al momento de establecerse en las Américas. Del lado de España: la religión católica, la guerra de Reconquista y la tradición política hispánica; mientras que del lado inglés: la Reforma protestante, la conquista de Irlanda y la tradición parlamentaria. De ahí, el autor desprende su análisis e interpretación para la inicial conformación de cada imperio en este continente.
Sin embargo, en este último aspecto, el autor da mayor peso a las consideraciones europeas que a los factores americanos, particularmente en lo que respecta a la evangelización en la América española, lo cual casi no aparece del lado inglés, pues reconoce que hubo poco y casi ninguna evangelización y aculturación inglesa entre los nativos norteamericanos.
También analiza el factor económico, a través del papel español e inglés en la explotación de los recursos americanos, no solo como respuesta a las necesidades del momento en Europa, sino como ampliación de las mismas, ya que, al mismo tiempo que se extraían los recursos americanos, los europeos también implantaron sus formas de actividades económicas, ajustándolas y ampliándolas según la realidad americana: tal es el caso de la producción de azúcar y la esclavitud africana que la sustentaba; y el establecimiento de legislaciones e instituciones que dirigían dichas prácticas, como la Casa de Contratación de Sevilla, los consulados españoles y el Acta de Navegación inglesa.
La segunda parte es más comparativa, pues señala los aspectos por los que se fueron conformando las dominaciones española e inglesa en el Nuevo Mundo. Para ello, en primer lugar pondera términos históricos como imperio, colonia, reino e Indias, con tal de dejar en claro la situación de cada uno de estos actores en su proceder respecto a América, pero también de los intentos de ajuste europeo al Nuevo Mundo, de donde el autor puede exponer mejor los factores que permitieron la implantación de
 

Todos los comentarios - 5
5 estrellas - 0
3 estrellas - 0
2 estrellas - 0
1 estrella - 0

Todos los comentarios - 5
Comentarios editoriales - 0

Todos los comentarios - 5