La Araucana su autor don Alonso de Ercilla y Zúñiga, Volúmenes1-2

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 3 - Chile, fértil provincia y señalada, en la región antartica famosa, .de remotas naciones respetada por fuerte, principal y poderosa : la gente que produce es tan granada, tan soberbia, gallarda y belicosa, que no ha sido por rey jamás regida, ni a extranjero dominio sometida.
Página 36 - ... los marchitos campos restauraba la frescura perdida y sus colores, aclarando aquel valle la luz nueva, cuando Caupolicán viene a la prueba.
Página 42 - Las cargas en hilera y órden juntas , Habiendo entre los haces sepultado Astas fornidas de ferradas puntas ; ' Y así contra el castillo , descuidado Del encubierto engaño , caminaban , Y en los vedados límites entraban. El puente, muro y puerta atravesando. Miserables, los gestos afligidos, Algunos de cansados cojeando , Mostrándose marchitos y...
Página 6 - ... van por calidad ni por herencia, ni por hacienda y ser mejor nacidos; mas la virtud del brazo y la excelencia, ésta hace los hombres preferidos, ésta ilustra, habilita, perficiona, y aquilata el valor de la persona.
Página 33 - Lo deja a las cinco horas de cansado; Gualemo lo probó, joven dispuesto, Mas no pasó de allí; y esto acabado, Angol el grueso leño tomó luego: Duró seis horas largas en el juego.
Página 104 - ¿Qué cosa puede haber sin amor buena? ¿Qué verso sin amor dará contento? ¿Dónde jamás se ha visto rica vena Que no tenga de amor el nacimiento? No se puede llamar materia llena La que de amor no tiene el fundamento ; Los contentos, los gustos , los cuidados , Son , si no son de amor , como pintados.
Página 38 - La luna su salida provechosa por un espacio largo dilataba ; al fin, turbia, encendida y perezosa, de rostro y luz escasa se mostraba ; paróse al medio curso más hermosa a ver la...
Página 3 - Y estos dos anchos mares, que pretenden Pasando de sus términos juntarse, Baten las rocas y sus olas tienden ; Mas esles impedido el allegarse : Por esta parte al fin la tierra hienden, Y pueden por aquí comunicarse. Magallanes, señor, fue el primer hombre Que abriendo este camino le dio nombre.
Página 30 - Caciques, del Estado defensores, codicia de mandar no me convida a pesarme de veros pretensores de cosa que a mí tanto era debida; porque^ según mi edad, ya veis, señores, que estoy al otro mundo de partida; mas el amor que siempre os he mostrado, a bien aconsejaros me ha incitado.

Información bibliográfica