El Monitor de la educación común, Temas472-474

Portada
Consejo Nacional de Educación, 1912
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 26 - Enero próximo, y de lo que sobre ella me han expuesto personas del más elevado carácter; estimulado de gravísimas causas, relativas a la obligación en que me hallo constituido, de mantener en subordinación, tranquilidad y justicia mis pueblos, y otras urgentes, justas y necesarias, que reservo en mi real ánimo...
Página 296 - Americanos que se nos presentase la ocasión de entrar al goce de nuestros derechos: el 25 de Mayo será para siempre memorable en los anales de nuestra historia, y vosotros tendréis un motivo más de recordarlo, cuando, en él, por primera vez, veis la Bandera Nacional en mis manos, que ya os distingue de las demás naciones del globo, sin embargo de los esfuerzos que han hecho los enemigos de la sagrada causa que defendemos para echarnos cadenas aun más pesadas que las que cargabais.
Página 293 - Independencia) nuestras armas aumentarán sus glorias. Juremos vencer a nuestros enemigos interiores y exteriores, y la América del Sud será el templo de la Independencia y de la Libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo: ¡Viva la Patria!".
Página 26 - ... que fuere omiso en mi Real indignación ; y encargo a los padres provinciales, prepósitos, rectores y demás superiores de la Compañía de Jesús se conformen de su parte a lo que se les prevenga, puntualmente, y se les tratará en la ejecución con la mayor decencia, atención, humanidad y asistencia, de modo que en todo se proceda conforme a mis Soberanas intenciones.
Página 306 - El sol de la civilización que alboreaba para fecundar la vida nueva; la libertad con el gorro frigio sostenido por manos fraternales como objeto y fin de nuestra vida; una oliva para los hombres de buena voluntad, un laurel para las nobles virtudes: He aquí cuanto ofrecieron nuestros padres y lo que hemos venido cumpliendo nosotros, como República y harán extensivo a todas esas regiones, como nación nuestros hijos.
Página 294 - Así la situación presente, como el orden y consecuencias de principios a que estamos ligados, exige por nuestra parte en materias de la primera entidad del Estado, que nos conduzcamos con la mayor circunspección y medida; por eso es, que las demostraciones con que...
Página 309 - Hay dos millones de alemanes ciudadanos, y otros tantos irlandeses y de todo origen, hasta venidos del Celeste Imperio. Aquí la amalgamación marcha con más lentitud. Acaso el fuego sagrado de la libertad, no es tan vivo todavía, para fundir las nacionalidades y hacer correr el duro bronce del pueblo regenerado, en que la humanidad va á presentar un nuevo tipo americano.
Página 294 - VS sus conceptos a las miras que reglan las determinaciones con que él se conduce, haga pasar como un rasgo de entusiasmo el suceso de la bandera blanca y celeste enarbola*da, ocultándola disimuladamente y sustituyéndola con la que »se le envía, que es la que hasta ahora se usa en esta Forta»leza...
Página 26 - ... he venido en mandar extrañar de todos mis dominios de España e Indias, islas Filipinas y demás adyacentes, a los regulares de la Compañía, así sacerdotes, como coadjutores o legos, que hayan hecho la primera profesión, ya los novicios que quisieren seguirles, y que se ocupen todas las temporalidades de la Compañía en mis dominios...
Página 305 - Ningún territorio fué, sin embargo, añadido a su dominio ; ningún pueblo quedó absorbido en sus anchos pliegues ; ninguna retribución exigida por los grandes sacrificios que nos impuso.

Información bibliográfica