El Censor: periódico político y literario, Volumen14

Portada
D. Leon Amarita, 1822
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 219 - Hasta pasados ocho años despues de hallarse puesta en práctica la Constitucion en todas sus partes, no se podrá proponer alteracion, adicion ni reforma en ninguno de sus artículos.
Página 59 - El objeto del Gobierno es la felicidad de la Nacion, puesto que el fin de toda sociedad política no es otro que el bien estar de los individuos que la componen.
Página 328 - Icaro despeñados, uno en caballos dorados, precipitado en un monte ; y otro, con alas de cera, derretido en el crisol del sol.
Página 114 - Barbas extendiese las alas de su furibunda fantasía, montó el arco toral y encaramó sobre él una espantosa y colosal estatua del Padre Eterno, con acompañamiento de ángeles, que llega hasta cerca del anillo de la media naranja, y como la escultura, pesada por su naturaleza, no le ayudase tanto como él necesitaba para explayarse por aquella elevación, imploró...
Página 111 - Sevilla, admiraron la ciudad y hasta los poetas se ocuparon en elogiarle con versos muy parecidos al retablo. Estas circunstancias y la de estar colocado en el primer templo de la metrópoli, dieron motivo a que los demás profesores le adoptasen por...
Página 113 - ... y á otra pieza que está al frente, y sobre ellas dos nichos con las estatuas de san Juan Bautista y de san Juan Evangelista, que tienen por remate los escudos de armas del señor Arias, arzobispo de la diócesis, que dicen contribuyó con limosnas para esta obra. A la entrada del presbiterio, á la de las puertas laterales y á los lados del altar se presentan unas ocho ó mas...
Página 162 - Politices escritos en una de las lenguas del norte de la Europa por un Filosofo y traducidos al Espanol.
Página 112 - ... tabernáculo de dos cuerpos con infinitas columnas, que no pertenecen a ningún orden de arquitectura. Detrás hay un arco grande que da comunicación al trasagrario con una ventana al frente; encima de este arco está otro con dos columnas...
Página 386 - Algunos reparos a las observaciones sobre el sistema restrictivo y prohibitorio de comercio, especialmente con referencia al decreto de las Cortes de España de 1820.
Página 111 - Costó 1.227,390 reales: gran suma para aquellos tiempos, pero muy corta si se atiende a la multitud de carros de madera que comprende, al prolijo trabajo de los oficiales y al inmenso número de panes de oro que se habrán extendido sobre su abultada hojarasca. La novedad de su disposición y ornato, su magnitud extraordinaria y las muchas estatuas que contiene, todas mayores que el natural y trabajadas por don Pedro Duque Cornejo, que era entonces el escultor más acreditado de Sevilla, admiraron...

Información bibliográfica