Imágenes de páginas
PDF
EPUB

dencia en la Calle de Richelieu, y que tambien hay otra en Bayona. Que esta Junta Suprema es la que, en sentir de la Comision segun los datos que ha visto, suministra fondos á las subalternas para comprar armas y caballos. Y en fin, que la Comision ha visto documentos de inteligencia y comunicacion posterior a la mudanza del Ministerio. Además, de que si los enemigos que componen dicha asociacion han creido ocultarse hasta ahora, la opinion pública los indica, y este es ya un gran paso para acabar de descubrirlos.

Es muy digno de notarse, y sirve para completar el convencimiento sobre la existencia de un centro comun en estas relaciones, que el mayor número de estas tramas son conexionadas entre sí, observandose tambien, que entre los agentes subalternos ocupan un lugar muy señalado los individuos ricos del clero. Siendo el objeto principal de ellos el restablecimiento del régimen absoluto, ha habido quien ha concebido el abominable proyecto de sustituir al Rey otra persona. El Ministerio anterior estaba ya próximo á descubrir esta maquinacion, y por eso la caída de los Ministros ha sido un triunfo, y proclamado como tal por los enemigos del órden. Con sujecion á esta y muchas otras observaciones que hace la Comision en un estado informe, viene á proponer por último once disposiciones que contienen en sustancia lo que sigue.

14. Que por los medios acostumbrados se den las gracias al Ejército y Milicias locales por su adhesion al sistema Constitucional, su disciplina, su valor y su conducta cívica en el tiempo que ha mediado entre esta legislatura y la pasada.

24. Que la Comision especial, encargada del proyecto de Ley para la pronta administracion de justicia, presente su informe cuanto antes sea posible.

34. Que el Gobierno presente con urgencia á la aprobacion de las Cortes un reglamento de seguridad interior, compatible con las instituciones liberales.

4a. Que el Gobierno, por los términos mas enérgicos, trate de impedir las maquinaciones que se notan en Francia contra el sistema Constitucional por los que estan allí refugiados.

54. Que la Comision de Milicias locales presente á las Cortes los medios de aumentar y mejorar ese instituto.

6a. Que las Cortes recomienden al Gobierno la mas escrupulosa observancia de la órden de 12 de Abril de 1812.

79. Que se active la venta de bienes Nacionales y la estincion de la deuda pública.

8a. Que se señale un plazo, que podrá ser hasta fines de Diciembre de este año, dentro del cual se repartan y den á censo los terrenos baldíos y de propios.

9a. Que la Comision que entiende sobre diezmos estienda su dictámen, espresando el modo de ocurrir á la susistencia del Clero y al decoro de los templos.

10. Que el Gobierno manifieste todos los obstáculos que hayan impedido hasta ahora la ejecucion de la Ley de 25 de Octubre sobre Regulares, para removerlos todos, partiendo del principio de que los Regulares de uno y otro sexo, despues que hayan manifestado al Gefe político su voluntad de secularizarse, y proveidose de testimonio que lo acredite ; así podrán continuar desde sus casas las diligencias de secularizacion.

11. Que los Gefes políticos, por medio del Gobierno, informen á las Cortes sobre la conducta de los Obispos y Cabildos en materias políticas, y en la ejecucion de los decretos en que han tenido que intervenir, y que en adelante inspeccione su conducta.

La Comision por último decía, tener que manifestar algunas cosas mas relativas a este Espediente, que creía deber hacerlo en Sesion Secreta, escitando para ello al Señor Presidente.

Así mismo dijo el Señor Calatrava, que entre los documentos que había recogido la Comision, era uno bastante principal el informe dado por el Ayuntamiento de Madrid sobre el asunto de que se trata. Se leyó este informe, y en seguida el Señor Gasco espuso tener entendido, que entre los referidos documentos existía igualmente el plan de la conspiracion proyectada por el presbítero Vinuesa, y pidió que se leyese. Habiendose mandado así, el Señor Calatrava leyó un papel que dijo estar escrito todo el de mano del mismo Vinuesa y de un sobrino sayo, intitulado “ Plan para conseguir nuestra libertad.”

Nota.—Este plan es el mismo que consta en el N° 30 de estos Documentos, por lo que se omite aquí el copiarlo.

Concluida esta lectura se leyó una indicacion del Señor Quiroga, y otros Señores Diputados, para que el informe y proyecto del decreto, presentados por

la Comision especial, se imprimiesen inmediatamente, de modo que pudiesen venderse mañana al público á un precio moderado. Se aprobó.

El Señor Golfin hizo presente, que aunque el Señor Calatrava al leer en el plan del presbítero Vinuesa, que se contaba para llevarlo á efecto con el batallon de Reales Guardias de Infantería, acuartelado en Leganés, y con el Regimiento Caballería del Príncipe, había dicho de palabra, que esto estaba solo en la cabeza del tal Vinuesa, pues la Comision, como toda la

Nacion, está muy satisfecha del patriotismo de estos beneméritos Cuerpos , convendría, sin embargo, que este justo concepto de la Comision quedase consignado en el acta para mayor satisfaccion de estos dignos militares.

No XXXVIII.

1. Mensage de Su Majestad á las Cortes en 5 de Mayo de 1821 sobre

el asesinato del Presbítero Vinuesa.

El Rey ha visto con el mas profundo dolor, que varios individuos hollando la Constitucion y las leyes, hayan cometido el horrible atentado de quitar la vida á un reo que estaba bajo la autoridad de los Tribunales. Si sus autores no fuesen pronta y ejemplarmente castigados, y tuviese imitadores su conducta, los ciudadanos que han hecho los nobles esfuerzos para conseguir la justa libertad, que nadie como Su Majestad protege, caerían bajo el atroz despotismo de unos cuantos que no tienen reparo en sobreponerse á la Constitucion, y esta y la patria estan perdidas.

Su Majestad considera con amargura las consecuencias que este mal ejemplo podrá traer dentro y fuera de España. Si fuese posible que algunas Potencias estrangeras tratasen de influir en nuestros negocios interiores, el mayor mal de los males que, en concepto de Su Majestad, pudiera sucedernos, sería solamente animadas de la idea que en España no se observa la Constitucion ; porque algunos que se jactan de ser sus defensores, son los primeros que la desprecian y la quebrantan, á los cuales es necesario reprimir con mano fuerte.

En las circunstancias de ayer, pareció conveniente á Su Majestad hablar por sí á las tropas que custodiaban su Real Palacio ; y los Oficiales y tropa contestaron como era de esperar de su lealtad al Rey, y de su adhesion al actual sistema.

El Rey me manda esponerlo todo á las Cortes ; porque una triste esperiencia ha acreditado á su Gobierno, con cuanta facilidad se inventan y se creen, ó se afecta creer las mas absurdas noticias.

2. Discurso pronunciado por el Señor Conde de Toreno en la dis

cusion del anterior Mensage de Su Majestad, y Sesion del 5 de Mayo de 1821.

El Señor Conde de Toreno.--Habia pedido la palabra para hablar sobre la cuestion en general, y ahora la he pedido para hablar en particular sobre si habia de decirse que las Cortes quedan enteradas ó no. No cabe duda en que respecto de las noticias que envia el Gobierno, no hay otra contestacion; pero en circunstancias como estas conviene que, con toda la serenidad y sosiego propios de Diputados Españoles, se manifieste el interés que todos tenemos en sostener la libertad y el orden público, y que al mismo tiempo en la discusion indiquemos al Gobierno, que nosotros hemos procurado darle todas las facultades necesarias para conservar el orden y sostener la Constitucion; y que estamos prontos á sostenerle siempre que nuestras medidas puedan concurrir á tan importante objeto. No hace tres dias que propuse una indicacion sobre esto; y no hace todavía un mes que

las Cortes han dado una ley para la abreviacion de causas, y para destruir todo género de facciosos. Yo mismo he hecho esta indicacion al gobierno, y se creia tan fuerte y poderoso que aunque no hizo resistencia directa; indirectamente se opuso, creyendo que se alarmaría la Europa, siendo en mi concepto mas principal motivo para alarmar, que continue el desorden en uno y otro punto. No podré menos de interpelar al Gobierno con el deseo que todos tenemos de acierto. Sé bien que los secretarios actuales son incapaces de faltar ; mas puede haber omisiones como hay en nosotros todos los dias, y conviene se aclare esto, si son las circunstancias imprevistas ó la omision la causa de todo lo ocurrido ; conviene tambien que se hable de esto, para que no se diga que las Cortes sobre noticias tan graves solo han dicho que quedan enteradas, y se levantó la Sesion. Las circunstancias de la nacion son muy delicadas. Bien sé que el sistema no se destruye ; los desórdenes del tiempo pasado, la multitud de hombres comprometidos que quieren conciliar la libertad con el órden, es mucho en España para que pueda retroceder el carro de la libertad ; pero sin embargo, hace mas de dos meses vemos sucesos que deben llamar la atencion de las Cortes. No disculparé nunca á los enemigos del orden en un sentido ni en otro, pero es preciso saber, cómo esto ha empezado y continuado, y las medidas tomadas. Hace mes y medio ó dos meses, que se leyó un dictamen de una comision importantísima que fue aprobado por las Cortes, y no se tomaron otras medidas, porque los secretarios del despacho manifestaron tener el hilo de la trama (siento tener que repetir estas cosas, pero es preciso antes de llegar á tratar de lo del dia) manifestaron, digo, que no habia nada que temer, que tenian el hilo de la trama. Quisiera saber, primero, si tenian cogido el hilo de la trama, i que medidas se tomaron entonces para precaver el mal ? Primera cuestion. Despues han sucedido en algunas partes algunos alborotos, atacando á individuos particulares, que fueran culpados ó no, la ley no los habia considerado como tales. Estos sucesos que no disculpo, sino que hablaré contra ellos, como contra la par

tida de Merino, fueron hasta cierto punto precedidos por las sublevaciones de Castilla y otros puntos ; por que al mismo paso que no dudo que entre los enemigos del orden se introducirán personas mal intencionadas, hay tambien muchos, que peligrando sus cabezas si hubiera una contrarevolucion, temen demasiado para que no traten de tomar medidas que nunca se puedan disculpar ni permitir, y cuya situacion particular les impele á que vayan mas allá de lo lícito y permitido. Si se han tomado medidas para prevenir estos males y los de Madrid en estos dias, será mi segunda cuestion. No ha habido Diputado á quien, al entrar en el Congreso ayer, no le digese que habia mucha gente arremolinada en la Puerta del Sol y otros puntos; y que se creia que era por la sentencia que se habia dado contra la desgraciada persona que fue víctima ayer. Así como todos los Diputados lo han sabido, no se puede concebir, cómo el Gobierno que tiene todos los medios oportunos, no lo haya sabido hasta las dos ó dos y media. Que digeron las autoridades que no habia que temer hasta la noche. Era preciso sin embargo, que las medidas se tomasen desde luego ; y sabiendo que el objeto principal era ese eclesiástico, era necesario reforzar el punto donde estaba para evitar una desgracia, y que los Españoles, unos con intenciones estraviadas y otros con intenciones no dañinas, se degüellen entre sí, y no conspiren todos al establecimiento del sistema Constitucional ; porque si el gobierno y las Cortes no tratan de esto, y dejamos á la suerte y fortuna el que se asegure el sistema, no necesita la nacion Cortes ni Gobierno; sino mandarse y dirigirse por sí, salga lo que saliere. Pero las Cortes y el Gobierno estamos principalmente encargados de establecer el Sistema Constitucional y evitar los desórdenes, y si no alcanzan á mas nuestros medios, es preciso que la nacion lo sepa. Yo, interesado muy particularmente en la responsabilidad moral de este cuerpo, debo decir, que las Cortes desde Marzo y Abril no han hecho mas que dar facultades al Gobierno para conservar el orden público. Esa ley terrible que ha merecido la responsabilidad de muchas personas, ¿cual ha sido su objeto ? Dar facultades al Gobierno creyendo, por la confianza que hay en él, que no abusará de ellas. Hace tres dias que he provocado á otra medida, que probablemente aprobarán las Cortes, y no ha habido medidas pro. puestas por el Gobierno que no hayan aprobado las Cortes; siendo de advertir, que las mas no han sido provocadas por el Gobierno sino por Diputados, y en algunas oponiendose el Gobierno; y en esto es necesario hacerle justicia ; porque un Gobierno que no queria que se le diesen tantas facultades por no abusar, se hace honor y manifiesta su delicadeza ; pero tambien es cierto, que no se han detenido las Cortes en darle facultades. Por lo demás el Gobierno en semejantes circunstancias, es preciso

tal vez

« AnteriorContinuar »