Historia general de España, Volumen27

Portada
Establecimiento Tipográfico de Mellado, 1865

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 166 - Nación, y la personal de cada individuo: y si en lo que he jurado, ó parte de ello, lo contrario hiciere, no debo ser obedecido, antes aquello en que contraviniere, sea nulo y de ningún valor. Así Dios me ayude, y sea en mi defensa; y si no me lo demande.
Página 202 - No, no veo la imagen de la libertad en una furiosa bacante, recorriendo las calles con hachas y alaridos: la veo, la respeto, la adoro en la figura de una grave matrona que no se humilla ante el poder, que no se mancha con el desorden.
Página 28 - SM, al mismo tiempo de manifestar su Real voluntad, ha ofrecido á sus amados vasallos unas leyes fundamentales hechas de acuerdo con los Procuradores de sus provincias de Europa y América; y de la próxima convocación de las Cortes, compuestas de unos y otros, se ocupa una comisión nombrada al intento. Aunque la convocatoria se hará sin tardanza, ha querido SM que preceda esta declaración, en que ratifica la que contiene su Real Decreto de 4 de este mes acerca de las sólidas bases sobre las...
Página 166 - N. (aquí su nombre) por la gracia de Dios y la Constitución de la Monarquía española, Rey de las Españas, juro por Dios y por los Santos Evangelios que defenderé y conservaré la religión católica, apostólica, romana, sin permitir otra alguna en el reino: que guardaré y haré guardar la Constitución política y leyes de la Monarquía española...
Página 86 - los artículos 26 y 42, título 10, tratado 8.° de las • Reales Ordenanzas: pero considerando sus distinguidos y bien notorios servicios, particularmente en este «Principado y con este mismo ejército que formó, y » siguiendo los paternales impulsos de nuestro benigno » soberano^ es mi voto que el teniente general don Luis »Lacy sufra la pena de ser pasado por las armas; de»jando al arbitrio el que la ejecucion sea pública ó • privadamente segun las ocurrencias que pudieran • sobrevenir,...
Página 166 - Cortes; que no tomaré jamás a nadie su propiedad y que respetaré sobre todo la libertad política de la Nación y la personal de cada individuo; y si en lo que he jurado...
Página 55 - ... noviciado, residencias y misiones establecidas en las referidas ciudades y pueblos que los hayan pedido ; pero sin perjuicio de...
Página 198 - En atención á la agitación popular de anoche en las calles y plazas de esta corte, y á los gritos sediciosos que ha habido en las anteriores en el palacio mismo del rey, pido que vengan inmediatamente los ministros á este Congreso para dar cuenta del estado en que se halla la seguridad pública.
Página 442 - Mas no obstante tan áspera respuesta, mandó aquel general cesar las hostilidades, y tratóse de parlamento, enviando Ballesteros el emisario del rey al conde de Cartagena. Formóse para tratar este negocio una gran junta, compuesta de individuos de la...
Página 68 - ... la administración de justicia, sin la cual desaparece el sosiego del hombre en sociedad. Para evitar un mal de tanta trascendencia es mi voluntad que cesen desde luego las comisiones que entienden en causas criminales; que éstas se remitan á los tribunales respectivos, y que los delatores, compareciendo ante éstos, acrediten su verdadero celo por el bien público y queden sujetos á las resultas del juicio.

Información bibliográfica