Imágenes de páginas
PDF
EPUB

si bien hubiera sido de desear que anduviese mas acertada en algunas disposiciones de que luego nos harénios cargo, no fué poca gloria para ella que

la transicion política se verificase sin sangre y sin lágrimas, caso por desgracia raro en tales períodos, y que

8. Respecto a las particula- que la Constitucion previene pares circunstancias que concur- ra ser propietario. ren para las elecciones de las Is- 13. Las elecciones de los treinlas Baleares y Canarias, por las ta diputados suplentes por Ultracontingencias del mar, procede- mar, se barán reuniéndose todos rán á verificarlas tan pronto co- los ciudadanos naturales de aquemo puedan.

llos paises, que se ballen en esta 9... Los diputados propieta- capital, en junta presidida por el rios de la Península é islas ad- jefe superior político de esta proyacentes deberán traer los pode- vincia, y remitiendo al mismo sus res amplios de los electores, con votos por escrito, los que residan arreglo a la fórmula ipserta en el en los demas puntos de la Peninartículo 100 de la Constitucion. sula, á fin de que examinados

10. Por lo respectivo á la re- por el presidente, secretario y presentacion de las provincias escrutadores que la misma junta de Ultramar, interin pueden lle. eligiere, resulten nombrados los gar á las Cortes los diputados que tuvieron mayor número de que eligieren, se acudirá à su fal- votos. ta por el medio de suplentes, 14. Para tener derecho á ser acordado por el Consejo de Re- elector de los suplentes por Ulgencia en 8 de setiembre de 1810, tramar, se necesitan las mismas para las Cortes generales y ex- circunstancias que la Constituiraordinarias.

cion requiere para tener voto 14. El número de estos su- en las elecciones de los propieplentes será, con arreglo al mis- tarios. mo decreto y hasta que las Cortes 15. Los electores de los refedeterminen lo mas conveniente, ridos suplentes, serán todos los de treinta individuos, á saber: ciudadanos de que trata el artisiete

por todo el vireinato de Mé- culo 13 de este decreto, que tenjico, dos por la capitanía general drán derecho de serlo en sus resde Goatemala, uno por la isla de pectivas provincias con arreglo á Santo Domingo, dos por la de la Constitucion. Çuba, uno por la de Puerto Rico, 16. A fin de que la falta de dos por las Filipinas, cinco por el electores de algunas provincias vireioato de Lima, dos por la ultramarinas no imposibilite la capitanía general de Chile, tres asistencia de su representacion por el vireinato de Buenos Aires, en las Córtes, se reunirán para tres por el de Santa Fé, y dos por este solo efecto los de las prola capitania general de Caracas. vincias mas inmediatas de Ultra

12. Para ser elegido diputado mar, segun el artículo 18 del cisuplente, se exigen las calidades tado Reglamento de 8 de setiem

honrará siempre á sus respetables individuos. Su propósito fué, y así lo realizaba, ir restableciendo aquellos decretos de las Cortes de la primera época constitucional que eran indispensables para la instalacion del nuevo régimen, y mas convenientes para su oportuno

bre de 1810, en la forma siguien- plontes, nombrados á pluralidad, te: los de Chile á los de Buenos- segun la forma inserta en el artíAires; los de Venezuela ó Cara- culo 100 de la Constitucion, encas a los de Santa Fé; los de Goa- tregándoles dichos poderes para temala y Filipinas á los de Méji- presentarse en las Cortes. co, y los de Santo Domingo y 20. No existiendo la diputaPuerto Rico a los de la Isla de Cu- cion perinanente que debe preba у las dos Floridas.

sidir las juntas preparatorias de 17. Cada elector de los su- Cortes, y recoger los nombres de plentes bará antes en el ayun- los diputados y sus provincias, tamiento constitucional del pue- para suplir esta falta, reunidos blo de su residencia, la justifica- los diputados y suplentes el dia cion de concurrir en él las cali 26 de junio próximo en primera dades que se requieren para junta preparatoria, nombrarán ejercer este derecho; y por con entre si á pluralidad de votos y ducto del mismo ayuntamiento para solo este objeto, el presiremitirá con sự voto respectivo dente, secretario y escrutadores dicha justificacion al jefe supe- de que trata el articulo 112 de la rior politico de Madrid, antes del Constitucion, y luego las dos codomingo 28 de mayo, dia en que misiones de cinco y tres indivise harán las elecciones de los di- duos, que prescribe el artículo putados suplentes.

143, para el examen de la legiti18. Los diputados suplentes midad de los poderes, practicanse presentarán al secretario del dose la segunda junta preparatodespacho de la Gobernacion de ria en 4.0°de julio, y las demas Ultramar para los efectos indica- que sean necesarias hasta 6 del dos en el artículo 7.o de este de- mismo, en cuyo dia se celebrará creto, respecto a los propietarios la última preparatoria, quedando de la Peninsula.

constituidas y formadas las Cór19. Verificado en junta gene- tes, que abrirán sus sesiones el ral de los electores que residan dia 9 del mismo mes de julio; en la corte, el escrutinio de los todo conforme a los artículos desvotos de que deben resultar ele- de 114 basta 123 de la Constigidos los individuos para suplen- tucion. tes de Ultramar, todos los elec 21. En conformidad del arti. tores presentes en representa culo 104 de la Constitucion, se cion de sus prorincias otorgarán destina para la celebracion de por sí, y á nombre de los demas las Cortes el mismo edificio que que hayan remitido sus votos por tuvieron las últimas, para lo cual escrito, poderes amplios a todos se dispondrá en los términos que y á cada uno de los diputados su espresa el artículo 1.o del regla

desarrollo. A consulta suya se restituyeron á la organizacion y estado que entonces tenian las audiencias y ayuntamientos constitucionales; se restableció el decreto y reglamento de la milicia nacional; volvió á establecerse el Consejo de Estado, entrando en éi personas tan caracterizadas y dignas como el presidente que habia sido de la antigua Regencia don Joaquin Blake, y los ex-regentes don Pedro Agar y don Gabriel Ciscar; y á este tenor se pusierou en planta muchos otros decretos de las referidas Córtes, y se destinó á los llamados Persas á varios conventos, hasta que las Córtes decidieran de su suerte. Se proveyeron las embajadas y legaciones en hombres ilustres adictos al régimen constitucional. Las capitanías generales se confiaron á los militares que habian dado mas pruebas de igual adhesion: se confirmó en el mando superior militar

mento para el gobierno interior dad ante las Córtes, debe en lo de las mismas, formado en Cádiz sucesivo observarse en todo espor las generales y extraordina- crupulosamente lo que sobre el rias en 4 de setiembre de 1813. particular previene la Constitu

22. Por cuanto las variaciones cion política de la monarquia. que se potan en este decreto, res- Por tanto, mandamos a todos los pecto á lo establecido por la Cons- tribunales, justicias, jefes, gobertitucion, tocante à la convoca- nadores y demas autoridades así toria, juntas electorales, y época civiles como militares y eclesiásen que deben celebrarse las Cór- ticas, de cualquiera clase y dignites, son efecto indispensable del dad, que guarden y hagan guarestádo presente de la Nacion, se dar, cumplir y ejecutar el preentenderán solo ostensivas á la sente decreto en todas sus partes. legislacion de los años de 1820 Tendréislo entendido para su y 1821, excepto lo que pertenece cumplimiento, y dispondréis se å la diputacion permanente, que imprima, publique y circule. ya

deberá existir en este último En Palacio, à 22 de marzo de año, pues conforme al juramento 1820.--A don José María de Parque tengo prestado interinaden- ga.-Se lado de la real mano. te, y prestaré con toda solemniTomo XXVII.

11

de Cataluña y Navarra á Villacampa y á Mina, que habian sido, como vimos, aclamados por el pueblo en Barcelona y Pamplona; y se dispuso que se encargáran del gobierno político de las provincias los mismos que desempeñaban aquellos cargos en 1814, así como todos los demas empleados públicos que en aquella fecha fueron separados de sus destinos por afectos al gobierno constitucional, y no por causa justa legalmente probada y sentenciada. Era un sistema de reparacion, que indemnizaba en lo posible de las vejaciones, injusticias y padecimientos sufridos en el trascurso de seis años por aquella causa.

Tambien los desterrados y proscriptos por haber recibido empleos del rey José, ó conservádolos durante su dominacion, obtuvieron al fin de la Junta una medida reparadora, que llevó el consuelo á multitud de familias en su larga expatriacion, alzándoles el destierro, y mandando que se les devolviesen los bienes secuestrados.

Pero al lado de estos actos de justicia, de conciliacion y de humanidad, brotaban otras disposiciones que revelaban no estar exenta la Junta de cierto espíritu de apasionamiento y de exaltacion, que en tales cambios suele apoderarse hasta de los hombres de mas seso y madurez, los cuales no advierten que condenando la tiranía que acaban de sacudir, imponen á su vez otra á sus adversarios. Ya era bastante violento y duro obligar á los ciudadanos de todas las clases á ju

rar individualmente la Constitucion, como si no fuese un deber natural respetar las leyes vigentes y obedecer a las autoridades constituidas. Pero el decreto en que se declaraba indigno de la consideracion de español, se extrañaba del reino, y se destituia de todos sus empleos, emolumentos y honoros, á todo el que al prestar el juramento usase de cualquier protesta, reserva ó indicacion contraria al espíritu de la Constitucion, era poner en tortura las conciencias de los hombres, daba ocasion y pié á imputaciones y venganzas, y ponia á muchos en la cruel alternativa del perjurio ó de la miseria (1).

Compréndese que se mandára establecer enseñanza y dar lecciones de doctrina constitucional, a pesar de la poca preparacion que para ello habia, en todas las escuelas, colegios y universidades del reino; pero poner tambien cátedras de Constitucion en los seminarios conciliares y en los conventos, y prescribir á todos los párrocos y economos que esplicáran á sus feligreses todos los domingos y dias festivos la Constitucion política de la nacion, «como parte de sus obli»gaciones, manifestándoles al mismo tiempo las veno tajas que acarrea a todas las clases del Estado, y re> batiendo las acusaciones calumniosas con que la ig» norancia y la malignidad hayan intentado desacre» ditarla (2),» era desconocer completamente el cora

(1) Decreto de 26 de marzo. creto de 24 de abril. (2) Palabras textuales del De

:

« AnteriorContinuar »