Historia general de España, Volumen3

Portada
Establecimiento Tipográfico de Mellado, 1850
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 139 - Los números cero uno dos tres cuatro cinco seis siete ocho nueve diez once doce trece catorce quince dieciséis diecisiete dieciocho diecinueve veinte...
Página 168 - Confía el gobierno de tus provincias y ciudades á varones buenos y experimentados; castiga sin compasión á los ministros que opriman tus pueblos: gobierna con dulzura y firmeza á tus tropas cuando la necesidad te obligue á poner las armas en sus manos; sean los defensores del Estado, no sus devastadores; pero cuida de tenerlos pagados y de inspirarles confianza en tus promesas.
Página 476 - Abderrahman su última hora, y como dice uno de sus cronistas , «la mano irresistible del ángel de la muerte le trasladó de sus alcázares de Medina Zahara á las moradas eternas de la otra vida, la noche del miércoles dia 2 de la luna de...
Página 201 - ... corriente de un rio , donde confusamente se arroja«ban unos sobre otros: otros se acogian á los cercanos «bosques y se subian sobre los árboles, y los balleste«ros enemigos por juego y donaire los asaeteaban y «burlaban de su triste suerte. Cuenta Iza ben...
Página 433 - Fué una espesa nube y horrible torbellino de tiros y saetas, la matanza fué atroz, y los esforzados castellanos caían muertos en el lugar que ocupaban. Los valientes muslimes perdieron en aquella pelea algunos millares que alcanzaron este dia las copiosas recompensas y premios de su algihed: entraron muchas banderas de la gente de Algarbe y Toledo, y arrojando al foso los cadáveres de sus hermanos muslimes, estos les sirvieron de puentes, y los cristianos no pudieron resistir el ímpetu de tantas...
Página 137 - Hallóse éste sorprendido en medio del valle por los montañeses vascos, que apostados en las laderas y cumbres de Altabiscar y de Ibañeta , parapetados en las breñas y riscos , lanzáronse al grito de guerra y al resonar del cuerno salvage sobre las huestes francas, que sin poderse...
Página 90 - Loado seas, Señor Dios, dueño de los imperios, que das el señorío á quien quieres, y ensalzas á quien quieres, y humillas á quien quieres. En tu mano está el bien y el mal, y tú eres sobre todas las cosas poderoso.
Página 431 - Abderrahman viendo desordenadas muchas banderas del ala derecha , y que toda la hueste cedia el campo á los enemigos, se lanzó con la caballería de Córdoba y toda su guardia al costado del ejército de los infieles , y rechazados con valor por apiñados escuadrones de lanceros , todo el ímpetu...
Página 138 - Por muchos siglos siguieron enseñando los descendientes de aquellos bravos montañeses la roca que Roldan, desesperado de verse vencido, tajó de medio á medio con su espada, sin que su famosa Durindaina ni se doblara ni se partiera; aun muestran los pastores la huella que dejaron estampada las herraduras del caballo de...
Página 121 - En el nombre de Dios clemente y misericordioso: el magnífico rey Abderramán á los patriarcas, monjes, proceres y demás cristianos de España, á las gentes de Gástela y á los que los siguieren de las regiones otorga paz y seguro, y promete en su ánima que este pacto será firme, y que deberán pagar diez mil onzas de oro, y diez mil libras de plata, y diez mil cabezas de buenos caballos, y otros tantos mulos, con mil lorigas y mil espadas, y otras tantas lanzas cada año por espacio do cinco...

Información bibliográfica