Imágenes de páginas
PDF
EPUB

En este último caso el abandono de. be ser judicialmente calificado (1). ABANDONO DE COSAS ASEGURADAS- -Véa

se SEGUROS.

siste de la demanda ó la abandona, se
tendrá por no interpuesta ; y no podrá
admitirse otra vez que él ó sus here-
deros hagan uso de ella contra la mis-
ma persona, ni contra otras que la re-
presenten (1). El desistimiento de una
instancia ó recurso produce el efecto de
dejar ejecutoriado el auto o resolucion
de que se reclamó (2). Si la parte, sin
haber sido declarada contumaz, no ges-
tiona en la primera instancia del jui.
cio verbal, durante un año, ó en la se-
gunda por el término de cuatro meses,
queda de hecho abandonada la instan-
cia; y el juez ante quien pendía, decla-
rará el abandono sin necesidad de citar
ni oir préviamente al interesado, cons-
tando solo el vencimiento de los plazos
que corren desde la última notificacion
(3). En primera instancia cuando una
parte solicita el abandono, el juez pide
razon al actuario, y con la constancia
que este expide de haber trascurrido el
térinino legal, se declara abandonado
el juicio, la instancia ó el recurso sin
necesidad de prévia citacion.

Si por medio del desistimiento ó del abandono intentare una parte, eludir el provecho que resultaría á la otra, ó á un tercero, de sentenciarse el juicio ó de decidirse el recurso, será obligada aquella á continuar la causa ó se procederá en rebeldía, hasta la conclusion (4).

El abandono se interrumpe por las mismas causas que la prescripcion (5). Abandono de cargo judicial.-El em

pleado judicial que no tome posesion en el término de la distancia, ó dentro de ocho dias, si está en el lugar, perderá el destino; pudiendo el inmediato superior prorogar ese término hasta una octava parte mas; así como lo pierile el juez que habiendo tomado posesion lo abandona durante cuatro meses (6).

el acto por

ABANDONO DE MERCADERÍAS.-La disposicion

que sobre este punto contiene el reglamento de comercio vigente es que: Vencidos los plazos concedidos en los puertos mayores de depósito temporal, se obligará a los interesados á despachar sus mercaderías para el consumo, ó á reembarcarlas para otro puerto mayor ó para el extrangero. En caso de no hacerlo á la tercera notificacion, por escrito, se rematarán dichos efectos en subasta pública con las formalidades de ley. Si verificado' esto apareciese reclamacion del interesado, dentro del término de un año, se le entregará el rroducto líquido, si quedase sobrante, despues de satisfecho el Estado de lo que le corresponda (2). --- Véase Aban

dono en la parte criminal. Abdicacion. — Es, en derecho canónico.

el que se despoja una persona del bien que posee. Ab intestato.-Equivale á sin testamento. Abogado, de acrocatus que significa lla

mado, es el profesor de Jurisprudencia que tiene título legal para defender, ante los juzgados y tribunales, los derechos de los litigantes. Muy noble y altamente humanitaria es la mision del abogado : penetrar en las escabrosidades de la ciencia, hasta sorprenderle bus secretos; servirse de éstos, para descubrir, entre las oscuridades y con. tradicciones de la ley escrita, la verdadera intencion del legislador; y esforzarse en patentizar ésta á los ojos del juez contra interpretaciones antojadizas, agotando los recursos de su entendimiento y sus fuerzas físicas, y arro. trando el odio de los injustos agreso. res, sin otro móvil que el triunfo de la justicia hermanada con la equidad, ni otro fin que la invulnerabilidad de la fortuna, de la vida y de la honra, contra los ataques de la imprevision, la ignorancia ó la malicia. Los tribuna

(1) Art. 69, Reg. J. de P.
(2) Art. 70 id. id.
(3) Art. 72 id. id.
(4) Art. 73 id. id.

(5) Art. 531, Cód. Enj. Civ. Véase Desercion, Apelacion (Arts. 1612, inc. 3o. y 1697 Cód. Enj. Civ.)---Restitucion por entero (Art. 1661 Cód. Enj. Civ.)-Filiacion (Art. 228, inc. 20. Cód. Civ.)Prescripcion (Art. 552 Cód Civ.)--Abogado (Art. 182 inc. 4o. Cód. Enj. Civ.)

(6) Decretos 28 Enero 1845 y 28 Agosto 1869.

(1) Art. 17, inc. 5.° Céd. Enj. Civ., Dec. de 20 de Setiembre de 1872.

(2) Art. 83 Reg. Com.

les y jueces deben tratar á los abogados con todas las consideraciones que merece tan ilustre profesion, y serán responsables de cualquiera pena que indebidamente les impongan (1). La abogacía es în corolario del derecho de defensa , por cuya razon la encontramos establecida en lns legislaciones de todos los tiempos y de todas las naciones; ese derecho no sería igual en todos los hombres, si faltasen letrados que equilibrasen las fuerzas de los litigantes, porque los inexpertos serían víctimas de los entendidos. Agréguese á esta razon, la de que los legos no podrían establecer la discusion en derecho, que ilumina el tinimo del juez, esponiendo con precision y método, los hechos y la ley que les comprende ; y se vendrá en conocimiento de cuan infundada es la opinion de los que consideran inútil, y aún embarazosa a la buena administracion de justicia, la existencia de los abogados y pretenden que los litigantes se defiendan por sí mismos, ó encomienden su defensa á los jueces. Respecto al segundo extremo, creemos oportuno recordar esta reflexion de Benthan : “no puede es• perarse del juez que se informe tan

completa é íntimamente como el abo«gado, de cada asunto individual, ni el a mismo interés en favor de cada parte."

Justificada la necesidad de los abo. gados, salta la siguiente cuestion : ; se debe obligar á los litigantes á que nombren defensor; ó es mas conveniente dejarlos en libertad de 'nombrarlo ? Cualesquiera que sean las razones de interés particular que militen respecto de los que, sin ser abogados, sepan defenderse ; estamos porque se exija firma de letrado en los escritos, por tres razones principales de interés social

La defensa libre introduce el laberinto en los juicios, y es causa de frecuentes nulidades, haciendo que se prolonguen indefinidamente, porque el litigante á quien favorece la demora, promueve artículos ilegales de toda especie, y presenta cuantos escritos se le ocurren, con lo cual se establecen discusiones imper

tinentes que enervan la fuerza de las providencias, enmarañan los trámites judiciales é interrumpen el orden del juicio; sin que sea posible á los jueces constituirse en Mentor de cada litigante, ni contener el desenfreno de esos defensores sin ciencia ni título á quienes, no se les puede imponer las penas que á los abogados que presentan recursos maliciosos ó ilegales. Ese laberinto, la malicia protegida por la impunidad, y la falta de una persona competente que bastantee los poderes, examine el mérito de los documentos y cuide de que se observen las leyes sobre jurisdiccion, competencia, capacidad de los otorgantes y demás requisitos esenciales, producen un Aujo y reflujo de insubsistencias y nulidades, que ocasionan innumerables perjuicios y gastos, y contribuyen al desprestigio de la administracion de justicia.

Los abogados, hombres de conciencia ilustrada, celosos de su honra y reputacion, deben negarse á patrocinar causas injustas, deshauciando a las personas que no tengan derecho para litigar; y éstas ya convencidas por la opinion de los letrados, ya por la imposibilidad de litigar sin la direccion de un abogado, se abstienen de promover ó sostener un juicio temerario ; con lo cual ganan el foro, la moral pública y los interesados.

Declarada la defensa libre, una turba de tinterillos sientan plaza de defensores; y sin otras nociones de derecho que las que ofrece á su inculto entendimiento la lectura del Código, que en sus manos es el cadáver de la legislacion, se lanzan á patrocinar los mas sagrados intereses del hombre ; ó mejor dicho á labrar la ruina de una familia.

Los litigantes pueden confiar la defensa de sus derechos en causas civi. les ó criminales, á uno ó mas aboga

[ocr errors]
[ocr errors]

dos (1)

Para ser abogado se requiere haber sido recibido en una de las Cortes de Justicia de la República y no haber sido condenado, por sentencia judicial á pena in

(1) Art. 155 Reg. Trib.

(1) Art. 146 Reg. Trib.

[blocks in formation]

fumante (1). Para ser recibido de abogado es necesario que el que lo solicita haga constar que ha practicado dos años bajo la direccion del letrado que se le hubiese nombrado con este objeto y que ha asistido constantemente a las conferencias prácticas, en los lugares en que haya academia para ellas (2). El tiempo de práctica empieza á correr desde el dia del señalamiento de estudio (3). Para que uno pueda ser admitido á la práctica del derecho, es necesario que haga constar que está graduado de bachiller, (4) licenciado o doctor en derecho, despues de haber estudiado las ciencias preparatorias con arreglo al plan general de estudios, y de haber sido examinado y aprobado en los Derechos natural, constitucional, de gentes, civil, y canónico en universidad, ó colegio autorizado para esa enseñanza (5).

Segun el REGLAMENTO GENERAL INSTRUCCION PUBLICA de 18 de Marzo de de 1876, las materias que constituyen el estudio de la jurisprudencia son :

DE

1.2 Derecho Natural;
2. Derecho Romano;
3.& Derecho Civil comun;
4. Derecho Penal, filosófico y positivo;
5. Derecho Eclesiástico ;
6. Derechos especiales ;

7. Teoría y Códigos de Enjuiciamientos Civil y Criminal;

8.4 Jurisprudencia médica ;
9. Historia del Derecho Peruano (6);

El estudio de las anteriores materias se hará en cinco años, en el órden siguiente :

PRIMER AÑo. Derecho Natural y primer curso de Derecho Romano.

SEGUNDO Año. Segundo curso de Derecho Ro. mano y primer curso de Derecho Civil comun.

Los alumnos de la Facultad de Derecho, deben inscribirse en la de Cien. cias Políticas y Administrativas, para seguir en ella los cursos de Derecho constitucional y de gentes (2). Los abogados extrangeros que quieran ejercer su profesion en la República, presentarán su título á cualquiera corte, y ésta, despres de examinarlos, mandará que se les inscriba en la matrícula, si los encuentra expeditos. (3). El abogado matriculado en alguna corte de la República, puede ejercer su profesion en el distrito de otra, sin mas diligencia que hacer constar, ante ésta, el hecho de hallarse matriculado (4). No pueden ejercer la profesion de abogado: 1.° El menor de veintiun años ; 2.° El loco, ó fátuo, ó pródigo declarado ; 3.° El fraile; 4.° El ciego; 5.° El que haya sido condenado á pena infamante; (5). Los Diputados á Congreso (6).

No se consideran abogados para los efectos de ley, sino á los que tengan estudio abierto, con título de la Corte respectiva, y paguen la patente de industria; exceptuándose los que se hallen ocupados en cualquiera comision del servicio público (7); solo se permitirá el ejercicio público de la abogacia, ó la defensa de asuntos agenos, sea de palabra ó por escrito, á los abogados que reunan esos requisitos (8).

Son obligaciones de los abogados : ver originales, los procesos y documentos de sus clientes ; alegar por escrito ó de palabra, sin faltar á la verdad de los hechos, ni contrariar las dis

(1) Arts. 171 Cod. Enj. Civ. y 147 Reg. Trib. La corte de Lima no examina á ningun pretendiente de abogado, sin que haya sido aprobado por el Colegio de Abogados ante quien lo remite para exá.

men.

(2) Art. 172 id. id. id. Ley de 7 de Enero de 1863.

(3) Art. 174, Cod. Enj. Civ.

(4) Para ser bachiller en Jurisprudencia se necesita haber sido examinado y aprobado en los tres primeros años y sostener, además, ante la facultad una tesis sobre una materia elegida por el gradaando (Articulo 308 Reg. ins. púb.)

(5) Art. 175, id. id.
(6) Art. 275, regl.cit.

(1) Art, 276, Cod. Enj. Civ. (2) Art. 277, id. id. (3) Art. 176, id. id. (1) Art. 177, id. id. id. (5) Art. 178, id id. id. (6) Dec. 14 de Oct. de 1822; y Ley de 1870. (7) Dec, dict. de Junio 15 de 1855, art. 4.• (8) Id. id., art 5.0

1

[ocr errors]

1

posiciones de las leyes ; defender gratis á los pobres, donde éstos no tengan abogados señalados, y á los reos en las causas criminales de oficio; concertar las relaciones de los procesos, expresando si están ó no conformes; dar por bastantes los poderes que otorguen sus clientes, bajo la pena de pagar las costas y perjuicios, en caso de declararse que no lo son;

hacer los recursos convenientes en la causa que defiendan, sin dejar pasar los términos de la ley; pagar los apremios cuando por su culpa se hubiesen librado; pagar las costas, daños y perjuicios que ocasione su impericia ó negligencia. En los lugares donde haya ocho ó mas abogados no se admitirá, en ningun juzgado ó Tribunal, escrito ó pedimento que no esté firmado por letrado comprendido en la matrícula de la respectiva corte; no será necesaria esta formalidad en los escritos de término, apremio ó rebeldía (1); ni en los que se presenten ante los juzgados y tribunales de Comercio (2).

El abogado no puede defender en causa en que su padre, hijo, suegro, yerno, herinano ó cuñado sean jueces ó escribanos, ni éstos conocer ó actuar en la causa en que sea defensor alguno de sus parientes en los grados mencionados (3). Los clérigos están impedidos de defender como abogados ; á no ser en causa propia, ó de sus consanguíneos dentro del cuarto grado, o de su iglesia (4). Es prohibido á los abogados: 1.° alegar leyes falsas ó truncadas; 2.° defender contra disposiciones terminantes del derecho; 3.° descubrir el secreto de su cliente, sus documentos ó instrucciones; 4.° abandonar, sin justa razon, las causas que hubiesen principiado á defender; 5.0 hacer preguntas á los testigos ó á las partes que litigan, sobre hechos que estos tienen confesados; 6.° interrumpir el discurso ó declaracion de la parte contra quien defienden ó el informe del abo

gado de ésta, cuando en un juzgado 6 corte hablen con periniso del juez ó del presidente de la sala ; 7. asegurar á su cliente el vencimiento, por algun premio distinto del honorario que deben concertar al principio de la causa ; 8.° defender á una parte despues de liaber principiado la defensa de la otra (1).

El abogado que hiciere peticiones manifiestamente injustas ó maliciosas; que citare hechos, leyes ó doctrinas falsas; que no guardare la moderacion debida por escrito ó de palabra, ó que con artículos temerarios propendiese á alargar los pleitos, será castigado con las penas de apercibimiento, multa ó suspension temporal, segun la falta (2). Los tribunales y juzgados multarán ó suspenderán á los abogados que pretendieren abrir procesos ó causas fenecidas (3). El abogado de quien se extraiga por apremio un proceso, por haberse vencido el término dentro del cual debió visar ó adicionar la relacion, sufrirá la multa de cinco á veinte pe80S (4). La multa que se imponga á un abogado por las Cortes Superiores, ó por los jueces de primera instancia, no será menor de cinco pesos, ni mayor de cincuenta. La suspension á que se le condene, no bajará de un mes, ni excederá de un año (5). El prevaricato del abogado, declarado judicialmente, lo inhabilita para ejercer su profesion, sin perjuicio de aplicársele las penas que le corresponden segun el Código Penal, y de satisfacer los daños que ocasionare su delito (6). Los abogados que no cumplan las obligaciones anexas á los cargos que se les hubiere conferido de conjueces, udjuntos, defensores de pobres, o de promoto. res fiscales, serán multados en diez pesos por la primera falta, en treinta por la segunda, y suspensos de uno á seis meses por la tercera (7). Ningun tribunal ó juez puede negarse á oir el

[ocr errors][merged small][ocr errors]

(1) Arts. 179 Cód Enj. Civ. ,Ley 3 de Noviembre de 1862. 148, 52 inc. 19 1.0 y 172 Reg. Trib.

(2) Art. 1260, Cod. Com.
(3) Art. 180, Cod. Enj. Civ.
(4) Art. 181, id. id.

(1) Art. 182, Cód. Enj. Civ. (2) Art. 149, Reg. Trib. y 489, id, id. (3) Art. 150, id. id., y art. 129 de la Const, (4) Art. 151, id. id. (5) Art. 152, id. id. (6) Art. 153, id. id. (7) Art. 154, id. id.

inforine de los abogados para la resolucion de cualquier asunto; mas esta no se diferirá, cuando no concurran el dia señalado para la vista de la causa (1). Los abogados deberán concertar sus honorarios al tiempo de encargarse de la defensa de las causas ; si no hubiese precedido este concierto, se calculará en cien pesos anuales el honorario por

cada causa (2). Eu las secretarías de las Cortes Superiores habrá un cuadro en que se asienten, por orden de antigüedad, los nombres de todos los abogados recibidos é incorporados en ellas, expresando la edad, la fechu de su recepcion ó incorporacion, el lugar de su residencia y el empleo ó comision que desempeñen. Este cuadro, firmado por el secretario y visado por el presidente de la Corte, se colocará en el sitio mas aparente de la secretaría. En cada juzgado de primera instancia habrá una copia de este cuadro. Los es. cribanos actuarios tendrán fijado tambien en sus oficios el cuadro de los abogados residentes en la provincia don. de actúan (3). Tienen facultad de reclamar ante las Cortes Superiores, acompañando el título de recepcion ó incorporacion, los abogados residentes en su distrito judicial, cuyos nombres se hubiesen omitido en la matrícula, ó cuando su asiento contenga algun er

ror ó equivocacion (1). Si de la confrontacion del título con la acta original de recibimiento o incorporacion resultase comprobada la justicia del reclamo, la Corte mandará, en acuerdo, adicionar ó enmendar la matricula (2). No pasará el mes de Enero de cada año sin que los presidentes de las Cortes Superiores remitan á la Suprema, y al gobierno, para que se rectifique la matrícula general de abogados, có. pia de las adiciones que se hayan hecho á las matrículas por nuevas recepciones ó incorporaciones; y aviso de los que hubiesen fallecido durante el año anterior (3).

Véase Defensor de pobres, Conjueces, Adjuntos, Colegio de Abogarlos, Asesores, Promotor Fiscal, Practicantes de Derecho, Exámen, Juramento y Propuestas.-- Véa

se Abogado en la parte criminal (4). Abolengo ó abolorio.-La ascendencia de

abuelos y deras antepasados-el derecho que los descendientes tienen de suceder en los bienes que gozaron sus ascendientes--y el mismo patrimonio ó

herencia que viene de los abuelos. Abonado.-El sugeto que es de fiar por

su caudal y crédito--y el que por su buena reputacion merece ser creido judicial y extrajudicialmente. Antes se einpleaba la locucion leyo, llano y abonado: por cuyos dos primeros calificativos se daba á entender que el fiador, depositario ó administrador,

gozar fuero eclesiástico ni de nobleza. Abonador.-El que abona al fiador ; fia

dor subsidiario. Abonar.--Responder por alguno--dar por

cierta y segura una cosa-acreditar ó calificar de bueno--mejorar de condicon ó estado alguna cosa--acreditar en el libro de cuenta y razon, cualquiera partida á favor de alguno---y admitir en cuenta alguna cantidad.

no debia

(1) Art. 156 Reg. Trib. Se acostumbra negar ese dorecho en los artículos que se resuelven por sal Segun los arts. 202, inciso 3.0 y 1710 Cód. Enj. Civ., los presidentes de las salas deben designar cada dia las causas que han de verse en el siguiente, á fin de que los procuradores lo comuniquen a los abogados. Esta disposicion tan conveniente como olvidada, debe ser cumplida hoy, con tanta mas razon, cuanto que por supremo decreto de 22 de Junio de 1870, se ha man. dado proporcionar taquigrafos á las Cortes, á fin de que los informes de los abogados so publiquen en el Diario de los Tribunales que se creó por ese mismo decreto.

Por otro supremo deoruto de 15 de Junio de 1870 se ha mandado establecer en el Palacio du Justicia una “Biblioteca de Jurisprudencia,” destinada al uso de los magistrados, jueces y aboga. dos ; y que sirva á éstos de salon de espera cuando concurran a los tribunales.

(2) Art. 157, id. id. (3) Art. 158, id. id.

(1) Art, 159, Reg. Trib.
(2) Art. 160, id. id.
(3) Art. 161, id. id.

(4) Véase Relacion (Arts. 1695 y 1696 Cod. Enj. Civ.)--Prescripcion (Art. 560, inc. 1.o, Cód. Civ.)--Recusacion (Art. 416. C. E. C.)-Embargo Art. 1153. inc. 50 Cod. Enj. Civ)--Compra-venta (Arts. 1348 ino. 8. y 1312 Cod. Civ.)-- Testigo (Art. 880 inc. 6.°, Cód. Enj. Cly. y 79, inc. 6.° Reg

J. de P.)

« AnteriorContinuar »