Imágenes de páginas
PDF
EPUB

VI

ni los intereses de su autor, podía, aunque en bien débil parte, contribuir al propósito que él y yo tuvimos, en un mismo tiempo, cual es facilitar á los abogados y á los hombres de Estado el estudio de nuestra legislacion. Pocos son los abogados que, como mi estimado colega el Dr. Lama, han perseguido con tanto teson y provecho el estudio del Derecho Civil y del de Procedimientos. Las anotaciones á los Códigos en que trabajamos juntos; su complemento á los Códigos, en que compiló todas las leyes y disposiciones que los modifican ó aclaran; y últimamente el tratado que, con el modesto título de Práctica Forense, acaba de publicar, son una garantía de que la obra á que está asociado su nombre, será tan esmerada y completa como es de desearse y es posible en un trabajo de esta especie.

Habiéndonos propuesto que nuestro Diccionario comprenda, no solo las disposiciones de la ley positiva, sino las doctrinas que la ciencia moderna tiene sancionadas sobre algunas materias importantes, tocarémos en el muchos puntos de que no han creido conveniente ocuparse ni el sabio y clásico Escriche, ni nuestro ilustrado compatriota el Dr. García Calderon.

[ocr errors]

Este pensamiento nos ha conducido al plan de dividir el Diccionario por materias, tratando en una parte todo lo que se refiere al Derecho y al procedimiento civiles; en otra todo lo relativo al Derecho Penal y al Enjuiciamiento criminal, con las cuestiones mas importantes de Medicina Legal que á ambas partes se refieren; y en la tercera, todo lo pertinente á nuestro Derecho Público, sin limitarnos en ésta á la simple insercion de nuestras leyes.

Pensábamos completar nuestra obra extendiéndonos algo sobre el Derecho Internacional; pero actualmente se imprime, por orden del Gobierno, la Coleccion de los tratados del Perú, que nos servirá de base para un Diccionario especial de DERECHO INTERNACIONAL Y DE DIPLO

[merged small][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

Pudiera habernos retraido de dar á luz nuestra obra el temor fundado de no salir airosos en la comparacion que de ella se haga con la del Dr. García Calderon; pero nos alienta la sincera modestia con que á esa comparacion nos sometemos, creyendo que, en todo caso, es un mérito, aunque pequeño, contribuir, cada cual en proporcion á sus fuerzas, al estudio de la legislacion de su patria.

[ocr errors][ocr errors][ocr errors]

VII

Inútil es advertir que, en cuanto al órden y definiciones, hemos seguido, en mucha parte, el Diccionario de Escriche que, para igual propósito, sirvió, como no podia dejar de servir, al Dr. García Calderon, y que los artículos de doctrina los hemos tomado de los autores siguientes: LAURENT, Derecho Civil, PRADIER-FODÉRÉ, Principios generales de Derecho y Legislacion &c.; BÉLIME, Filosofia del Derecho; SEOANE, Jurisprudencia Civil; SEIJAS Lozano, Teoría de las Instituciones judiciales; LEGRAN DU SAULLE, Medicina Legal; ORFILA, Medicina Legal; DERERGIE, Medicina Legal; MATA, Medicina Legal.

Lima, Julio de 1877.

MANUEL A. FUENTES.

ABREVIATURAS.

Cod. Civ. Código Civil.
Cod. Enj. Civ. Código de Enjuiciamientos en

Materia Civil.
Obd. Pen. Código Penal.
Cód. Evj. Crim. Código de Enjuiciamientos en

Materia Criminal.
Cod. de Com. Código de Comercio.
Regl. de Com. Reglamento de Comercio.
Regl. de Trib. Reglamento de Tribunales.
R. J. do P. Reglamento de Jueces de Paz.
R. de Ag. Reglamento de Aguas.

Ley Orgánica.
L. Begl.

Ley Reglamentaria. Sup. Dec. Supremo Decreto. Ord.

Ordenanzas.
Ciro.

Circular.
Cit. y Ref. Citas y referencias.
Crim.

Parte Criminal.
Adm.

Parte Administrativa. Civ.

Parte Civil.

L. Org.

1

[blocks in formation]

Abad.--El superior de una comunidad de

religiosos, cuyo. gobierno espiritual y temporal le está encomendado. — Véa

se Comunidad religiosa y Regulares. Abadesa.-Es la superiora de una comu

nidad de religiosas, sobre las cuales tiene una autoridad casi semejante á la de un abad sobre sus religiosos.-Véa

se Religiosa. Abadía. - Un lugar erigido en prelacía,

en el que viven religiosos ó religiosas,

bajo la autoridad de un abad ó abadesa. Abandono.-Por esta palabra se entien

de, en derecho, el desamparo en que una persona deja á otra á quien la ley le impone la obligacion de cuidar y de socorrer ; la prescindencia absoluta de una cosa, dejándola como inútil ó por no poder conservarla ; el no hacer valer un derecho ó accion real ó personal ; y finalmente el no proseguir, durante cierto tiempo, la demanda o instancia entablada ó seguida ante la justicia.

De esta misma definicion se deduce pues, que hay: 1.° Abandono de

personas; 2.• Abandono de cosas; 3.° Abandono de acciones y dere

I. ABANDONO DE PERSONAS:-

-Pueden abandonar: los padres á los hijos menores;

Los ascendientes á los descendientes y estos a aquellos ;

Un cónyuge al otro.

Las disposiciones de la ley positiva á este respecto son:

Que el padre que expone al hijo pierde la patria potestad (1);

Que los ascendientes y descendientes pueden ser desheredados si se abandonan recíprocamente encontrándose log abandonados locos ó gravemente enfermos (2).

Que el abandono de la casa conyugal dá lugar y motivo para el divorcio (8) y priva á la muger de gananciales perpetuamente ó por el tiempo que duró su separacion del domicilio conyu

gal (4). II. EL ABANDONO DE COSAS produce dos

efectos segun el tiempo de su duracion: la pérdida de la posesion ó la pérdida del dominio dando lugar a la prescripcion.

Se pierde la posesion, por desamparo ó

chos;

(1) Art. 288, inc. 2, Cód. Civ,

(2) Art. 839, inc. 7.o id. id. y art. 840, inc. 3.°, id, id.

(3) Art, 192, inc. 9.o, id. id. (4) Art. 1,050 y 1,051 id, id,

1

4.° Abandono de demanda é instancia.

T. 1.

alandono durante el tiempo de la prescripcion (1)

Si un propietario abandona una cosa mueble ó raiz voluntariamente, con áni. mo de no contarla en el número de sus bienes, pierde su dominio y cualquiera puede apoderarse de ella.

No se presume abandonadas, aún cuando no existan esperanzas de recuperacion, las cosas arrojadas al mar, con objeto de aligerar la nave, en caso de tempestad ó de persecucion de piratas, ni las de los náufragos que las olas suelen echar á la playa (2).

Si un propietario no hace diligencias para recuperar la cosa que le pertene. ce y que otro posee como suya, con buena fé y justo título, se presume que la abandona, que no la considera ya suiya propia; y pasado cierto número de años no puede reclamarla del poseedor que adquiere completamente el domi

teriores á él quedan vigentes (1). El abandono

que hace una parte no perjudica á las demás en la misma instan. cia ó recurso; mas de la ventaja que estos reporten aprovecha tambien aquella (2). El tiempo del abandono de una instancia ó recurso, corre desde la fecha de la última diligencia practicada en el juicio (3). El juez no puede declarar desierto ni abandonado un recurso ó demanda, sino á solicitud de parte legítima, y constando haberse vencido el término legal (4). El hecho de pedir que se declare abandonado un recurso sin haberse vencido el término legal, prodnee el efecto de prorogar otros tantos dias cuantos faltaban para su vencimiento (5). La primera instancia queda abandonada por el trascurso de tres años sin continuaria ; la segunda por el trascurso de un año; vencidos estos términos no pueden renovarse ni continuarse las instancias (6); el recurso de res. ponsabilidad queda abandonado á los seis meses (7).

La desercion ó abandono de una de manda verbal ó de una instancia ó recurso, cuando no fuere expreso el desistimiento, se declarará por el juez de paz observán lose los mismos trámites prescritos para la declaracion de contumacia del reo (8). Si el actor se de

nio (3).

III. EL ABANDONO DE DERECHOS Y ACCIO

NEs consiste en no hacer valer aquellos ni perseguir éstas dentro de los términos señalados por las leyes, dando lugar á que las acciones degeneren ó se extingan por prescripcion. Así por ejemplo, pierde su fuerza ejecutiva el instrumento público, si han corrido diez años desde su otorgamiento; y su fuerza

ordinaria, si han corrido veinte años. IV. ABANDONO DE INSTANCIA Ó RECURSO ES

la separacion tácita que hace el que ha promovido una instancia ó interpuesto un recurso de sostenerlo (4). Esta separacion tácita puede hacerse por desercion declarada por el juez, á peticion de parte

ó
por

el abandono de hecho durante el tiempo señalado por la ley (5). Un recurso abandonado se reputa no interpuesto, y todas las providencias an

(1) Art. 526 Cód. Enj. Civ.
(2) Art. 525 id. id.
(3) Art 527 id id.
(1) Art. 528 id. id.
(5) Art 529 id. id.

(6) Art. 530 id. id. A pesar de lo dispuesto en este artículo, es do práctica la continuacion del juicio, cuando lo activa el omiso antes de que la otra parte haya pedido el abaniono. Al determinarse los términos del abandono que indica nuestro Código, parece cometerse la injusticia de conceder mayor término de prescripcion al que no ha interpuesto siquiera una demanda, que al que lo ha hecho ya y seguido el juicio, y no es posible conciliar el artículo de que nos ocupamos con el 552 del Código Civil que dispone : terrupcion de la prescripcion por ser el poseedor demandado por el dueño ú otra persona qiie representaba su derecho, no produce efecto contra el demandado, si se desecha la demanda 6 si el que la interpuso se desiste ó abandona la instan. sia segun el Código de Enjuiciamientos.”

(7) Art. 1816, Cód. Euj. Civ. (8) Art. 71, Reg. J. de P.

que la in.

(1) Art. 478, inc. 29. Cod. Civ. (2) Véase Hallazgo (Arts. 518 á 521 Cód. Civ.)

(3) Véase Prescripcion (Art. 550, inc. 1.o Cód. Civ.)-Servidumbres (Art. 1162, Cód. Civ.)-Locacion (Art 1602, inc. 1. vód. Civ.)--Embargo preventivo (Art. 561, Cód. Enj. Civ.)--Bienes Vacantes y Mostrencos. Cesion de Bienes (Arts. 2235 y 2243, Cód. Civ.)-y Quiebra (Art. 1232 Cód. Com.)

(4) Art. 515 Cód. Enj. Civ. (5) Art. 523 id. id.

« AnteriorContinuar »