Manual del viajero en Mejico, ó, compendio de la historia de la ciudad de Mejico: con la descripcion ě historia de sus templos, conventos, edificios publicos; las costumbres de sus habitantes, etc., y con el plan de dicha ciudad

Portada
Libreria de Rosa y Bouret, 1858 - 298 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 17 - ... joyas de oro y de plata, de plomo, de latón, de cobre, de estaño, de piedras, de huesos, de conchas, de caracoles y de plumas; véndese tal piedra labrada y por labrar, adobes, ladrillos, madera labrada y por labrar de diversas maneras.
Página 22 - ... muy buenos arcos y flechas, y varas de a dos gajos, y otras de a uno, con sus tiraderas, y muchas hondas y piedras rollizas hechas a mano, y...
Página 188 - Sucedía así que él crecía y yo no sabía lo propuesto, porque el pelo crecía aprisa y yo aprendía despacio, y con efecto le cortaba en pena de la rudeza; que no me parecía razón que estuviese vestida de cabellos cabeza que estaba tan desnuda de noticias, que era más apetecible adorno...
Página 24 - ... que los sacan para los casar, y esto más acaece en los primogénitos que han de heredar las casas que en los otros.
Página 20 - Tenía dentro de la ciudad sus casas de aposentamiento, tales y tan maravillosas, que me parecería casi imposible poder decir la bondad y grandeza de ellas.
Página 22 - Montezuma, con sus libros hechos de su papel, que se dice amatl, y tenía destos libros una gran casa dellos. Dejemos de hablar de los libros y cuentas, pues va fuera de nuestra relación, y digamos cómo tenía Montezuma dos casas llenas de todo género de armas, y muchas de ellas ricas con oro y pedrería, como eran rodelas grandes y chicas, y unas como macanas, y otras a manera de espadas de a dos manos, engastadas en ellas unas navajas de pedernal, que cortaban muy mejor que nuestras espadas...
Página 24 - Hay en la dicha plaza otras personas que andan continuo entre la gente, mirando lo que se vende y las medidas con que miden lo que venden; y se ha visto quebrar alguna que estaba falsa. Hay en esta gran ciudad muchas mezquitas o casas de sus ídolos de muy hermosos edificios, por las colaciones y barrios de ella, y en las principales de ella hay personas religiosas de su secta, que residen continuamente en ellas, para los cuales, demás de las casas donde tienen los ídolos, hay buenos aposentos.
Página 29 - Xochitl namani in ahuehuetitlan." El argumento de aquella composicion era recordar á los circunstantes la brevedad de la vida y de todos los placeres de que gozan los mortales, semejantes á una flor hermosa que prontamente se marchita. .Las patéticas imágenes de la cancion arrancaron lágrimas á tocios los presentes, á .quienes la memoria de la muerte hacia mas preciosa y mas cara la existencia.
Página 186 - La industria y la suerte , que tal vez aquella vence á esta y neutraliza su influjo. Ya el hombre, gracias á su actividad bien dirigida , goza el bien que anhelaba ; preciso es advertirle ahora que la prosperidad humana es de poca...
Página 122 - Se dió principio a la obra el día 22. Pero, como de seguir la fábrica bajo las bases fijadas en aquellos planos, no le quedaba más que un piso alto, la Junta ordenó, el 2 de junio, que se variasen y se pusiesen entresuelos.

Información bibliográfica