Imágenes de páginas
PDF
EPUB

TROZOS ESCOGIDOS

DE

LITERATURA ESPAÑOLA.

PUBLÍCALOS

D. FRANCISCO MERINO BALLESTEROS,

Inspector gencral de Instruccion primarii.

SÉTIMA EDICION.

Adela Ginés y Ortir

PRIMERA PARTE.- PROSA.

[ocr errors]

MADRID.-1871.
Imprenta de Gregorio Hernando , calle de Isabel

la Católica, núm. 10.

TV, 3328

Shan 4300.7 %9Emlar DeMarck in neuerdo del primer Hans Bring Mobiele telefono y Balog

Madrid Inert. 7

verso leida

m, cipauit

NOTA. Por contrato celebrado entre D. Francisco Merino Ballesteros y D. Victoriano Hernando, el dia 10 de Julio de 1852, se ha dado permiso á este último para hacer una 3.' edicion de cinco mil ejemplares de la 1.' y 2. parte de esta obra; y en 5 de Julio de 1853 ha cedido el autor á dicho señor de Hernando la propiedad esclusiva y absoluta. Habiendo pasado á sus herederos Hernando y Muro, quienes perseguirán ante la ley al que lo reimprima sin su permiso.

[ocr errors][ocr errors]

Al Sr. D. Emilio Bernar.

Estimado amigo: Al dar á luz la cuarta edicion de esta obrita, he querido ofrecer á V. un recuerdo de amistad dedicándosela. Acéptela V. como prenda del cordial afecto de su apa sionado amigo Q. B. S. M.

Francisco Merino Ballesteros.

[ocr errors][merged small][merged small][ocr errors]

COMPOSICIONES EPISTOLARES.

A Fr. Juan de Jesus Roca, carmelita descalzo.

Recil la carta de V. R. en esta cárcel, adonde estoy

con sumo gusto, pues paso todos mis trabajos por mi Dios y por mi religion. Lo que me dá pena, mi padre, es la que vuestras reverencias tienen de mí: esto es lo que me atormenta. Por tanto, hijo mio, no tenga pena, ni los demas la tengan; que como otro Pablo (aunque no en santidad) puede decir: que las cárceles, los trabajos, las persecuciones, los tormentos, las ignominias y afrentas por mi Cristo y por mi religion son regalos y mercedes para mí.

Nunca me he visto mas aliviada de los trabajos que ahora. Es propio de Dios favorecer a los afligidos y encarcelados con su ayuda y favor. Doy á mi Dios mil gracias, y es justo se las demos todos, por la merced que me hace en esta cárcel. ¿Hay (mi hijo y padre), hay mayor gusto, ni mas regalo, ni suavidad, que padecer por nuestro buen Dios? ¿Cuándo estuvieron los santos en su centro y gozo, sino cuando padecian por Cristo y Dios? Este es el camino seguro para Dios, y

el cierto, pues la cruz ha de ser nuestro gozo y alegría. Y así, padre mio, cruz busquemos, cruz deseemos, trabajos abracemos; y el dia que nos faltaren, jayl de la religion descalza, y jay! de nosotros.

Dicemo en su carta como el Sr. Nuncio ha manda

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »