Historia de la civilizacion española desde la invasion de los Árabes hasta la época presente, Volumen1

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 152 - Calvo, que fue el rey de este nombre que reinó en Francia durante el gobierno de nuestros condes; con lo que creemos haber demostrado un hecho hasta ahora dudoso por no hallarse documentado.
Página 3 - KÁ\ designio de esta obra es dar á conocer las mejoras que se han hecho sucesivamente en el estado social de la nación española...
Página 245 - SS. juran á Dios y á la Cruz y á las palabras de los Evangelios que corporalmente con sus manos derechas han tocado, que...
Página 175 - Nos que valemos tanto como vos, os hacemos nuestro Rey y Señor con tal que nos guardéis nuestros fueros y libertades y si no, no».
Página 208 - INunca ceses de grangear la voluntad de tus pueblos, pues en la benevolencia de ellos consiste la seguridad del estado, en el miedo el peligro, y en el odio su cierta ruina. Procura por los labradores que cultivan la tierra y nos dan el necesario sustento: no permitas que les talen sus siembras y plantíos : en suma, haz de manera que tus pueblos te bendigan y vivan contentos á la sombra de tu...
Página 87 - Disertación histórica sobre la parte que tuvieron los Españoles en las guerras de ultramar ó de las Cruzadas, y...
Página 207 - ... y á ricos , no consientas injusticias en tu reino, que es camino de perdicion: al mismo tiempo serás benigno y clemente con los que dependen de tí, que todos son criaturas de Dios. Confia el gobierno de tus provincias y ciudades á varones buenos y esperimentados: castiga sin compasion á los ministros que opriman tus...
Página 238 - Manuel , están en sintaxis arábiga , y no les falta sino el sonido material de las palabras para tenerlas por obras escritas en muy propia lengua árabe (i).
Página 29 - Hemos visto algunas veces, y veremos muchas mas de aquí adelante, cómo los reyes godos, ellos solos, sin mas consulta del papa, mandaban convocar concilios nacionales, juntándose con ellos todos los obispos de su tierra. Entraban también por costumbre y casi por ley en el concilio hartos grandes de la corte y casa real, y allí se ordenaba con consejo de ellos lo que convenía para la fée y para todo lo de la religión. Y...
Página 207 - ... y á ricos, no consientas injusticias en tu reino, que «es camino de perdicion; sé benigno y clemente con «todos los que dependan de ti, que todos son criatu«ras de Dios. Confia el gobierno de tus provincias y «ciudades á varones buenos y esperimentados; castiga «sin compasion á los ministros que opriman tus...

Información bibliográfica