Imágenes de páginas
PDF
EPUB

APÉNDICE III.

Origen del romance o idioma castellano, y analisis del antiguo

poema el Cid,

Dificilísima tarea es la de averiguar cuando empezó á ser vulgar el dialecto llamado romance , que se formó de la lengua latina adulterada, y del ára. be en mucha parte. No habiendo documento alguno escrito en romance antes del siglo XII, ni autor de aquellos tiempos que nos dé noticias sobre el particular, habremos de contentarnos con meras conjeturas. Aldrete, Mayans, Sarmiento y el abate Andres, hicieron curiosas investigaciones acerca del origen de la lengua castellana; pero ninguno de ellos pudo determinar con exactitud la época en que el romance vulgar empezó á ser un idioma distinto y separado del latin. Ni es posible ya de

un

terminar con acierto este punto; porque ningun autor de la edad media habló de esto, ni tenemos documento en castellano anterior al siglo XII.

En latin escribió el Pacense contemporáneo á la invasion de los árabes; en latin se escribieron los antiguos cronicones anteriores al siglo XII; y en latin se publicaron tambien los cuadernos de las Cortes de Leon celebradas en la capital de este nombre el año de 1020, y las de Coyanza teni das en el año de 1050.

Por el primero de estos cuadernos, escrito en
latin
mas inculto

que

el segundo, se viene en conocimiento de la existencia de otro idioma vulgar diferente del latino, pues hay palabras que no pertenecen a este, como alboroch ó alboroque, arrelde (pesa de cuatro libras), casa, camisia o camisa , y otras del romance latinizadas como majorinus por merino, sajo por sa yon &c. Este lenguaje vulgar debia de ser muy inculto; porque no se empleaba para escribir la historia, para la formacion de las leyes, para los privilegios, donaciones de reyes y contratos de los particulares, todo lo cual se estendia en latin. Por consecuencia resulta que este era el idioma culto y dominante en los reinos de Leon y Castilla; asi como el árabe lo cra en todos los paises dominados por los musulmanes, en tanto grado que aun en los siglos XII y XIII se escribian en árabe muchas escrituras que se otorgaban en Toledo, a pesar de haber con

pesar de

quistado los castellanos esta ciudad a fines del siglo XI (1).

La dificultad de esta averiguacion acerca del origen de la lengua castellana nada tiene de estraño, cuando consideramos que sucede lo mismo respecto del provenzal, á

que habiéndose escrito en este idioma tantas y tan cultas pocsias desde fines del siglo XI en adelante parece que debiera haberse escitado la curiosidad de los contemporáneos para transmitir á la posteridad algunas noticias sobre la formacion de aquella lengua rica

у flexible, que se hablaba en el mediodia de la Francia y en la parte oriental de España (2).

Solo podemos inferir que el provenzal fue la lengua mas antigua de cuantas tuvieron su origen

(1) La primera escritura qne se encuentra en romance es una donacion de Mari Roiz al monasterio de Cardena otorgada en 1173, la cual puede verse en la obra del P. Andres Merino', intitulada , Escuela de leer letras cursivas antiguas y modernas, pág.!167, edicion de Madrid, asio 1780.

El mismo autor en la citada Paleografia , pág. 159, dice lo siguiente. "Su lengua (la de los niores) debia ser comun á entrambas naciones, porque se hallan escrituras firmadas en árabe de personas cristianas, y tambien de moros, y algunas veces el contesto de la escritura está mezclado de letras castellana'y árabe. En el archivo de la Sarita Iglesia de Toledo se conservan mas'de quinientas escrituras puramente árabes." .

(2) En cuanto a la formacion del dialecto gallego, en

en el latin adulterado; pues las crónicas escritas desde el siglo VIII en adelante hablan ya de ciertos aventureros conocidos con los nombres de joculatores, ministrales, scurræ, mimi, quienes corrian de pueblo en pueblo y de castillo en castillo, recitando ó cantando cuentos y aventuras, y acompañándose con algun instrumento. Estos cantos y el lenguage en que estaban compuestos, eran antes del siglo XI rústicos y groseros, como las costumbres de aquella edad.

Empero esta poesia popular y el lenguaje que la servia de instrumento, se pulió á fines del siglo XI en que el espíritu caballeresco y los viajes al oriente con ocasion de las cruzadas, afinaron el

el cual se escribieron muchas poesías antiguas, inclusas algunas de D. Alfonso el Sabio, se lee lo siguiente en la Paleografia del P. Terreros citado por Merino en la suya, páginas 174 y 175. "Ni la prosa ni el verso castellano se deben confundir con el gallego, lengua que se formó de la francesa ó provenzal antigua y del castellano que entonces se usaha. Pero la perfecta formacion del idioma gallego acaso nació de los casamientos que a fines del siglo XI hizo D. Alfonso VI de sus dos hijas Doña Urraca y Doña Teresa, con los condes D. Ramon y D. Enrique, dando al primero el reino de Galicia, y al segundo lo que por el lado de Galicia se habia conquistado hasta entonces en Portugal. Estos principes sin duda no vinieron solos. Su ventajoso establecimiento, y sus cartas á Francia, Lorena y Borgoña, no pudieron menos de atraer muchos paisanos suyos y aun de otras tierras á sus dominios y condados..

gusto de los europeos y ensancharon la esfera intelectual de los mismos. Entonces la poesía popular participando de aquella cultura , apareció en el siglo XII con mas agradables y complicadas formas, para captar la atencion y satisfacer el gusto de las gentes ya mas civilizadas. A este progreso de la poesía popular alude el trovador Guizaut Riquier en un poemilla que dirigió en forma de peticion á D. Alfonso el Sabio el año de 1257 (1).

(1) Los versos dicen asi en provenzal:

Car
per

homes senatz
Sertz de calque saber
Fo trovada per ver
De primer joglaria
Per metr'els bos en via
D'alegrier e d'honor.
L'estrumen en sabor
D'auzir d' aquel que sap
Tocan issir á cap,
E donan alegrier
Perqu' el pros de primier
Volgron joglar aver,
Et en quar per dever
N' an tug li gran senhor.
Puois foron trobador

Per bos faitz recontar 8c. El sentido de estos versos es que los hombres sábios introdujeron al principio el arte de la yoglaria ó yuglaria acompañado de instrumentos bien taiidos, para honrar y divertir a los nobles que mantenian á los juglares. Despues

« AnteriorContinuar »