Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Tambien es probable que antes del siglo XII hubiese en los reinos de Leon y Castilla alguna poesía vulgar compuesta en el tosco lenguaje que iba lentamente formándose del latin adulterado; porque en todos los paises la poesia popular es la mas antigua , y esta se distingue por su sencillez, asi en el estilo como en la forma métrica. Tengo pues por cierto que antes del siglo XII se cantaban en Castilla romances en lengua vulgar, porque esta es la versificacion mas sencilla y acomodada á las canciones populares. Y aun me atreveré á decir que antes de escribirse el poema del Cid, á mediados del siglo XII, como opina D. Tomas Sanchez, y no antes por mas que diga al abate Andres (1), se cantaba en romances la historia del Cid, y tal vez el poema se compuso en gran parte

con ellos.

Muéveme a pensar asi la observacion que he

de esto vinieron los trovadores para cantar altos hechos y Joar á los nobles, estimulando á otros para que los imiten.

El que quiera saber mas acerca de los trovadores, puede consultar la obra, clásica en esta materia de Mr. Raynouard, intitulada Choix des poesies originales des troubadours, como tambieu las vidas y obras de los trovadores, de F. Diez, profesor de la universidad de Bonn en Prusia.

(1) Es muy notable que cuantos trataron de la antigüedad de este poema no reparasen en los versos 3013 y 3014 del mismo que dicen:

hecho despues de una lectura muy atenta de este antiquísimo monumento de nuestra poesía, y es que en todo él se encuentran muchísimos versos de ocho sílabas, no siendo esta la forma métrica que adopló el autor, sino otra muy distinta de versos largos, desiguales , asonantados

por
lo

de los que

he entresacado como muestra los siguientes octosílabos, que

forman otros tantos hemistiquios.

comun,

[blocks in formation]

El conde don Anrrich é el conde don Remond:

Aqueste fue padre del buen emperador. Este último era D. Alonso VII (hijo del conde D. Ramon de Borgoña y de Doña Urraca) que sucedió a su madre en el reino de Castilla, y no empezó a llamarse emperador hasta el año de 1135 en que se coronó como tal en las cortes de Leon, segun Sandoval en la Crónica de este rey, cap. 30. Por consiguiente el poema no pudo escribirse antes del indicado año, á menos que el autor hablase en profecía.

[ocr errors]

40 Una niña de nuef años
45 Los averes é las casas
49 E tornos' pora su casa
50 Que el rey non havie gracia
61 Alli posó mio Cid=como si fuese

en montaña
70

Fablo Martin Antolinez
72

E vaimos nos al matino
73 Por lo que vos he servido
74 En ira del rey Alfonso
93 Que non lo vean cristianos

En cuenta de sus haberes= de los

que tenien ganados 102 Llegó Martin Antolinez 103 ¿O sodes Rachel é Vidas= los mios

amigos caros?
107 A moros nin á cristianos
108 Por siempre vos fare ricos= que non

seades menguados
134 De todas partes menguados
137 Ya vedes que entra la noch
139 No se face asi el mercado
143 E nos vos ayudaremos
150 Ca

por

el agua

ha pasado

Aun pudiera citar gran multitud de versos octosílabos como los anteriores, si no estuviese persuadido de que los acotados, bastan para acreditar que ya existia este género de versifica

cion, y que no siendo esta la adoptada por el autor para la composicion de su poema, cl hallarse en él tantos versos de ocho sílabas no hubo de ser efecto de pura casualidad, sino de intercalacion hecha de proposito, tomándolos de las canciones populares. Como quiera que sca de esta opinion mia, nueva y por lo tanto destituida de apoyo, el poema merece ser examinado con el mayor detenimiento, por ser la obra castellana mas antigua. En este concepto me be tomado el trabajo improbo de estudiarla bien y analizarla , arrostrando el fastidio que causa su inculto, desaliñado y oscuro lenguage; y por conclusion de este apéndice presentaré el plan de este poema, tan poco apreciado, con algunas observaciones mias acerca de su mérito.

Desterrado del reino de Castilla cl esclarecido Cid por orden del rey D. Alonso VI, sale afligido de Vivar en compañia de algunos valientes guerreros, resueltos á seguir su buena o mala suerte. Encaminase á Burgos, donde se habia recibido un mandalo real prohibiendo a todos sus moradores dar hospedage y aun hablar al caudillo, sopena de la indignacion del monarca y de perder sus bienes. Al entrar el Cid en la ciudad hallábanse los habitantes de ella asomados á las ventanas para ver pasar á tan insignc adalid; pero nadie osaba hablarle, aunque todos le compadecian.

El Cid se dirije á su casa, que encuentra cer

que se le

rada, da golpes a la puerta con el estribo para que le abran; mas nadie obedece ni responde: solo una muchacha de

pocos

años se le presenta, osa hacerle sabedor de la orden que impuso la prohibicion á los habitantes. Entonces el caudillo y sus compañeros salen de Burgos y van á acampar á orillas del Arlanzon, donde pasan la noche en tiendas de campaña. Para proveerse de dinero el Cid traza cl arbitrio de llenar de arena dos cofres, y suponiendo que es oro labrado pide a Raquel y Vidas, dos sugclos poderosos que se ballaban en el castillo de Burgos, 600 marcos prestados con el propósito de devolvérselos en mejor ocasion. Martin Antolincz desempeña diestramente este encargo. Entrega los cofres á Raquel y Vidas bajo la condicion de que no sean abiertos; y ellos confiados en la buena fe y repulacion del Cid, no dudan prestar el dinero sobre tan engañosa hipoteca.

Hecho esto alzan las liendas los guerreros, y se encaminan á S. Pedro' de Cardeña, donde se hallaba la esposa del Cid con sus hijas y dueñas. Empezó á rayar

cl alba cuando llegó el Campeador con los suyos: sale á recibirle el abad D. Sancho con grande regocijo; despues se presentan su esposa Jimena y sus hijas: aquella hincada de hinojos y derramando lágrimas manifiesta al Cid su dolor profundo. El guerrero la consuela con tiernas palabras, y tomando á sus hija's en brazos las acaricia amorosamente.

« AnteriorContinuar »