Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tura á la península , donde fundaron algunas ciudades, y estuvieron largo tiempo domiciliados. Tambien se ilustrarian los iberos en la parte oriental de España con la fundacion de las cuatro colonias griegas, Sagunto , Denia, Emporio (Ampurias), y Rosas , suceso posterior al establecimiento de los fenicios (1).

Entorpecieron en gran manera el curso de esta civilizacion los terribles celtas, que invadicron la península antes de la venida de los cartagineses, obligando a los ligures y sicanos, que probablemente eran tribus ibéricas, á abandonar su patria para ir a formar nuevos establecimientos en Italia. Llamábanse celtiberos los celtas

que

lindaban con sus enemigos los iberos.

Los mas de nuestros historiadores suponen que los celtiberos se llamaron asi

por

haberse clado con los iberos. No era facil que se amalgamasen dos castas enemigas, que se disputaban el territorio de la península , ni en los autores antiguos se hallan datos positivos de aquella mescolan

me2~

(1) Estas colonias, fundadas despues de la venida de los fenicios, eran rivales de Cartago en el come

mercio, y de aqui el afan que tuvieron los cartagineses en destruirlas para hacer esclusivamente el comercio de la península , despues que perdieron la Sicilia, á consecuencia de la primera guerra púnica. La catástrofe de Sagunto acredita el ciego encono con que se hizo esta guerra, y da una clara idea de la perfidia de los cartagineses.

za. Los celtas adelantaban en su conquista de occidente á oriente; y en Aragon se hallaba la línea divisoria de entrambos pueblos, cuando empezaron su conquista los romanos. Estos pasando del pais ibérico al céltico, pusieron el nombre de celtiberos á los celtas confinantes, y casi confundidos con los iberos.

En el siglo VI antes de J. C. ocupaban los ibcros toda la costa desde Gades hasta Empório ó Ampúrias, segun el testimonio de Scilax, anterior á Herodoto, y el escritor mas antiguo de cuantos nos dejaron noticias relativas a la España de aquellos tiempos (1).

No tenemos datos positivos acerca del estado social de los iberos, ni de los progresos morales é intelectuales

quc

hubiesen hecho con el auxilio de las colonias griegas y fenicias. De los celtiberos

(1) Este navegante, natural de Cariando , pueblo de Caria, en

un trozo de su Periplo, conservado en là biblioteca griega de Fabricio , tom. 4, pag. 658, dice asi: "Los primeros pueblos que se encuentran de Europa son los iberos, nacion indigena cuyo territorio baña el rio Ebro. Hay alli dos islas que tieneri el nombre de Gades, en una de las cuales 'sé halla un pueblo á una jornada de las columnas de Hércules. Tambien existe una ciudad llamada Empório ,,

poblada por una colonia de masaliotas. Las costas de la Iberia viener á componer una navegación de siete dias con sus noches. Más allá de los iberos se hallan los ligures, poblacion mezclada con la primitiva, que se estiende hasta el Ródano.”

[ocr errors]

nos han dejado algunas noticias los escritores antiguos: el mas puntual entre ellos es Diodoro Siculo, que pinta á los celtiberos del modo siguiente:

"Los celtiberos, dice, visten un sayo negro y velludo , cuya lana se asemeja al pelo de cabra. . Algunos llevan broqueles á usanza de los galos; pero los deras usan escudos cóncavos y redondos como los nuestros. Gastan una especie de botines peludos, y capacetes ó cáscos de hierro con penachos de color de púrpura. Sus espadas son de dos filos

у

de un temple admirable: sirvense tambien en la pelea de puñales que tienen un pie de largo. El modo con que fabrican sus armas es particular: sotierran las hojas de fierro, y las dejan asi enterradas hasta que el moho consume la parte mas endeble del metal, y solo queda de él lo mas solido y depurado. De esta manera fabrican sus escelentes espadas, y los demas instrumentos de guerra. Estas armas son tan fuertes que traspasan cuanto se les pone por delante; de suerte que no hay escudo ni casco, ni mucho menos hueso humano , que pueda resistir á un filo tan cortante. Luego que la caballería de los celtiberos ha arrollado al enemigo, se apean los ginetes, é incorporados con la infantería hacen prodigios de valor.

» Observase en los celtiberos una costumbre estraña: aunque son muy aseados en sus festines, no dejan de mostrarse á veces inmundos. Lá

vanse el cuerpo con orin, y aun se frotan los dientes con él, persuadidos de que este liquido contribuye mucho al aseo.

» Con respecto á su indole son muy crueles con los malhechores y con sus enemigos ; pero sumamente humanos para sus huéspedes. No solo otorgan con gusto la hospitalidad a los estrangeros que viajan por su pais, sino que desean su compañía, y aun contienden por disputársela , mirando á los huéspedes como gente favorecida de los dioses.

» Aliméntanse los celtiberos con diferentes clases de vianda sazonada, y su bebida es el vino mezclado con miel : esta la tienen en su pais con abundancia , y aquel se lo llevan de fuera los estrangcros.

» Los mas civilizados de los pueblos confinantes con los celtiberos son los vaceos: estos reparten anualmente entre si la tierra

que

habitan. Cada uno cultiva la porcion que le ha tocado, y pone en comun con los demas los frulos

que do: hacen de todos ellos una distribucion igual, y se castiga con pena capital la ocultacion de la menor cosa.” (1)

Habiendo los romanos vencido y espulsado de España á los cartagineses, empezaron á poner por obra su meditado proyecto de sojuzgar toda la pe

ha cogi

(1) Biblioteca histórica , lib. 5, cap. 22.

nínsula. Posesionados de una gran parte del territorio de los iberos, donde habian entrado como amigos y vengadores de la destruccion de Sagunto, no les fue dificil la conquista, manteniéndose aquellos neutrales, y deseando tal vez la destruccion de los celtas, para sacar despues algun partido ventajoso con los romanos.

La guerra con los lusitanos y celtiberos fue muy larga , sangrienta y porfiada. Aquellos dieron que hacer á los romanos mas que los cultos y poderosos cartagineses. Roma tuvo que apelar al me. dio infame de una alevosia para deshacerse de Vi. riato. Las orgullosas águilas se humillaron repetidas veces delante de Numancia, y una sola ciudad de España, no de las principales, llegó á ser el terror de Roma. El senado cometió la injusticia de desa probar la capitulacion hecha por el con sul: Cayo Hostilio Marcino, y de entregar á este desnudo á los héroes de Numancia, que no quisieron vengar en él la perfidia del gobierno de Roma.

Si las diferentes tribus célticas se hubiesen unido para contrarestar simultáneamente el poder de aquella orgullosa república, hubieran quedado vencedoras; pero la falta de comun acuerdo, y

Ja superior disciplina de los romanos, dieron a estos el triunfo. Apoderados: pues de casi toda España, fueron planteando en ella sus instituciones, y la civilizacion romana empezó á arraigarse con ventaja de la sociedad española. 4 s.se.

« AnteriorContinuar »