Relacion de todo lo que sucedió en la jornada de Omagua y Dorado hecha

Portada
M. Ginesta, 1881 - 192 páginas
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 150 - Rey, no pedimos mercedes en Córdoba, ni en Valladolid, ni en toda España, que es tu patrimonio, duélete, señor, de alimentar los pobres cansados en los frutos y réditos desta tierra, y mira, Rey y señor, que hay Dios para todos, igual justicia, premio, paraíso e infierno.
Página 147 - Especialmente es tan grande la disolucion de los frailes en estas partes, que, cierto, conviene que venga sobre ellos tu ira y castigo, porque ya ' no hay ninguno que presuma de menos que de Gobernador. Mira, mira, rey, no les creas lo que te dijeren, pues las lágrimas que allá echan delante tu Real persona, es para venir acá á mandar.
Página 146 - Lucifer, según tenéis sed y hambre y ambición de hartaros de sangre humana; mas no me maravillo ni hago caso de vosotros, pues os llamáis siempre menores de edad, y todo hombre inocente es loco, y vuestro gobierno es aire.
Página 150 - No podemos creer, excelente rey y señor, que tú seas cruel para tan buenos vasallos como en estas partes tienes, sino que estos tus malos Oidores y ministros lo deben de hacer sin tu consentimiento.
Página 145 - España, y hacerte en estas partes la más cruda guerra que nuestras fuerzas pudieren sustentar y sufrir; y esto, cree, rey y señor, nos ha hecho hacer el no poder sufrir los grandes pechos, premios y castigos injustos que nos dan...
Página 158 - Santos, que a todos los que lo oían ponían temor y espanto; y dijo muy enojado: -¿Piensa Dios que porque llueva no tengo de ir al Pirú y destruir al mundo? pues engañado está conmigo. Y estas y otras semejantes blasfemias duró hasta que acabaron de hacer en toda la cuesta escalones, con azadones, y las cabalgaduras acabaron de subir. Entretanto que él aquí se detuvo, los de su vanguardia...
Página 152 - ... otra cosa que desesperar, especialmente para los chapetones de España. "Los capitanes y oficiales que al presente llevo, y...
Página 149 - Pues los frailes a ningún indio pobre quieren enterrar y están aposentados en los mejores repartimientos del Pirú. La vida que llevan es áspera y trabajosa, porque cada uno dellos tiene por penitencia en sus cocinas una docena de mozas y no muy viejas, y otros tantos muchachos que les van a pescar, a matar perdices ya traer frutas.
Página 184 - Y ansí, fue su ánima á los infiernos para siempre, y del quedará entre los hombres la fama que del malvado Judas, para blasfemar y escupir de su nombre, como del más malo y perverso hombre que habia nascido en el mundo.
Página 151 - Fue este Gobernador tan perverso, ambicioso y miserable, que no lo pudimos sufrir; y así, por ser imposible relatar sus maldades, y por tenerme por parte en mi caso, como me ternás, excelente Rey y Señor, no diré cosa más de que le matamos; muerte, cierto, bien breve.

Información bibliográfica