Historia de la revolucion de Nueva España: antiguamente Anáhuac, ó Verdadero origen y causas de ella con la relación de sus progresos hasta el presente año de 1813, Volumen1

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página xxxviii - Porque en los hechos arduos y dudosos de nuestros reinos, dice otra, es necesario consejo de nuestros subditos, y naturales, especialmente de los procuradores de las nuestras ciudades, villas y lugares de los nuestros reinos, por ende ordenamos y mandamos, que sobre los tales fechos grandes y arduos, se hayan de ayuntar cortes, y se faga con consejos de los tres Estados de nuestros reinos, según que lo ficieron los reyes nuestros progenitores.
Página 71 - Y porque es nuestra voluntad, y lo hemos prometido y jurado, que siempre permanezcan unidas para su mayor perpetuidad y firmeza, prohibimos la enajenación de ellas. Y mandamos que en ningún tiempo puedan ser separadas de nuestra real corona de Castilla, desunidas ni divididas en todo o en parte, ni sus ciudades, villas ni poblaciones, por ningún caso ni en favor de ninguna persona.
Página 291 - A este llamaron Papa, que quiere decir Admirable Mayor, Padre y Guardador, porque es Padre y Gobernador de todos los hombres.
Página 128 - Que no se consintiese ir ni estar en las Indias Judíos, ni Moros, ni nuevos convertidos. Que se dejasen pasar esclavos negros, nacidos en poder de Cristianos, y que se recibiese en cuenta á los Oficiales de la Real hacienda, lo que por sus firmas se pagase.
Página 122 - Por justas causas y consideraciones conviene que en todas las capitulaciones que se hicieren para nuevos descubrimientos, se excuse esta palabra conquista y en su lugar se use de las de pacificación y población, pues habiéndose de hacer con toda paz y caridad, es nuestra voluntad que aun este nombre, interpretado contra nuestra intención, no ocasione ni dé color a lo capitulado para que se pueda hacer fuerza ni agravio a los indios.
Página 71 - Por donación de la Santa Sede Apostólica y otros justos y legítimos títulos somos Señor de las Indias Occidentales, Islas y Tierra Firme del Mar Océano descubiertas y por descubrir y están incorporadas en nuestra Real Corona de Castilla.
Página 292 - Majestad vos dará muchos privilegios y excepciones y os hará muchas mercedes, si no lo hiciereis o en ello dilación maliciosamente pusiereis, certificóos que con la ayuda de Dios yo entraré poderosamente contra vosotros y vos haré guerra por todas las partes y manera que yo pudiere y os sujetaré al yugo y obediencia de la Iglesia y de su Majestad...
Página 237 - De los asi examinados y opuestos en esta forma escojan los arzobispos y obispos tres los mas dignos y suficientes para cada uno de los dichos beneficios, prefiriendo siempre los hijos de padre y madre españoles nacidos en aquellas provincias, siendo igualmente dignos á los demás opositores nacidos en estos reinos...
Página 93 - Es nuestra voluntad y ordenamos que la ciudad del Cuzco sea la más principal, y primer voto de todas las otras ciudades y villas que hay y hubiere en toda la provincia de la Nueva Castilla. Y mandamos, que como principal y primer voto...
Página xxxiii - ES nuestra voluntad que los Vireyes solos provean y determinen en las materias de gobierno de su jurisdicción ; pero será bien que siempre comuniquen con el Acuerdo de Oidores de la Audiencia donde presiden , las que tuvieren los Vireyes por mas arduas...

Información bibliográfica