Imágenes de páginas
PDF
EPUB

cartas de V. Mj. con órden de enviárselas con un caballero en tomando la posesion deste cargo, en los ofrescimientos que. V. Mj. me tiene mandado, y en particular ofresciendoles mi servicio, y así lo hice, avisando tambien al conde de Montagudo; y á V. Mj. he querido escribirlo para que lo sepa como es razon.

d

d.

Luego como llegué aquí, y entendí que el duque de Branzuygh no servia á V. Mj. en esta ocasion como lo habia hecho en las pasadas, dije al duque Dalba la amistad que tenia con él, de la cual creo se acordará V. Mj., pues cuando vino á estos estados procuré de mi parte de que sirviese á V. Mj. para que viese si seria bien que yo le escribiese para le atraer á servir. Díjome que esperaba cierta respuesta suya, que venida me avisaria della, y de lo que conviniese. En este medio el dho. duque me envió á visitar con un gentil hombre suyo, y me escribió una carla muy llena de amistad y ofrescimientos; comuniquéla con el duque, y con su parescer le respondí en la misma forma, apuntándole tambien algo de lo que hacia á nro. propósito, y enviándole él á la sazon al secr.° Delgadillo para el mismo efecto; le escribí yo tambien en la forma y substancia que al duque parescić, y despues acá de la misma manera lo he hecho las veces que ha convenido.

Parésceme que para resolverse quedaba esperando cierta respuesta de sus estados, segun que mas particularmente lo debe avisar á V. Mj.a el duque.

Mos de Monducet, que hace aquí los negocios del rey de Francia, me vino á visitar poco despues de mi llegada de parte de su amo con la carta, cuya copia envío á V. Mj.a, y á darme de su parte la bienvenida con las palabras de cumplimiento ordinarias, persuadiéndome mucho á la conservacion de la paz que V. Mj. tiene con su amo.

Yo le respondi de palabra con las buenas razones de agradecimiento que era justo, significándole la órden expresa que traigo de V. Mj. de servir y complacer al rey su amo, y de atender con mucho cuidado á la conservacion de la paz y buena vecindad y amistad que hay entre VS. Mj.', y loándole la buena opinion en que estaba, así para el servición de Nro. Señor, como bien de la cristiandad; y despues envié á visitar al dho. Monducet y la respuesta á la carta de su amo, cuya copia envío á V. Mj. De todo lo cual he dado cuenta al duque de Alba, y tambien he avisadoy enviado copias dello á D.a Diego de Zúñiga.

A la reina de Inglaterra no he escripto por no haber llegado la ocasion, y no habérmela ella dado, y si he escripto al emperador y emperatriz entre tanto, ha sido por haber tan diferentes razones como hay. Nro. S. or guarde y prospere la S. C. y Real persona de V. Mj. con augmento de mas reinos y señoríos como sus criados y vasallos deseamos. De Bruselas á 18 de junio 1572.-D. V. S. C. R. Mj.d criado y vasallo que sus reales manos besa.-D." Juan de la Cerda. Tiene rúbrica.

d

Sobre. A la S. C. R. Maj. del rey nro. señor.

[ocr errors][merged small][ocr errors]

Flándes.

Carpeta.

1572.

Lo que se avisa por cartas de particulares de Flandes de 22

DENTRO.

y 24 de junio 1572.

Por cartas de Flandes de 22 y 24 de junio se

avisa.

(Archivo general de Simancas.-Estado, legajo núm. 550.)

Que aquellos estados en general habian recibido grandísimo contentamiento con la venida del duque de Medina, porque les agrada mucho la dulzura y buen semblante con que trata á todos, y que así se espera en Dios que ha ido para remedio y conservacion del pais.

El cual está puesto en grandísimo aprieto por ser acometido por tantas partes, y estar tan desgustados los naturales con el nuevo impuesto de la décima, que debia reservarse para mejor sazon, cual fuera estando hechos los castillos.

Que desde que se impuso esta alcabala, los naturales dieron oidos á pláticas é inteligencias con los rebeldes, que son en mucha cuantidad y desean grandemente volver á su patria.

Y que para quitarles la ocasion de que no vuelvan á invadir aquellos estados, lo cual procurarán mientras que anduvieren desterrados, paresce conveniente que Su M.d concediese perdon general á toda la gente comun, y que para tener contentos aquellos estados en gral. haria mucho al caso que Su M. los visitase, que con verle darian cuan

to se les pidiese, llevándolos con amor y mansedumbre, la cual será de mas efecto que no millares de hombres de guarnicion.

Que conviene darse mucha prisa en recobrar lo perdido, particularmente lo de Holanda, porque aquellos estados son muy estériles, y si lo de la mar no se abre con brevedad, padescerian hambre los naturales, que la sufren tan mal como se sabe.

Que la villa de Anvers está muy mal proveida, y cada dia les hacen befas los marineros y pescadores de Holanda, que absolutamente son señores de la mar por saber las menguantes y crescientes, y que apenas se halla un barco en Anvers, que es tan grande inconveniente como se deja considerar.

Copia de carta autógrafa de Pedro Canales à Zayas. De Bruselas á 24 de junio, con párrafos en cifra, descifrados al márgen y entre renglones.

Recibida á 9 de julio.

Situacion de Flandes-Recomienda al hijo de Juan del CastilloD. Juan de Mendoza-Se muestra agradecido á varias personas.

(Archivo general de Simancas.-Estado, legajo núm. 552.)

ILL. SEÑOR:

Envía el duque tanta carga de papeles á v. m. que me paresce que seria atrevimiento mio ocupar á v. m. mas con mi carta, tanto mas no habiendo cosa que lo requiera; así diré solamente que en la Esclusa recibí las dos cartas de v. m. de 12 y 15 de mayo juntamente con las que ve

nian para Diego de Heredia, y á v. m. beso las manos muy muchas veces por la mrd. que con ellas me hizo, y por la memoria que tuvo de se acordar de mí en la que escribió á Su Ex.*, que ya sé que no he de poder servir á v. m. esta ni las pasadas con cosa mas de su gusto que con hacer el deber y trabajar por merescerla; esto haré yo con el cuidado y vigilancia posibles, como hasta agora lo he hecho, y así entiendo que el duque está mas que satisfecho desto, segun que de ordinario lo muestra y publica.

Si pensase que hubiese v. m. de creerme no dejaria de decirle aquí el miserable estado en que hemos hallado estos, el notable provecho que ha hecho la venida del duque en esta sazon, y no puedo persuadirme sino que el haber tardado tanto en nro. viaje ha sido disposicion divina para conservar el remedio que con su llegada paresce que tienen estas cosas, el cual si faltara, ó despues de venido el duque sucediera lo que ha sucedido, v. m. no dude que hubiera muy dificil ó ningun remedio, y esto es tanto verdad, qué aun á los que les conviene negarlo lo he oido, y por esto me he alrevido á decirlo, asegurando á v. m. como cristiano y criado de v. m. que le he de decir verdad, que no hay hombre que no publique á voces que si tardara el duque muy pocos dias mas fuera todo acabado, y á lo menos se ha visto que con su llegada han estancado y asegurádose algun tanto los ánimos (1); mas bien verá v. m. harta parte desto por los papeles que enviamos. Una cosa sé cierto yo, y es verdad, porque me la han dho. los mismos que la han hecho, y muchos, que ya todos habian llevado sus haciendas al castillo de Anvers no teniéndose por seguros en esta villa, y esperando por horas que se levantáse.

(1) Todo lo que va de bastardilla en esta carta está en cifra, y descifrado al márgen.

« AnteriorContinuar »