Imágenes de páginas
PDF
EPUB

CAPITULO I.

Fundacion y situacion de Pastrana.

VARIO

ARIOS son los nombres que ha tenido esta villa: en la antigüedad se llamó Palaterna, despues Paterniana, y úl

y timamente Pastrana. Segun varios autores, fue destruida siendo ciudad, por el pretor romano Tito Sempronio Graco, y despues reedificada á los ciento veinticuatro años por el cónsul romano llamado Paterniano (1), al año del mundo de 3947. Que esta villa fue ciudad, entre otros lo dice Tolomeo en su Geografia, lib. 2.', cap. 26, quien pone: Paterniana civitas in Carpentaniis ædificata est ann. 3947, y su traductor Villanovano la coloca en nueve grados de longitud y veinte minutos, y en cuarenta de latitud y veinle minutos.

. Está situada en una suave ladera rodeada de buertas, jardines, árboles frutales y olivos, y regada por muchas fuentes y arroyos. Por la parte de Norte se eleva un allo cerro que la preserva de sus aires, por lo que se goza de

[ocr errors]

(1) Véanse varias cosas curiosas en la Historia de Nuestra Señora de la Oliva, que escribió D. Juan Caro del Arco y Loaisa, racionero de Pastrana, impresa en Alcalá en 1676.

un temperamento benigno. Dista de Madrid doce leguas; de Guadalajara, capital de la provincia, seis; del rio Tajo una; y tres del Tajuña. Su figura es triangular, aunque algo mas estendida por el barrio del Albaicin. Sus calles tienen de todo; unas son llanas, otras entrellanas, y otras

y algo pendientes. Sus edificios, en lo general, son antiguos y de mala construccion, si se esceptuan algunos, de los que hablaré despues. Su término linda por Este con el monte Anguix; por Oeste con Escopete; por Norte con Moratilla y Hueva; y por Sur con el rio Tajo y Yebra, Todos los lérminos que le rodean son: rio Tajo, Yebra, Escopele, Escariche, Hueva, Moratilla, Fuentelaencina, Valdeconcha, Anguix y Sayaton, aunque este se queda enmedio, como el sitio de Bolarque.

CAPITULO II.
Obispos de Pastrana.

Algunos autores (que seguramente no tienen la mejor nola entre los eruditos) dicen que cuando esta villa fue ciudad, tuvo silla episcopal. El primer Obispo fue San Avero, por los años de 563; lo cierto es que hasta el dia de hoy conserva su nombre la fuente de San Avero, que está junto a la puerta de la iglesia de las monjas. En la historia de Nuestra Señora de la Oliva, ya citada, se dice que esta fuente nació milagrosamente. Para que este santo Obispo bautizase á unos gentiles que estaban con él presos en la cárcel, y que desde entonces no se ha visto crecer ni disminuir el agua. Esto es cierto, así como que junto á esta fuente se ven antiguas ruinas, pero que no sabemos qué fueron.

Tambien hubo otro Obispo llamado Pedro por el año de 713; otro llamado Birila en 715. Así lo dice Auberlo en su Crónica al núm. 21: Paternianenses Episcopi incipierunt tempore gotorum; primus eorum sedil A verus anno Domini DLXIII. Cui succederunt longo tempore Petrus anno Domini DCCXIII, Birila anno Domini DCCXV. San Gregorio Eleberitano hace tambien mencion de San Marciano, Obispo de Pastrana. San Mareniano fue martir en Pastrana, segun dice Fray Gregorio Argaiz (1); estas son sus palabras: Paternianæ in Carpetaniis sanctus Marenianus Episcopus. De aquí no se sigue que fuese Obispo de Pastrana, como ha creido alguno, sino que padeció en Pastrana: la verdad es que hay un sitio frente al convento del Carmen, que hasta hoy se llama las Peñas del Asaeteado, porque en él se ejecutó un martirio de esta clase. Y

para que no se confunda esta Paterniana con otra que hubo en Cantabria, dice el citado autor al fólio 456: Esta ciudad es la noble y rica villa de Pastrana, en el reino de Toledo, que hoy es cabeza del estado de los duques de la casa de Silva.

CAPITULO III.

Epocas ciertas de esta villa. Cómo Pastrana

fue de la Orden militar de Calatrava.

[ocr errors]

Cualquiera que haya leido las historias de Castilla, sabe las turbulencias é inquietudes que hubo en la menor edad del rey D. Alonso VIII, y las facciones que se suscitaron entre las dos poderosas casas de los Laras y de los Cas

tros. Sabe igualmente la resistencia que estos últimos hii cieron al rey, aun cuando ya babia tomado las riendas del gobierno por sí mismo, y que entre sus espediciones para recobrar las fortalezas y castillos, fue una la toma del de Zorita, sito á la orilla del Tajo, que lo tenian los Castros. Los sucesos del sitio y circunstancias de la entrega constan en muchos autores; por último, vino á poder del

rey en 1169.

La naciente Orden militar de Calatrava ayudó al rey á esta conquista, y á poco tiempo, el año 1174, hizo do

y nacion á dicha Orden del enunciado castillo de Zorita con todos sus términos, en los que estaba comprendida la villa de Pastrana; esta donacion la he leido en los términos siguientes.

In nomine Christi amen; Decet inter ceteros, precipue Regiam Mayestatem, honestos ac religiosos quosque diligere viros, et illos maxime qui relictis secula voverunt sponte contra crucis Christi adversarios et propiam sanguinem fudere, et vitam temporalem finire. Ea propter Ego Ildefonsus hispaniarum rex, una cum uxore mea Aleonor Regina, huyusmodi viros ditare et juvare cupiens, pro animabus Avi et Patris mei, nec non et Parentum meorum, pro salute et animæ meæ; dono et concedo grato animo Deo, et vobis Domino Martino Petro de Sienes de Calatrava Magistro, et universis ejusdem fratribus presentibus atque futuris, Castellum illud quod Zorita vocatur, super ripam Tagi situm, totum ex integro cum castello videlicet et villa, cum collatiis, terris, vineis, pratis, pascuis, rivis, molendinis, azenis, piscariis, cum nemoribus, montibus et fontibus, cum cultis et incultis, cum ingressibus et egressibus, et cum omnibus terminis, directo

[ocr errors]
[ocr errors]

(1) Poblacion eclesiástica de España, tom. 1.', pág. 58, número 105, etc.

riis, et pertenenciis suis, et cum omni jure quod ego ibi abeo et habere debeo, jure hereditario habere in perpetuum. Siquis vero hujus meæ donationis paginam, in aliquo rumpere voluerit, iram Dei Omnipotentis plenarie incurrat, et supliciis infernalibus Judæ Domini proditoris consors fiat, et Regiæ parti mille marcos argenti, et vobis prefatum Castellum duplantum..... persolvat. Facta cartaToleto anno sequenti quo serenissimus Rex Ildefonsus Sanctium Navarrorum regem devicit, et Pampilonem usque pervenit. Era MCCXII sexto kalendas Martii. Et ego Rex Ildefonsus regnans in Castella, et Toleto, et Extrematura hanc cartam, quam fieri jusi manu propia roboro et confirmo. Siguen las firmas del Arzobispo de Toledo, y de otros Obispos y Condes, y hay un sello que pone alrededor: Signum Regis Ildefonsi; y en otro renglon: Comes Gundisalvus de Maranone Alfonsus Rodericus Gutierrez Majordomus curiæ regis.

Por esta donacion quedó Pastrana sujeta a la Orden de Calatrava, y aquí se puede decir que principia la segunda época de esta villa. No se puede dudar de que esta Orden la dió gran impulso, y se puede decir que la sacó de entre sus ruinas; mas no se sigue de esto que dicha Orden mililar la fundara, como han creido algunos, sino que estando en su mayor decadencia, la dió nueva vida. Los trozos de muralla que hoy se conservan con algunos arcos, en nada se parecen á las muchas obras que por esta tierra hizo la Orden; y los muchos sepulcros que continuamente se

у están ballando, prueban una gran antigüedad. Pero es lo cierto, que dicha Orden militar y sus Maes

y tres miraron con particular afecto á este pueblo, pues muy luego le concedieron privilegio de villazgo, siendo gran Maestre D. Fr. Pedro Moñiz, su fecha en la Torre de Don

« AnteriorContinuar »