Historia general de España, desde los tiempos mas remotos hasta nuestros dias. Por Don Modesto Lafuente, Volumen8

Portada

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 261 - Avila que yva junto con el rey, poniendo el dedo en la frente, «Para esta cruz, don obispillo, vos me lo pagueis.» Y el obispo le respondio, «Señor, juro a Dios ea las ordenes que recebi que tan poco cargo os tengo en esto como el rey de Granada.
Página 464 - Avila, en el pulpito, en el foro y en las plazas la condenaban mayor número de voces. Los primeros nobles que vinieron á su servicio, ademas del conde de Alba que habia precedido á todos, fueron los condes de Trastamara y de Valencia. El prior de San Juan, el condestable y el mariscal de Castilla, hechuras suyas, y el conde de Cabra, le permanecieron fieles en Andalucía contra los esfuerzos del activo rebelde maestre de Cala Ira va.
Página 486 - Vivero donde moraba la princesa (i), por un postigo que daba al campo. Allí le aguardaba el arzobispo de Toledo, quien lo condujo al cuarto de Isabel ; y al entrar fue quando Gutierre de Cárdenas, señalando al príncipe con el dedo, dijo á la princesa , ese es, ese es ; de donde quedaron las SS en el escudo de sus armas.
Página 264 - Esta es la justicia que manda hacer el Rey nuestro Señor a este cruel tirano e usurpador de la corona real: en pena de sus maldades mándale degollar por ello.
Página 499 - ... algunos deleites que la mocedad suele demandar y la honestad debe negar. Fizo hábito dellos; porque ni la edad flaca los sabia refrenar, ni la libertad que tenia los sofría castigar.
Página 136 - Urgel hizo disculpar su ausencia con pretexto de enfermedad. Su madre, la condesa doña Margarita, envió á ellas su procurador. Nombróse en estas cortes una diputación permanente de ocho miembros, dos por cada uno de los cuatro brazos, para que examinase las cuentas del reino y proveyese lo conveniente á la inversión de las rentas del Estado hasta la reunión de otras cortes. Acordaron al rey un servicio de cincuenta mil florines con nombre de empréstito, y otros cinco mil para sus gastos,...
Página 215 - II., casara con la princesa doña Blanca, hija de don Juan de Navarra, llevando ésta en dote las villas de Medina del Campo, Olmedo, Roa y Aranda, con el marquesado de Villena; que se devolviesen mutuamente los lugares tomados en la guerra, y que los infantes de...
Página 353 - Goncentaina para que secretamente comunicase al papa el pensamiento de su venida, puesto que en Italia habían cesado las guerras y había paz universal. Mas como al propio tiempo llevase encargo de rogarle de parte del rey que para mayor seguridad se dignara otorgarle de nuevo las bulas de investidura del reino de Ñapóles y de los vicariatos de Benevento y Terracina para sí y para el duque de Calabria su hijo, y como el papa diese tales escusas que el conde entendiera que las negaba casi abiertamente,...

Información bibliográfica