Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Llegó el año de 1885 y ya no fué posible contener por más tiempo y en tan estrechos límites el entusiasmo de aquellos aficionados. La Sociedad Arqueológica se fundó, por fin, en la noche del 22 de Mayo de dicho año, según consta de la siguiente

ACTA:

En la Ciudad de Carmona, Provincia de Sevilla, á veinte y dos de Mayo del año de mil ochocientos ochenta y cinco, previa citación personal, se reunieron en la casa número quince de la calle de San Felipe, los Señores D. Sebastián Gómez Muñiz, D. José Pérez y Cassini, D. José Vega Peláez, D. Martin Iribarren, D. Jorge Edward Bonsor y Ď. Juan Fernández López. Además, se consideraron como presentes á los Señores D. Manuel Fernández López, Ilustrisimo Señor D. Antonio María de Ariza, D. Aniceto de la Cuesta, D. Ramón Martínez y Burgos y D. Manuel Delgado Malvido, ausentes unos de esta población, y otros que no pudieron asistir por razones atendibles, pero que habian prestado de antemano su conformidad para la constitución de la Sociedad.

SESIÓN

A las nueve de la noche del referido dia y reunidos en la dicha casa, calle de San Felipe, se empezó la sesión, manifestando el Señor Fernández López que con motivo de haberse descubierto en esta ciudad, al sitio de las Canteras, una Necropolis Romana, en la que existen más de doscientos sepulcros, algunos de indiscutible mérito, y con los objetos extraidos de los cuales se ha formado un pequeño museo, los habia convocado para de común acuerdo proceder á la constitución de una sociedad que se titulará Sociedad Arqueológica de Carmona; que este pensamiento no era nuevo, como a todos les constabā, sino debido a la necesidad de ocuparse detenidamente en el estudio de las muchas antigüedades que encierra la histórica Carmo; que aun cuando los señores presentes habian estado siempre conformes con la idea de constituir la Sociedad, era llegado el momento de su definitiva formación, tanto más, cuanto que el dia 24 era el señalado para la visita oficial á la Necrópolis Romana y al museo ya citados; que para este acto estaban invitadas las Reales Academias de la Historia y de S. Fernando, la Iltma. Comisión de monumentos artísticos é históricos de la Provincia, la Excma. Diputación Provincial y las autoridades locales, todas las que habian aceptado y ofrecido su asistencia; que los fines de la Sociedad Arqueológica serian reunir todos los datos, 'antecedentes y noticias pertenecientes á las ciencias históricas y arqueológicas, juntándose periódicamente los socios para tratar sobre la manera de llevar a cabo tan elevado pensamiento; y que al efecto, habíase reunido á los señores citados, teniendo en cuenta su grande afición á las antigüedades, la cooperación prestada á algunos de los trabajos emprendidos y su reconocida competencia en los asuntos que ha de tratar la Sociedad.

El Iltmo. Sr. D. Sebastián Gómez Muñiz tomó la palabra, manifestando en elocuentes frases su adhesión al pensamiento enunciado y su cooperación en lo que sus fuerzas permitan.

Adhiriéronse todos los presentes á lo expuesto por el Sr. Gómez Muñiz y acto seguido se procedió al nombramiento de cargos. Fue nombrado por unanimidad presidente efectivo de la Sociedad el Iltmo. Sr. D. Sebastián Gómez Muñiz, en atención á las circunstancias especialísimas de ilustración y amor á la arqueología que en el concurren, y de las que ha dado elocuente muestra acometiendo la restauración de la iglesia prioral de esta ciudad, cuyo templo ha sido

declarado, merced á sus gestiones, monumento notable de la Nación.

Los restantes cargos recayeron en los indivíduos siguientes: Vice-presidente, D. Manuel Fernández López.—Secretario, D. Juan Fernández López.Archivero, D, Martin Iribarren.

-Vocales, D. José Pérez Cassini, D. José Vega Peláez, Don Ramón Martínez Burgos, D. Jorge Edward Bonsor, D. Manuel Delgado Malvido, D. Aniceto de la Cuesta, é Iltmo. Sr. D. Antonio Maria de Ariza.

Constituida la Sociedad Arqueológica y señalados los dias uno, diez y veinte de cada mes para celebrar sesiones, se nombró una comisión encargada de redactar el reglamento porque se habia de regir la Sociedad, y el cual, discutido y aprobado que fuera en las sesiones sucesivas, resultó el siguiente:

[ocr errors]

REGLAMENTO

DE LA

SOCIEDAD ARQUEOLOGICA

DE CARMONA.

Titulo I.

Del objeto de la Sociedad.

Artículo primero. Esta Sociedad tiene por objeto el estudio de todo cuanto se relacione con la arqueología y la historia local, á cuyo efecto hará excavaciones, excursiones y toda clase de investigaciones históricas, dando cuenta del resultado obtenido en sesión ordinaria o extraordinaria.

Titulo II.

De las sesiones.

Art. 2.0 Las sesiones serán ordinarias y extraordinarias. Las primeras tendrán lugar los dias 1.

10 y 20 de cada mes, y las segundas siempre que la Sociedad lo acuerde.

Art. 3.o A las sesiones ordinarias no podrán asistir más que los socios: las extraordinarias serán públicas.

Titulo III.

De los socios.

Art. 4.° Estos serán honorarios, fundadores, ordinarios y correspondientes.

Art. 5° Los honorarios se votarán por la Sociedad de entre aquellos indivíduos que mayores servicios hayan prestado a la misma.

Art. 6.° Los fundadores son en número de once, sin que puedan aumentarse ni ser reemplazados en ningún tiempo ni por ningún concepto.

Art. 7.9 Los ordinarios y correspondientes se nombrarán por unánime elección de los fundadores y previa propuesta de dos socios.

Art. 8.° El socio ordinario, una vez propuesto y admitido, será presentado á la Sociedad por dos de sus compañeros en sesión extraordinaria y solemne.

Art. 9.° El recipiendario tendrá obligación de leer una memoria original sobre cualquier punto de la historia ó arqueología local.

Art. 10. Un socio fundador ú ordinario estará encargado de contestar la memoria presentada.

Titulo IV.

Derechos y deberes de los socios.

Art. II. Los socios tendrán entrada libre personal en la Necrópolis Romana, museo y biblioteca, pudiendo invitar tam

« AnteriorContinuar »