Manual de la literatura española moderna

Portada
F.A. Brockhaus, 1857 - 648 páginas
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

La Calumnia castigada y la Inocencia reconocida
8
Amor de la Patria
9
Treue und Glaube 44
13
Afabilidad
14
Unterschied zwischen dem Neid und der Nacheiferung 45
17
Ejército poderoso disipado por los Mosquitos 48
20
Modo de pensar de Alfonso acerca de la Nobleza
23
Delicadeza de un Señor español
24
Respuesta de Sixto V sobre una Traduccion italiana de la Biblia
25
Geburt und Erziehung des Gil Blas von Santillana
29
De los Sustos que tuvo Gil Blas en el Camino de Peñaflor lo que hizo cuando llegó allí y lo que le sucedió con un Hombre que come con
30
Mäßigung des Aristides
31
Historia de Doña Mencia de Mosquera
32
Das Krokodil
33
Historia de Don Pompeyo de Castro
34
Das Kameel
35
Toma Gil Blas inclinacion al teatro entrégase enteramente á los pasatiempos de la vida cómica y dentro de poco se disgusta de ella
36
Der Fuchs
37
Como Don Alfonso se halla en el colmo de su alegría y la aven tura por la cual se vió de repente Gil Blas en un estado dichoso 53
38
Beschreibung eines Sturmes
39
Del Hombre extraordinario con quien Gil Blas comó aquella noche y de lo que pasó entre ellas
40
Historia de don Rogerio de Rada
44
Las Costumbres de Madrid Por Don R de Mesonero Romanos
46
La Calle de Toledo Por el mismo
47
El Prado Por el mismo
48
Las Tiendas Por el mismo
49
El Barbero de Madrid Por el mismo
50
El Estranjero en su Patria Por el mismo
51
El Dia de Fiesta Por el mismo
52
Paseo por las Calles de Madrid Por el mismo
53
El Patio de Correos Por el mismo
54
Costumbres literarias Por el mismo
55
El Dia de Toros Por el mismo
56

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 395 - Que es mi barco mi tesoro... ¡Sentenciado estoy a muerte! Yo me río: no me abandone la suerte, y al mismo que me condena, colgaré de alguna entena, quizá en su propio navio. Y si caigo, ¿qué es la vida? Por perdida ya la di cuando el yugo del esclavo como un bravo sacudí.
Página 466 - ... como tiene trocados todos los frenos, dice de los cumplimientos que ya sabe lo que quiere decir cumplo y miento; llama a la urbanidad hipocresía, ya la decencia monadas; a toda cosa buena le aplica un mal apodo; el lenguaje de la finura es para él poco más que griego: cree que toda la crianza está reducida a decir Dios guarde a ustedes al entrar en una sala, y añadir con permiso de usted...
Página 465 - Esto me consoló algún tanto, y fue preciso ceder; un día malo, dije para mí, cualquiera lo pasa; en este mundo, para conservar amigos es preciso tener el valor de aguantar sus obsequios.
Página 465 - ¿Quién quiere parecer vano? —No es eso, sino que... —Pues si no es eso— me interrumpe—, te espero a las dos: en casa se come a la española: temprano. Tengo mucha gente; tendremos al famoso X., que nos improvisará de lo lindo; T. nos cantará de sobremesa una rondeña con su gracia natural; y por la noche J. cantará y tocará alguna cosilla.
Página 468 - ... por una vizcaína auxiliar tomada al intento para aquella festividad y por el ama de la casa, que en semejantes ocasiones debe estar en todo, y por consiguiente suele no estar en nada.
Página 491 - Vamos claros, dije yo para mí, ¿dónde está el cementerio?, ¿fuera o dentro? Un vértigo espantoso se apoderó de mí, y comencé a ver claro. El cementerio está dentro de Madrid. Madrid es el cementerio. Pero vasto cementerio, donde cada casa es el nicho de una familia, cada calle el sepulcro de un acontecimiento, cada corazón la urna cineraria de una esperanza o de un deseo.
Página 567 - Hasta cuarenta jinetes. Porque tus ojos son bellos, Porque la luz de la aurora Sube al oriente desde ellos. Y el mundo su lumbre dora. Tus labios son un rubí Partido por gala en dos...
Página lxxv - Ese vago clamor que rasga el viento es la voz funeral de una campana: vano remedo del postrer lamento de un cadáver sombrío y macilento que en sucio polvo dormirá mañana.
Página 495 - ... como con otras muchas cosas. Nombrado ahora por el nuevo 'Ateneo Español para la misma clase, puedo, al continuar mis lecciones , decir como el ilustre Luis de...
Página 466 - Ya habrá conocido el lector, siendo tan perspicaz como yo le imagino, que mi amigo Braulio está muy lejos de pertenecer a lo que se llama gran mundo y sociedad de buen tono ; pero no es tampoco un hombre de la clase inferior, puesto que es un empleado de los de segundo orden...

Información bibliográfica