Imágenes de páginas
PDF
EPUB

lo que se pretende probar, no son de tanta importancia los negocios subcedidos como los que podrian subceder por falta de tener el govierno cerca, porque aunque sea atrevimiento solo considerar que puede haber desacato entre gente de razon, ni que hay ni puede haber quien tal ose pensar, es tanta la gente necesitada desta provincia que ha servido á vuestra magestad en las alteraciones pasadas, á su costa, sin haber sido gratificadas, que no hay duda sino que desta condicion residen mas que en todo el reino junto, y la poca esperanza que tienen de premio por el Gobernador ausente y lejos, y faltarles la posibilidad para ir en demanda de la satisfaccion de sus méritos, y pedir gratificacion de lo que han servido, que aunpue dellos no naciese algun atrevimiento como los pasados, si acaso de las entradas y discubrimientos, por ser las tierras necesitadas se desunase alguna gente y viniese alterada, como podria ser, y algunas veces lo han tratado, podria hallar aparejo para executar su mal propósito y apoderarse desta provincia, con haber en ella algunos que le ayudasen, que, si acaso con ello saliesen, es el lugar mas peligroso, y donde mas fortaleza tendrian, y con mas trabajo se pondria remedio; porque podrian despoblar doscientas leguas de camino de aqui al Cuzco facilisimamente, y cuanta mas gente viniese contra ellos, tanto menor fuerza traijan, ansi por la falta de bastimentos como por que, llegados, con solo retirarse los tiranos la tierra adentro, cuyas salidas son faciles y abundantes, no se pueden seguir ni poner guarnicion sobre ellos, porque aunque fuese pequeña, con toda la hacienda real no se podria sustentar un año, mayormente que estando casi todas las rentas reales en esta provincia, y el abundancia de bastimentos, seria grande la fuerza que ternian para lo que quisiesen, lo qual como cosa clara y averiguada y han platicado todos los tiranos que hasta agora se han alzado y determinado poner por obra, sino que los buenos subcesos se lu estorbaron á Gonzalo Pizarro, la victoria que tuvo en Guarina contra Diego Centeno que le atajó el camino en los campos de Guarina, y Francisco Hernandez Giron la que hubo en el Valle Chuguinga contra el Mariscal Alonso de Alvarado, que tambien le fué á estorbar el camino, los quales ambos viéndose victoriosos dejaron la pretension de defenderse y empezaron la de hacerse señores absolutos del reyno, y asi se perdieron y acabaron, cuya serdicion podria ser ejemplo para los que pretendiesen semejante desacato, como despues algunos lo han platicado, sin poder salir con ello. Todo lo qual se ataja con estar el Govierno en esta provincia, porque allende de haber en ella gente bastante para la pacificacion de todo lo que se ofreciese de aqui abajo, el poco aparejo que hay para salir con ninguna alteracion, quitará los pensamientos de ponella por obra, porque en esta provincia está la gente, y atajado el paso para la salida, y vuestra Real hacienda y el abundancia de los bastimentos, y estando en ella el Gobernador, cesa toda sospecha, y es facil la pacificacion, si algo obiese tiene el remedio presto y en su mano, y provee todas las necesidades que se pueden ofrecer, con mucha facilidad, ninguna de las cuales hay en la ciudad de los Reyes, ni en la ciudad del Cuzco, ni en las demas del Reyno, ni tienen distrito fuera de las ciudades ni cosa que proveer en guerra de indios ni españoles, ni necesidad que les pueda subceder en semejante materia; y pues vuestra magestad tiene determinado que el gobierno de este Reyno esté á cargo de uno solo, este tal es justo que vuestra magestad sea avisado que conviene residir en esta ciudad, pues solo en ella se puede decir que hay que gobernar, y todo lo demas es facil y de poca importancia; y si las razones dichas no bastasen para entender el negocio como acá se entiende, bastaria en saber que en mucho menos distancia de tierra tiene vuestra magestad, por la necesidad de las repúblicas, puestos goviernos diferentes en los Reynos de España, y si faltasen en las costas y fronteras, donde los remedios y necesidades se han de proveer con presteza y brevedad, seria dificultoso de remediar los daños que subcediesen, habiendo de enviar por el poder tan lejos como adonde vuestra Real persona reside, y entendido el negocio como se ha de entender, toda esta tierra es como Castilla la Vieja, que solo tiene necesidad de justicia, y estas provincias y comarcas son como las fronteras donde vuestra magestad tiene puesta la fuerza y providencias para la seguridad de los Estados de vuestra Real persona. Verdad es que no es tan apacible la vi . vienda de acá, como la ciudad de los Reyes, y esto hace que ningun Governador ni Visorey se quiera disponer á residir en ella, pero es muy mal sana, donde viviran con menos enfermedades y ternan mas salud para entender en el gobierno que está á su cargo en el cual la mayor parte del año no puede entender con las enfermedades que en la ciudad de los Reyes tienen y han tenido y aun ternan menos en que entender, porque con estar presentes en esta provincia todo lo tienen seguro y en todo lo de por alla abajo, solo se ofrecen cosas de justicia que estan á cargo de las audiencias.

Todo esto somos obligados á informar á vuestra magestad, y por tantas razones y con tan larga carta, por que lo que pasa. y si acaso por falta de no habello hecho, se dejase de proveer lo que conviene, de qualquier subceso se nos podria poner culpa, y aunque con el riesgo de nuestras vidas y gastos de nuestras haciendas nos hayamos de emplear en vuestro Real servicio, como siempre esta ciudad lo ha hecho, mayor servicio nos parece que hacemos en prevenir de manera que no sea necesario

[ocr errors]

sino servir à vuestra magestad con toda quietud y paz y sosiego, sin que se pudiese esperar ningun subceso malo, pero esta provincia esta casi toda en cabeza de vuestra magestad, porque todos los vezinos casi son muertos en las guerras pasadas y restan muy pocos; ni obligados por razon del feudo, ni por situacion ni lanza que tengan, y siendo donde mas necesidades se ofrecen como está dicho, y la esperiencia lo muestra, bien puede vuestra magestad ver y entender que la necesidad y obligacion nos haze dar pesadumbre con tan largas cartas y tan ordinarias. Vuestra magestad proveerá lo que fuere servido y mas comviniere, y nuestro Señor la sacra y catolica persona de vuestra magestad prospere con aumento de mayores reynos y señorios como vuestros vasallos deseamos. De la ciudad de la Plata, cabeza de las provincias de los Charcas, en estos reynos del Perú, tres dias del mes de Diciembre de mil quinientos sesenta y siete años. S. C. R. M. humildes vasallos de vuestra magestad que sus Reales pies besan-Francisco de Ceballos-Diego de la Cuba-Francisco Marmolejo-El Licenciado PoloJuan de Riva Martin-Gaspar de Rioja-Por mandado de la ciudad de la Plata-Lorenso del Aguila-Escribano de Cavildo.

RELACION DE LAS PROVINCIAS DEL RIO DE LA PLATA, POR FR.

JUAN DE RIVADENEYRA, 1581

Mui Poderoso Señor--Fray Juan de Rivadeneyra, cus. todio de Tucuman y comisario de los frailes que van á la custodia de San Jorge de Tucuman y Rio de la Plata, digo: que yo di al señor presidente del Consejo de Indias, que santa gloria haya, antes que saliese de Badajoz, un

[ocr errors]

memorial que contenia la descripcion del Rio de la Plata, у entendiendo

que habrá venido á mauos de Vuestra Alteza, no he dado otro; y considerando que podria ser no haber venido aquel, acordé dar otro, el cual comienza:

Esta es una relacion é aviso que los oficiales de la Real hacienda del Rio de la Plata envian á Vuestra Alteza, para por esta hacer saber á Vuestra Alteza, como tiene necesidad aquella tierra para que Dios nuestro Señor sea mas bien servido y su santa fé católica, apostólicamente plantada, y la conciencia de Su Magestad descargada, que en ella pusiese Vuestra Alteza tres gobernadores con sus oficiales reales, y por consiguiente ministros de la Iglesia, para que pudiesen visitar, doctrinar y cumplir de justicia lo que á cada gobernacion cupiese en suerte, y ternian muy bien que hacer, y se podrian alabar, si cumpliesen con sus obligaciones, que no habian comido el pan de valde; y distribúyense desta manera :

La primera gobernacion empicza desde el puerto de Sanct Francisco, que es en la costa del Brasil, cerca de la isla Santa Catalina, que es de la parte que le cupo al Rey nuestao Señor, en la partiga que entre Su Magestad y el serenísimo Rey de Portugal se hizo, el cual es un puerto mui afable y que de dia y de noche pueden entrar en él, con tormenta y bonanza, grandes navios y gruesas armadas; hay en él gran suma de perlas que los naturales, no sabiendo su valor, por aprovecharse de solo la carne del megillon, que es lo que ellos pretenden, las queman; y se ha hallado ambar gris en aquella costa; y hay muchas ballenas, de las cuales dicen procede el ambar; y demas desto hay grandes arroyos y caidas de aguas para regar y para hacer molinos, batanes, ingenios para moler metales, de los cuales hay nueva de grandes muestras y quemazones dellos, y disposicion maravillosa para hacer sierra con que se asierre madera, què traiga el agua la

« AnteriorContinuar »