Historia de Méjico, desde sus tiempos mas remotos hasta nuestros dias; escrita en vista de todo lo que de irrecusable han dado á luz los mas caracterizados historiadores, y en virtud de documentos auténticos, no publicados todavía, tomados del Archivo nacional de Méjico, de las bibliotecas públicas, y de los preciosos manuscritos que hasta hace poco, existian en las de los conventos de aquel pais

Portada
J. F. Párres y compañía, 1879
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 222 - N. (aquí su nombre) por la gracia de Dios y la Constitución de la Monarquía española, Rey de las Españas, juro por Dios y por los Santos Evangelios que defenderé y conservaré la religión católica, apostólica, romana, sin permitir otra alguna en el reino...
Página 503 - Mexicanos se ha servido dirigirme el decreto que sigue. "El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a los habitantes de la República, sabed: que el Congreso general ha decretado lo siguiente.
Página 227 - Cuando el ejército, el pueblo de México y la nación representada en sus dignos diputados del soberano Congreso constituyente, han exaltado a VMI a ocupar el trono de este imperio, no me toca otra cosa que añadir mi voto a la voluntad general, y reconocer como es justo las leyes que dicta un pueblo libre y soberano.
Página 165 - Yo, si fuera americano, no quisiera, que se me presentara la independencia como la presenta Iturbide; pues cuando en Europa estamos tratando de destruir todos los errores y preocupaciones de la antigüedad, veo que algunas bases del señor Iturbide. no se dirigen más que a consolidar lo que verdaderamente ha hecho la desgracia de la España europea y ultramarina, que son los privilegios; porque, aun prescindiendo del restablecimiento de la Inquisición, que se dice que ofrece, lo que no sé con...
Página 281 - Respecto a que entre los señores diputados que formaron el extinguido Congreso, hubo algunos que por sus ideas liberales y firmeza de carácter, se hicieron acreedores al aprecio público, al paso que otros no correspondieron debidamente...
Página 237 - El Congreso está en el caso de guardar silencio por ahora en este negocio, esperando que el tiempo aclare los sucesos que no pueden quedar sepultados en el olvido, hasta que el curso mismo de ellos, indique en las diferentes circunstancias, cuál es el camino que debe seguir el Congreso».
Página 292 - Se me quiere imponer con la fuerza armada, y yo haré ver que no se ha debilitado el brazo que conquistó la independencia de este país; se ha sorprendido a parte del ejército; yo le desengañaré.

Información bibliográfica