Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Para tratar este asanto con el fundamento que se requiere , se buscan y solicitan todas las noticias que pue. dan contribuir al acierto , valiéndose de autores, y de personas

eruditas que las subministren con seguridad, y siendo yo sabidor de las acreditadas circunstancias de vmd. contemplo que ninguno podrá mejor exponer su sentir en esta materia , ni informar de las antigüedades que se inquieren , esperando yo deber á vmd. el favor de que satisfaga en esta parte á mi deseo.

Los' monumentos que nos han quedado de los Romanos, son los únicos testimonios en que se puede fiar la investigacion de las medidas que usaron así en sus edificios, como en la determinacion de sus millas.

Comunmente concuerdan los Escritores Valencia. nos , en que la tercia de la vara , ó el pie de Valencia es igual al Romano del Congio; pero hallándose en Roma diversos pies de que usaron los antiguos , importa saber con fundamento de donde se tomó el Valenciano, y con que formalidad, que segun se crec fue de orden del Rey Don Jayme el Conquistador.

Igualmente importaria saber si este pie Valenciano ú Romano, es el que estilaron los mismos Romanos en España en sus medidas asi de arquitectura como de caminos.

Estas particularidades son por ahora las que se dem sean, y de que pido á vmd. me instruya con las noti. cías que tuviere adquiridas, y las que de otras 'antigüedades le constasen, 6 puedan indagarse de las ruinas de Sagunto, ú otros semejantes vestigios.

Ofrezco mi voluntad á la disposicion de vmd. rogan. do á Dios guarde su vida muchos años. Madrid 14. de Mayo de 1757. = B. L. M. de vmd. = su seguro servi

dor

[ocr errors]

dor = El Conde de Aranda = Señor Don Gregorio Man

yans y Siscar.

La

respuesta que dió nuestro ancos es la siguiente

EXCELENTISIMO SEROA

SEÑOR

V mestre

uestra Excelencia manda á quien años hả que desea emplearse en su-servicio. Recogerċ los apuntarnicates que tengo sobre la legua Española, pie Vakaciace , Y. su origen, ý conformidad con el Romano, Será dicha mia tener á V. E. por censor ; y én todos tiempos y ocasio nes procuraré acreditas á V-E. mi siempre pronta osediencia

...

Dios guarderà V. E muchos años como desco y, he menester. Oliva á 21. de Mayo de 1757. = B. L. M de V. E. = su mas obligado servidor = Don Grego rio Mayans y Siscar = Excelentisimo Scñor Cooie de Aranda. Ez

En consequencia de este encargo, y de la sincera voJuntad con que ofreció satisfacerle Doo Gregorio, luego que le tuvo concluido, lo remitió en carga i S. E que es la siguiente: ia

di itoysto od 21.2 - 1.1onda

EXCELENTISIMO SEÑOR.

CLOSEÑOR,

QUOD Edo. Hbiendo Dios con su inefable bondad , sabiduría у poder, dado. -t extendido a todas las cosas materiales; consiguientemente las hizo medibles, como nos lo enseña su misina sabiduria en el cap. 1 1. vers. 21. diciendo: que ordenó todas las cosas con medida, 2número y peso. Y siendo la medida la grandeza y cantidad de cada una de las cosas, notable por ciertos y continentes s términos , puso Dios en ella la justicia , como lo advició dsaias en el cap. 28. vers. 17. porque segun su divina providencia su uso es necesario para la igualdad de los .contratos, como se lee en el Levitico cap. 19. vers. 3.5. Es tambien necesario el conocimiento de las medidas p.1 fm el, 450, y explicacion de las cosas materiales, porque sin él ni se haria juicio de la perfeccion de las naturales ,a ni ésta se pudiera imitar en las artificiales, por no .haberse entendido y observado en aquellas. Habiéndo

se pues introducido en el mundo, muy desde su principio, las artes necesarias paça et systento 18 comodidad de la vida humana , como la agricultura, Genesis cap. 2. vers. 10. 16. 17. 2 3. cap. 4. vers. 2. la vestuaria, vers. 21. la pastoril el mismo cap. vers. 2. la arquitectura vers, 20, la herreria vers, 22., y otras, sin las quales :no se podria: vivir acomodadamentes fue necesario que los hombres tuviesen un facil modo de explicarse en okden á las medidas. Y como en todas las cosas lo mas freqüente es valerse de lo que está nas expuesto a los sentidos , y es mas usual ; hallando en sí mismos las medi.

das,

, , , pari. dás, y observando el más fácil modo de hacerlas 'entena der, se 'valieron de ellas para su explicacion , como agu. damente lo observó el mas célebre Maestro de los Arquitectos Marco Vitrubio Polion , en la prefacion del lic bro-tercero de Arquitectura , y el cruditisimo San Isidoro en el lib. 15. de sus etimolagias cap. 15. Usando los hombres para señalar las medidas de sus propios de tiendo , ó inultiplicando estas medidas, y dándoles sus distintos nombres de la manera que lo explicaron el mismo Santo en el dicho capitulo y en el siguienik té, el Maestro de todos los Españoles Antonio de Nebrija , en-su eruditisima repeticion de las medidas , y el doctisimo Guido "Morel, en su abreviada cuenca del As de Budeo? para la rhoneda, pesos y medidas de España.

Como los caminos, pues , son necesarios para el trato , comércio y uso de la vida humana, ha sido cosa practicada en todas las naciones usar en ellas del ciertas medidas notando las distancias , cuya observacionalin via la' fatiga de los viajeros , y da alientos para proseguir su cantino, como lo dixo bien Quintiliano en el lib. 4. de sus Instituciones Oratorias cap. 534 y Rutilio Numaciano en su Itinerario lib. 5. cap. 7.'; y asij'dixa San Gerónimo en el cap: 3. sobte el profera i Joel (á quieli siguió San Isidoto en el lib. 15. de sus etimologias cap. 16.), que no era cosa de admiración, que cada naciun señalase con ciertos nombres propios de sus lenguas cierros espacios de los caminos, diciendo (pongo pút exčnipró) 408 Latinos mil pasos”, los Gallos leguas'; loss Peisasa parasa ngas, los "Egipciós esquehos' cada una de 'las! quales medidas rënia su propia exéension: De la India Oberrial-refiere Estrabonten el lib. 5. dei suagoografia

pag.

2

pag. 487. que los Magistrados que cuidaban de las ví.
tuallas, mandaban hacer los caminos, y que a cada diez

'estadios poniąn una piedra, que señalaba los apartamien-,

tos de los caminos, ya las distancias. Y de los Peruanos

dice el Inca Garcilaso de la Vega en el lib, 6, de los Coe

mentarios Rcales cap. 7: que á cada quatro leguas tenian

dos chozas, donde habia quatro ó seis mozos ligeros,

que servian de correos para llevar las noticias de lm-,

portancia.

1: 30 Alabo pues la atencion que pone V. E. en la ave-

riguacion de la legua Española para la inteligencia
de los historiadores, conocimiento de las situaciones de
las poblaciones antiguas, extension de los territorios,
regiones y provincias, y para el uso de hoy: materia de
que hay mucho escrito, poca dicho, y menos averigua-
do. Yo quedaré muy satisfecho con la gloria de haberse
dignado V. E. de mandarme que diga mi sentir , y con
el gusto de obedecer á V. E. ofreciendo á su censura lo
que he recogido , sy encomendando a su gran juicio el
acierto de la resolucion.

4 Supuesto pues lo que dixo San Isidoro en lib. 15.

de las etimologias cap. 16. que los Españoles llamaban

millares (hoy millas) á la medida de los caminos, en cu.

yo lugar despues se substituyeron las leguas, con ma.

yor extension de medidas; tratemos primeramente de

las millas, y despues de las leguas, para ver si se pue.,

den observar sus justas medidas , y. la proporcion que

tienen entre si.. culos de son curando

-11.5Polibio natural de Megapolis de Arcadia, histo:,

ciador gravisimo, que escribió en España en tiempo de

la guerra contra Numancia, como Griego que fue, ha-

blando de las medidas de los caminos , uso de los esta.

dios, x, tratando de las cosas de España en el lib. 3

cap

« AnteriorContinuar »