Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Sus Altezas, pasó antel Muy Noble Señor Lyscenciado Gaspar Despinosa, Alcalde mayor en la dicha Castilla del Oro, por Sus Altezas, en presencia de mi, Cristobal Muñoz, Escribano de Sus Altezas, entre partes: de la una, la Xustycia real de su Ofycio, e de la otra el Adelantado Vasco Nuñez de Balbóa e otras personas en el dicho prosceso contenidas, reos defendientes, sobre lo en él contenido; dos mandamientos firmados de Su Señoria, refrendados de Antonio Quadrado, Escribano; e una petycion de los diputados de la compañía que al dicho Vasco Nuñez le dieron a su ynstancia, su tenor del qual, uno en pos de otro, es este que se sigue:

«En doce dias del Mes Denero de Mill e quynientos e diez e nueve años, el Señor Lyscenciado Gaspar Despinosa, Alcalde mayor en estos Reynos de Castilla del Oro por Sus Altezas, e en presencia de mi, el Escribano de yuso escripto, dixo al Muy Magnífico Señor Pero Arias Dávila, Theniente xeneral en estos Reynos de Castilla del Oro por Sus Altezas, que presentestaba, quel pleito e cabsa creminal de la pesquisa e ynquisicion que por mandado e comysion de Su Señoría a él le fué mandada fascer cerca e sobre razon quel Adelantado Vasco Nuñez de Balbóa se queria yr e absentar en los navíos que por mandado de Su Señoría e como su Theniente de Capitan xeneral quel dicho Adelantado e la xente e compañía que por Su Señoría le fué dada, abia fecho en la Mar del Sur contra los Man

damientos de Sus Altezas e de Su Señoría en su nombre; e absentándose de su obedyencia e de otra qualquiera persona que obiese subcedido en el dicho Ofycio de Theniente xeneral, ansí el prosceso que se a fecho contra el dicho Adelantado, particular e apartadamente, como las otras personas que fueron en querer fascer e intentar lo susodicho, están conclusos, segund que todo lo susodicho por las dichas comysiones, pesquisas e proscesos mas largamente paresce, para se poder sentenciar defynitivamente, que viese Su Señoría si mandaba que se remytiese a Sus Altezas o a los del Su Muy Alto Consexo, a lo menos el prosceso tocanten particular al dicho Adelantado Vasco Nuñez, atenta la calidad e titulo e dygnidad de su persona, o si mandaba quel dicho señor Alcalde mayor lo vea e determine en todo lo que fallare por xustycia, sin fascer la dicha remysion, o qués lo que manda cerca de lo susodicho.

Este dicho dia, el dicho Señor Theniente xeneral, en presencia e por ante mí, el dicho Escribano, respondió a todo lo susodicho, pedido e demandado por el dicho Señor Alcalde mayor, e proveyó sobre ello la Provysion syguiente; la cual dicha Provysion, yo, el dichó Escribano, lei por mandado del dicho Señor Theniente xeneral, en presencia del dicho Señor Alcalde mayor, estando ambos a ello presentes, el Lyscenciado Espinosa e Antonio Cuadrado, Escribano.

«Pedrárias Dávila, Theniente xeneral en estos Reinos de Castilla del Oro, por Sus Altezas, digo: que por quanto al tiempo que por mandado e comysion de Sus Altezas, yo vine por su Theniente xeneral e Gobernador a estos sus Reinos, puede aber quatro años e medio, poco mas o menos, por Sus Altezas me fué mandado que yo tomase Resydencia a Vasco Nuñez de Balbóa, Capitan e Xustycia mayor quen aquella sazon era, por sus Altezas, e a otros Ofyciales que fasta entonces abian tenido la admynistracion de la xustycia, dende que la Cibdad de Santa Maria del Antigua se ganó e pobló, fasta entonces; e ansí mesmo fysciese xustycia al Bachiller Martín Fernandez Denciso, de ciertas fuerzas, dapños e alzamientos, e monypodio quel dicho Adelantado Vasco Nuñez de Balbóa e otros sus allegados abian fecho contra el dicho Martín Fernandez Denciso e contra su persona e bienes.

»E ansí mesmo que fysciese o mandasse fascer pesquisa contra el dicho Adelantado Vasco Nuñez e contra otras personas, de cierto oro quescondieron e tomaron de lo que se tomó e obo al tiempo que se ganó e conquistó el Pueblo e Provyncia del Darien.

>>E otro sí que fysciese pesquisa cerca de las personas que fueron, en echar e fascer otros agravios que se le fyscieron al Gobernador Diego de Nicuesa, que a pedymiento de los Alcaldes e Rexidores de la dicha Cibdad de Santa Maria del An

tigua, vino a ella, segund que por las provysiones e cartas reales que de todo lo susodicho e de cada una cosa e parte dello, por Sus Altezas me fueron mandadas dar e se me dieron; el tomar de la qual dicha Resydencia e el fascer xustycia en todo lo contenido en las dichas provysiones reales, en todo lo demas tocante a la admynistracion de la xustycia e execucion della, yo lo sometí e encargué al Lyscenciado Gaspar Despinosa, Alcalde mayor, por Sus Altezas, mandado proveer para usar e exercer el dicho Ofycio, e que con él solo e non con otra persona alguna, usase en las cosas de xustycia segund que por las provysiones de Sus Altezas, del dicho Ofycio, el dicho Alcalde mayor tiene, mas largamente paresce. E fechas las dichas resydencias e pesquisas sobre todo lo en las provysiones reales contenido, segund que Sus Altezas por ellas lo mandan, puesto caso quel dicho Adelantado por ellas parescia muy culpado e aber cometido e perpetrado munchos delitos por los quales merescia ser gravemente punido e castigado, por ser como yo e los Señores Ofyciales. e otros capitanes e xente que conmigo vynieron nuevamente venidos a tierra tan apartada de todas las otras pobladas, e tan extraña e nueva en todo para la xente de nuestra Nacion; e porque todos los que vynimos, enfermamos de graves enfermedades e se nos ofrescieron otros munchos graves e peligrosos trabaxos, yo me determiné en retener al di

cho Adelantado Vasco Nuñez, para que como persona que abia estado por Capitan en estas partes, se debia presumir que debia de saber e estar mas informado que nadie, de las cosas della, e tenia mas experyencia para me aconsexar e avisar en lo que convenía al servycio de Sus Altezas, se proveyese, e al remedio de la xente de los que vynimos a ella; e me enseñaría e avysaría de los logares mas convynientes para pueblos, e de la manera que se debia tener para que la xente se remediase e sostobiese, sin embargo de lo que Sus Altezas mandaban en las dichas provysiones, que si en algo lo fallase culpado de lo en ellas contenido, lo ymbiase preso, a buen recabdo, ante los del Su Muy Alto Consexo; e pagadas e satisfechas las partes, le secrestasen sus bienes; e de como por las cabsas susodichas, yo retobe al dicho Adelantado, lo escrebí a Su Alteza el Catholico e Crystianísimo Rey Don Fernando, de' gloriosa memoria, Nuestro Señor; e Su Alteza meresció que pues a mi me parescia que la persona del dicho Adelantado era nescesaria e que convenía questobiese, e que la otra para lo susodicho, que Su Alteza lo tenia por bien, e todo lo demas que por las dichas cartas Su Alteza mescrebió en este caso parescer, las quales para mi descargo mando poner en el prosceso de la dicha Resydencia, pesquisas que al dicho Adelantado fueron tomadas en complymiento de lo en las dichas provysiones reales contenido; por lo qual, pensando que por escre

« AnteriorContinuar »