Imágenes de páginas
PDF
EPUB

término, muy claro se muestra por la elevacion de la estrella del Norte por la regla susodicha.

Y porque la carta de navegar no sirve del todo ni abasta en la demostracion matemática de la regla susodicha, es menester una forma mundi en figura esférica, y en dos hemisferios compartida por sus líneas y grados, y el situ de la tierra, islas, y mar, cada cosa puesta en su lugar: la cual figura mundi yo dejo junto con estos capítulos de mi intencion y parecer, porque mas claramente sea vista la verdad.

Y digo, que por entender la regla y plática susodicha, es menester que sea Cosmógrafo, Aresmético y Marinero, ó saber su arte: y quien estas tres sciencias juntas no habrá, es imposible la pueda entender, ni tampoco por otra forma ni regla si pericia de las dichas tres sciencias no terná.

Y por mayor declaracion de la regla susodicha, es de saber que la cuarta del viento que por su camino tomará la nave, partiendo de las Islas del Cabo Verde al fin de las trescientas setenta leguas, será distante del paralelo ó línea Occidental setenta y cuatro leguas, á razon de veinte por ciento, y porque la dicha cuarta declina versus septentrion navegando por ella, manifiesto paresce la diferente elevacion del Polus mundi, y las dichas setenta y cuatro leguas comprenden en latitud tres grados y un tercio fere.

Preterea es de notar que segun la regla suso

dicha, es menester dar por cada un grado setecientos stadios segun Strabo, Alfragano, Teodoci, Macrobi, Ambrosi, Euristenes; porque Tolomeo no da por grado sino quinientos stadios. Y mas digo que hay otro modo de fallar el dicho término segun plática y sciencia de marineros, y es la siguiente:

Primeramente, que los Reyes Nuestros Señores y el Rey de Portogal tomen veinte marineros, diez por cada parte, los mejores que se fallarán y de buena consciencia, y que con una nave partan de las islas del Cabo Verde por línea Occidental, y cada uno de los dichos marineros, con mucha diligencia, apunte en su carta de seis en seis horas el camino que la nave fará segun su juicio, y que con sagramento ninguno de ellos no diga su parecer al otro fasta que el primero marinero, que se fallará segun su juicio en el dicho término, lo diga á dos Capitanes, hombres de pró puestos en la dicha nave, de voluntad y concordia de los Reyes susodichos; y entonces los dichos Capitanes tomen los votos y pareceres de los otros marineros; y si los mas concordaren con el primero que se fallará en el término, que tomen su voto por conclusion y por ley del dicho término, y si no concordaren con el primero, que tomen la opinion y voto del que dirán los mas, y dempues de ser concordes que muden camino por línea recta la vuelta del Polo Antártico, y todo lo que fallarán á mano izquierda la

vuelta de la Guinea será del Rey de Portogal en la forma que susodicho es.

Esta segunda forma es incierta, y puede errar porque no tiene fundamento sino de nudo y solo juicio y parecer de marineros; y la primera regla es muy cierta por la elevacion de la estrella del Norte, segun arriba se muestra.

Y si en esta mi determinacion y parecer será visto algun yerro, siempre me referiré á la correccion de los que mas de mi saben y comprenden, especialmente del Almirante de las Indias, el cual tempore existente en esta materia mas que otro sabe: porque es gran teórico y mirablemente plático, como sus memorables obras manifiestan, y creo que la Divina Providencia le tenia por electo por su grande misterio y servicio en este negocio, el cual pienso es dispusicion y preparacion del que para delante la misma Divina Providencia mostrará á su gran gloria, salut y bien del mundo.

Aquí paresce la navigacion del Almirante de la Tierra-firme. Tholomeus octavo libro de situ orbis dicit, capítulo V.

Que la recta circunferencia de la tierra por el equinoccio, es ciento ochenta mil stadios á razon de quinientos stadios por grado, segun su cuenta, y contando ocho stadios por milla, son veinte y dos mil y quinientas millas, que son cinco mil seiscientas veinte y cinco leguas á razon de cuatro millas por legua á cuenta de Castilla; viene por grado

[ocr errors]

quince leguas y doscientas veinte y cinco partes de trescientas sesenta; y en el mismo libro, capítulo V dice que el cercle de los trópicos, es ciento sesenta y cuatro mil seiscientos setenta y dos stadios, que son veinte mil quinientas ochenta y cuatro millas, y leguas, cinco mil ciento cuarenta y seis; viene por grado catorce leguas y ciento y seis partes de trescientas sesenta. Preterea es la dicha circunferencia de la tierra doscientos cincuenta y dos mil stadios segun Strabo, Alfragano, Ambrosi, Macrobi, Teodosi, et Euristhenes, los cuales doscientos cincuenta y dos mil stadios á razon de ocho stadios por milla, son treinta y un mil y quinientas millas; y á cuatro millas por legua, son siete mil ochocientas setenta y cinco leguas.

Item: por el cercle de los trópicos, es la circunferencia siete mil doscientas cuatro leguas, y setenta y dos mil partes de ciento ochenta mil, y fállase con la regla de tres, diciéndose; si veinte y dos mil y quinientas millas por el equinoccio, segun Tolomeo, me dan siete mil ochocientas setenta y cinco leguas por el dicho equinoccio, que me darán veinte mil quinientas ochenta y cuatro millas, que -son por el cercle de los trópicos; y en esta forma fallarán las susodichas siete mil doscientas cuatro leguas y media, fere segun los dichos Doctores.

El dicho cercle de los trópicos, es menor del cercle equinoccial, seiscientas setenta leguas y media, fere que son á cuatro millas por legua, dos mil

seiscientas ochenta y dos millas segun el susodicho cuento, sumado y probado de fin en fin. Empero contando setecientos stadios por cada un grado, segun los susodichos Doctores mandan, aunque Tolomeo pone no mas de quinientos stadios por grado, segun susodicho es en el preallegado libro de situ orbis.

Item: es de notar que en el cercle equinoccial, cada un grado es de veinte y una leguas y cinco partes de ocho, y cada un grado de los trópicos, es veinte leguas y cuatro partes de trescientos sesenta, segun los susodichos Doctores.

Partiendo del Cabo Verde por línea occidental, el término trescientas setenta leguas comprende diez y ocho grados, por cuanto la dicha línea ó paralelo, dista del equinoccio quince grados, donde los grados comprende cada uno de ellos, veinte leguas y cinco partes de ocho, segun los dichos Doctores.

Del Cabo Verde á la isla de la Gran Canaria son doscientas treinta y dos leguas de cuatro millas por legua y está de la dicha Canaria por medio dia, cuasi al tercio de la cuarta en verso lebeix sive sudueste, y dista del equinoccio quince grados, y la isla del medio de las que estan delante del Cabo Verde, está por la cuarta de Poniente verso maestral, ciento diez y siete leguas, que son grados cinco y dos tercios, y de aquesta isla del medio se toma el término de las trescientas setenta leguas por Poniente, el cual término es á diez y ocho

« AnteriorContinuar »