Obras de Don IñigoLopez de Mendoza, margúes de Santillana

Portada
Rodroguez., 1852 - 651 páginas
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 468 - María, vencido del sueño, por tierra fragosa perdí la carrera do vi la vaquera de la Finojosa.
Página 514 - Parlados de las anguillas. Por demás es la citóla en el molino, si el molinero es sordo. Por más está la prenda. Poco por uvas, quando non las ha. Parto malo, é fija en cabo. Parte Nicolás para sí lo más. Por sí ó por non, marido señor, poneos vuestro capirote.
Página cii - Yo non esperaba, dottor, de vos otras pala»bras de las que fablades, é non soy tanto decaydo de »mi sentido, que non tenga en memoria aquel dicho de » Job, que la vida del hombre sobre la tierra es como »acto militar...
Página cv - ... Era hombre agudo é discreto é de tan gran corazón, que ni las grandes cosas le alteraban, ni en las pequeñas le placía entender. En la continencia de su persona é en el razonar de su fabla mostraba ser hombre generoso é magnánimo.
Página 287 - Oy ¿ qué diré de ti, triste emispherio, ¡ o patria mía !, que veo del todo ir todas cosas ultra el recto modo donde se espera inmenso lacerio ? * Tu gloria e laude * tornó vituperio e la tu clara fama en escureca...
Página 465 - ¿quién vos trae de mañana por este valle señero? Ca por toda aquesta llana yo non dexo andar vaquero, nin pastora, nin serrana, sinon Pasqual de Bustares.
Página 121 - Aquí las enseñas fueron desplegadas, así de los reyes como de barones, e todas las naves de fecho entoldadas e vistos en punto inmensos pendones; en unos las cruces, en otros bastones, en los otros pomas, lirios e calderas, en otros las jarras, en otros veneras, en otros castillos e bravos leones. En la parte adversa, bien como señora o reina de todos, era la bandera, la cual contenía la devoradora bixa milanesa, fiera e temedera.
Página clxxxi - Alcántara, familiar e servidor de la casa del señor Infante don Pedro, muy ínclito Duque de Coimbra, vuestro padre, de parte vuestra, señor, me rogó que los dezires e canciones mías enbiase a la vuestra magnificencia.
Página 14 - Guzman, mi tio, cavallero doto en toda buena dotrina, ha compuesto muchas cosas metrificadas, é entre las otras aquel epitáphio de la sepoltura de mi señor el Almirante, don Diego Furtado, que comienga: Onbre que vienes aquí de pressente. Figo muchos otros degires é cantigas de amores...
Página 279 - El su grato fablar dulce, amoroso, es una maravilla ciertamente, e modo nuevo en humanidad: el andar suyo es con tal reposo, honesto e manso, e su continente, que, libre, vivo en captividad.

Información bibliográfica