Examen critico de las revoluciones de España de 1820 a 1823 y de 1836, Volumen1

Portada
Delaunay, 1837
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 187 - En las discusiones de las Cortes, y en todo lo demás que pertenezca a su gobierno y orden interior, se observará el reglamento que se forme por estas Cortes generales y extraordinarias, sin perjuicio de las reformas que las sucesivas tuvieren por conveniente hacer en él.
Página 62 - Han sido públicos los ultrages y desacatos de todas clases cometidos á mi dignidad y decoro, contra lo que exige el orden y el respeto que se me debe tener como rey constitucional. No temo por mi existencia y seguridad: Dios, que ve mi...
Página 341 - Constitución; vencedores unas veces y vencidos otras, siempre permanecieron constantes en la causa de la religión y de la Monarquía; el entusiasmo en defensa de tan sagrados objetos nunca decayó en los reveses de la guerra; y prefiriendo mis vasallos la muerte á la pérdida de tan importantes bienes, hicieron presente á la Europa con su fidelidad y su constancia que si la España...
Página 337 - Península, conservarán los grados, empleos, sueldos y honores. Del mismo modo conservarán los suyos los demás empleados militares y los civiles y eclesiásticos que han seguido al Gobierno y á las...
Página 151 - España continue siendo destrozada por las facciones. El Gobierno de SM no titubeará en mandaros salir de Madrid, y en buscar sus garantías, en disposiciones...
Página 337 - Declaro de mi libre y espontánea voluntad, y prometo bajo la fe y seguridad de mi real palabra, que si la necesidad...
Página 62 - Me es preciso, sin embargo, hacer presente á este sabio Congreso, que no se me ocultan las ideas de algunos mal intencionados que procuran seducir á los incautos, persuadiéndoles que mi corazón abriga miras opuestas al sistema que nos rige, y su fin no es otro que el de inspirar una desconfianza de mis puras intenciones y recto proceder. He jurado la...
Página 338 - ... trasladarse al punto que les acomode en el Reino, con entera seguridad de no ser molestados en tiempo alguno por su conducta política ni opiniones anteriores, y los milicianos que los necesitaren obtendrán en el tránsito los mismos auxilios que los individuos del ejército permanente.
Página 311 - Art. 3.° — Quedan autorizados los comandantes «en jefe de nuestro ejército para arrestar á cualquie«ra que contravenga á lo mandado en el presente de«creto. «Art. 4.° — Todos los periódicos y periodistas «quedan bajo la inspeccion de los comandantes de «nuestras tropas.
Página 63 - Confío que no será así, si las Cortes, como debo prometérmelo, unidas íntimamente á su Rey constitucional, se ocupan incesantemente en remediar los abusos, reunir la opinión y contener las maquinaciones de los malévolos» que no pretenden sino la desunión y la anarquía.

Información bibliográfica