Romancero de romances caballerescos é históricos anteriores al siglo XVIII: que contiene los de amor, los de la Tabla Redonda, los de Carlo Magno y los doce pares, los de Bernardo del Carpio, del Cid Campeador, de los infantes de Lara, &c, Parte2

Portada
Agustín Durán
E. Aguado, 1832 - 247 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 187 - Por el mes era de mayo, cuando hace la calor, cuando canta la calandria y responde el ruiseñor, cuando los enamorados van a servir al amor, sino yo, triste cuitado, que vivo en esta prisión, que ni sé cuándo es de día, ni cuándo las noches son, sino por una avecilla que me cantaba al albor. Matómela un ballestero ¡Déle Dios mal galardón!
Página 103 - Castellanos; mátente con aguijadas, no con lanzas ni con dardos; con cuchillos cachicuernos, no con puñales dorados; abarcas traigan calzadas, que no zapatos con lazo; capas traigan aguaderas, no de contray ni frisado; con camisones de estopa, no de Holanda ni labrados; caballeros vengan en burras, que no en muías ni en caballos; frenos traigan de cordel, que no cueros fogueados.
Página 103 - Vete de mis tierras, Cid, mal caballero probado, y no vengas más a ellas dende este día en un año. — Pláceme, dijo el buen Cid, pláceme, dijo, de grado, por ser la primera cosa que mandas en tu reinado. Tú me destierras por uno, yo me destierro por cuatro.
Página 80 - Decid lo que el Rey pedia, Y si ellos lo han por bien Dadle al Rey luego la villa; Y si non les pareciere Facer lo que el Rey pedia, Muramos todos en ella, Como manda la hidalguia...
Página 126 - Rogarles beis de mi parte Que me quieran perdonar, Que con acuita lo fice De mi gran necesidad, Que aunque cuidan que es arena Lo que en los cofres está, Quedó soterrado en ella El oro de mi verdad.
Página 46 - Con nube de deshonor, Mas yo desfaré la niebla; Que es mi fuerza la del sol. Que la sangre dispercude Mancha que finca en la honor, Y ha de ser, si bien me lembro, Con sangre del malhechor.
Página 31 - ... quien no tenía más de un buey, dábale otro, que eran dos ; "al que casaba su hija dolé yo muy rico don ; "cada día que amanece, por mí hacen oración ; "no la hacían por el Rey, que no la merece, non ; "él les puso muchos pechos, y quitáraselos yo.
Página 213 - Llora la hermosa Padilla El desdichado suceso Como esclava del rey vivo, Y como viuda del muerto. ¡ Ay Pedro! que muerte infame Te han dado malos consejos, Confianzas engañosas, Y atrevidos pensamientos!
Página 52 - Sentado está el señor Rey En su silla de respaldo, De su gente mal regida Desavenencias juzgando. Dadivoso y justiciero Premia al bueno y pena al malo; Que castigos y mercedes Hacen seguros vasallos. Arrastrando luengos lutos Entraron treinta fidalgos, Escuderos de Jimena, Fija del conde Lozano. Despachados los...
Página 67 - ... que como otro bien no tengo »y me lo habedes quitado, »en guisa le lloro vivo, »cual si estuviera finado. »Si lo facéis por honralle, »mi Rodrigo es tan honrado »que no tiene barba, y tiene »cinco reyes por vasallos. »Yo finco, señor, en cinta, »que en nueve meses he entrado, »y me podrán empecer »las lágrimas que derramo. »Non permitáis se malogren »prendas del mejor vasallo »que tiene cruces bermejas, »ni á rey ha besado mano.

Información bibliográfica