Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors][merged small][merged small][merged small]

que aprueban y disponen la continuacion de esta obra.

[ocr errors]

Presidencia del Consejo de Ministros. — «He recibido con toda complacencia los dos tomos primeros de la obra titulada: Biblioteca de todos los textos legislativos y documentos estadisticos, que sirven al gobierno de las posesiones ultramarinas, que V. S. ha tenido la bondad de remitirme en 9 del actual. En ellos he visto con gusto el esmerado celo y bien acertado trabajo de V. S., en el desempeño de esta importante comision , que reune a la vez todo lo relativo al régimen de nuestras Antillas. - Dios guarde á V. S. muchos años. Madrid 17 de noviembre de 1844. Ramon María Narvaez. – Sr. don José María Zamora.» Ministerio de Gracia y Justicia. — He recibido con sumo aprecio los dos tomos

y

. primeros de la Biblioteca de los textos legislativos, y documentos estadísticos, que sirven al gobierno de las posesiones ultramarinas; y acepto gustosísimo este don literario, fruto de la laboriosidad y conocimiento de V. S., y me complazco con la idea de que continuando V. S. tan útil tarea , la llevará a cabo, para facilitar con dicha obra el buen gobierno y administracion de justicia de aquellos importantes dominios. — Dios guarde á V. S. muchos años. — Madrid 10 de noviembre de 1844. . - Mayans. -Sr. don J. M. Z. Ministerio de Gracia y Justicia. — Con singular aprecio há recibido el Sr. Ministro

. de Gracia y Justicia el tomo tercero de la Biblioteca de legislacion ultramarina, que por conducto del Sr. Mayor del ministerio de Marina se sirve V. S. remitirle; y al aceptar con satisfaccion el fruto literario de sus conocimientos y laboriosidad, me encarga dé á V. S. las gracias en su nombre, esperando continuará con el mismo celo una obra tan importante, como necesaria al buen gobierno de nuestras posesiones ultramarinas. — Dios guarde á V. S. muchos años. - Madrid 11 de julio de 1845.El subsecretario. — Manuel Ortiz de Zúñiga. — Sr. don. J. M. Z.

[ocr errors]
[ocr errors]

[ocr errors]
[ocr errors]

Seccion de Comercio y Ultramar.

- «El Sr. Ministro de la Gobernacion de la Península me dice en 4 del corriente lo que sigue. Excmo. Sr. - Accediendo S. M.

á lo solicitado por D. José María Zamora, segun manifestó V. E. en su comunicacion de 19 de junio próximo pasado, se ha dignado autorizarle para insertar la Constitucion del Estado en la obra titulada: Biblioteca de legislacion ultramarina, que en forma de diccionario alfabético está publicando bajo la intervencion é inspeccion de ese Ministerio. De real órden lo digo á V. E. para su conocimiento y demas efectos.» – De la propia real órden lo traslado á V. S. para su conocimiento y en contestacion á su oficio de 16 de junio último. — Dios guarde á V. S. muchos años. — Madrid 8

de julio de 1845. — Armero. -Sr. don J. M. Z.»

Ministerio de Gracia y Justicia. — «Illmo. Sr. — Con fecha de ayer se ha servido S. M. espedir el real decreto que sigue. — Teniendo en consideracion los buenos servicios prestados en ultramar por don José María Zamora y Coronado, consejero honorario del estinguido Supremo de Hacienda, asesor general, teniente letrado que ha sido de la superintendencia de la isla de Cuba , y contador mayor cesante del tribunal de la misma; vengo en nombrarle Regente de la Real Audiencia Pretorial de la Habana, cuya plaza resulta vacante por salida de D. José María Sierra al Consejo Real: y es mi voluntad, que sin perjuicio del desempeño de las importantes atenciones de este cargo, continúe ocupándose, en cuanto aquellas se lo permitan , en la redaccion y publicacion de la Biblioteca de Legislacion de Ultramar, que tiene comenzada. —De Real órden lo comunico á V.S. I. para su inteligencia y satisfaccion. -- Dios guarde á V.S. 1. muchos años. — Madrid 23 de octubre de 1845. — Mayans. Sr. don José María Zamora y Coronado.» – En otra real orden de 23 del siguiente noviembre se digna S. M. acceder á su solicitud de que se le permitiera detenerse hasta febrero, “para que en este intermedio, cumpliendo el encargo, que al conferirle la plaza de Regente de aquella Audiencia Pretorial se sirvió hacerle, pueda preparar hasta su término la publicacion de la Biblioteca de legislacion ultramarina.»

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

disposiciones contenidas en el bando de buen el número de caballos , yeguas mulas ó bueyes gobierno, y en cualesquiera otros reglamentos que exista en la actualidad, y finalmente las obú órdenes que les fueren circuladas; velar so- servaciones generales que hubieren hecho acerbre la conducta de los vecinos de sus distritos; ca de si se han introducido algunos ramos nueprocurar que vivan en paz y subordinados, y se vos de cultivo, y cuales han sido sus productos, ayuden y socorran mútuamente en sus necesi- asi como tambien si las cosechas de los ya indades; evitar y cortar lo mas antes posible cual troducidos han sido mayores ó menores que el quier disputa ó rencilla capaz de alterar la bue- año anterior, y lo que prometan las existentes na armonía, que debe reinar en sus partidos, y en el campo para el año sucesivo, pero no ofrehacer en fin cuanto haria un buen padre de fa- ciendo detalles sino resultados, y arreglándose milia con sus hijos , escusando todo género de en todo al modelo que se acompaña. vejaciones y perjuicios de cualquiera clase, que Ademas del estado general que queda espreno sean indispensables para la administracion sado, deberán los pedáneos dar un parte al gode justicia y conservacion del orden público; y bierno politico ó tenencia de gobierno de que si de otro modo se condujeren , incurrirán en dependan, y al superior de la Isla, el dia primero el desagrado del gobierno, y seráp penados co- de los meses de abril y octubre de cada año en mo corresponda.

que manifiester, si son copiosas ó escasas las 10. Como para gobernar bien se hace indis- lluvias, y abundantes ó cortas las cosechas de su pensable conocer la situacion topográfica del distrito con la debida especificacion de clases. pais, su riqueza , el número de habitantes, su 12. Debiendo reinar la mayor seguridad en indole , costumbres y circunstancias, y los pe- los campos, los capitanes y tenientes de partido dáneos son unos auxiliares del gobierno cons- rondarán sus demarcaciones por las noches, altituidos entre otros fines para proporcionar ternando con los demas oficiales y vecinos de datos cxactos sobre aquellos objetos, inmedia- confianza, para evitar todo género de desórdetamente que el pedáneo tome posesion de su nes; y si pasada la hora de las once encontraren destino, inspeccionará cuidadosamente su dis- personas sospechosas, las detendrán hasta avetrito, instruyéndose a fondo de la poblacion que riguar sus circunstancias, a fin de encausarlas si le compone, del modo de vivir y circunstancias

y

hubiere mérito para ello, ó dejarlas en liberde cada vecino ó residente en él (á quienes de- tad , dando cuenta en uno y otro caso al gobierberá conocer personalmente), de las fincas y pro no político del distrito. Este servicio se llevará picdades que constituyen su riqueza, del número por riguroso turno entre los vecinos, no escepde carros, caballos , yeguas, mulas y bueyes luándose de él, sino á los colectores y subcolec

y de trabajo que pueda ser necesario emplear en tores de la real loteria, y á los mayordomos, el servicio público, de los animales y otros ob- mayorales y administradores de los ingenios,

у jetos de abasto, y finalmente de la demarcacion cafetales y potreros, cuyas dotaciones escedan ó limites de su partido , de cada una de las fir- de diez hombres de color. cas que le coinpongan, y de los caminos públic у

13. Interesando al servicio público la captucos y serventias, que las crucen ó vayan por ra de los desertores de todas clases, darán los sus linderos.

pedáneos la mayor prueba de celo y buen de11. Con arreglo á los datos que les suminis- sempeño de sus funciones procurandola a todo tre esta inspeccion, que habrán de repetir cuan- trance, así como su omision o disimulo en este tas veces lo consideren necesario , formarán punto servirá para formarles el cargo nas ó cada año un padron general comprensivo de menos grave que les resulle. En tal concepto, todos aquellos objetos, y en los 15 primeros tan luego como tuvieren noticia de existir en su dias del mes de enero darán un parte al gobier distrito algun individuo sospechoso de deserpo politico ó tenencia de gobierno de que de- cion , le detendrán, ya se crea correspondiente pendan, y otro al superior de la Isla, en que ma. al ejército, ya á la marina ó a cualquiera de los nifiesten el aumento ó disminucion que haya presidios, y si no acreditase en el acto su protenido la poblacion, las fincas que se hayan cedencia , le recibirán su instructiva , y examifundado o demolido, las tiendas ó establecimienpando tambien á los demas individuos que pulos industriales que se hayan abierto ó cerrado, dieren dar alguna razon de él, le remitirán con

3 TOM. IV.

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors][ocr errors]

las diligencias al capitan general para que proceda a lo que haya lugar.

Y deben estar advertidos, de que por lo que toca á los individuos del ejército han de contemplarse desertores todos los que se hallaren separados de sus cuerpos ó destinos, sin licencia ó pasaporte de las respectivas autoridades militares; y en cuanto a los individuos de marina, se tendrán por desertores los correspondieptes á buques de guerra, siempre que fueren hallados á mas de una legua del puerto, sin pasaporte del comandante general del apostade. ro, o dentro de la legua sin llevar consigo la papeleta, que debe espedirles el oficial de detalló segundo comandante del buque en que sirvan, y tambien los que sirviendo en buques mercantes no tengan papeleta de sus capitanes, visada por los comandantes de matriculas, y los que en uno y otro caso lleven papeletas ó pasaportes sin término fijo, ó cuyo plazo esté ya transcurrido.

14. Importando como importa al gobierno lener noticia exacta de los esclavos, que se hubieren fugado de las fincas, y de las demas ocurrencias dignas de atencion que sucedan en ellas, darán los pedáneos un parte mensual sobre el particular, con vista de los que deben recibir de los dueños ó encargados de los fundos existentes en sus partidos segun lo dispuesto en el articulo 39 del bando: sin perjuicio del que deben elevar tan luego como recibieren la noticia, cuando el acaecimiento fuere de importancia, y urgente el ponerlo en conocimiento del gobier. no del distrito.

Si el acaecimiento fuere de haberse insubordinado, ó sublevado y huido toda la dotacion de

у la finca ó parte de ella, ademas de adoptar inmediatamente en su partido cuantas medidas aconseje la prudencia, y permitan las circunstancias, para restablecer el órden , y de dar aviso á los

у dueños ó encargados de las fincas comarcanas, para que tomen cuantas providencias crean oportunas, á,fin de sujetar sus negros, y auxiliar tam bien al propietario de los sublevados, oficiarán prontamente a los pedáneos de los partidos inmediatos y á los comandantes de armas mas próximos, para que estén sobre aviso, les suministren los auxilios que pudieren pecesitar, y contribuyan a conseguir la captura de los fugitivos, cuyas filiaciones y demas noticias conducentes al objeto les remitirán si fuere posible.

Respecto de los esclavos cimarrones que

aprehendieren dentro de su distrito en circuns tancias ordinarias , por haberlos encontrado á la distancia y sin ei requisito de que habla el artículo 21 del bando de buen gobierno, ó porque con otro motivo se hallen prófugos de las fincas a que pertenezcan, darán noticia al dueño tan luego como tenga efecto la aprehension para que ocurra á recogerlos, siempre que se halle a menor distancia que la que haya desde el partido al depósito de cimarrones que hubiere mas próximo; y si transcurrido un término proporcionado a la distancia no se presentase el dueño ó enviase á recoger el esclavo, se le remitirán con razon del costo de captura y alimentos, que se regula en un real diario, y de los demas que

у hubieren podido hacerse en médico y botica en caso de haber enfermado; cuyo total importe abonará el amo del esclavo, ó se hará efectivo por el gobierno á virtud del parte que diere el pedáneo, si se negase á verificarlo.

Si fuere ignorado el dueño por no conocerse el esclavo, é no dar éste razon de él, conserva

in el cimarron en su poder el tiempo que señala el articulo 5.o de la parte segunda del reglamento de la materia y no más; y pasado que

le remitirán eu derechura con la misma razon al depósito de cimarrones que hubiere mas próximo , á cuyo administrador harán entrega de él y de la filiacion y pliego con que se le conduzca.

Finalmente los pedáneos no llevarán la persecucion de los cimarrones mas allá de los limites de su partido, sino lo que fuere necesario para dar parte al capitan del otro comarcano, y para que este se ponga en disposicion de continuarla.

15. No consentirán en sus partidos hombres vagos, picapleitos, ni personas escandalosas de cualquier sexo que sean , y tan luego como tuvieren noticia de existir en ellos algun individuo de tales circunstancias, levantarán auto de oficio á cuyo lenor sean examinados dos ó mas testigos de conocido arraigo y probidad, que puedan deponer acerca de la conducta de aquellos; y con su mérito, si le produjere bastante, los reducirán á prision y remitirán con lo obrado al gobierno politico ó tenencia de gobierno de que dependan, para que proceda a lo demas que haya lugar, conforme a las disposiciones particulares publicadas en esta materia que quedan en su fuerza y vigor.

sea,

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
« AnteriorContinuar »