Imágenes de páginas
PDF
EPUB

licencia para casarse, sobre que les encargamos maliciosas que de ordinario intentan , y dando la conciencia gravemente, y que serán castiga- primero informacion bastante de ellas: y hados á arbitrio nuestro y de nuestros sucesores. llando ser suficientes, depositen á la muger en (V. MATRIMONIOS.)

casa honrada , y si la muger fuere de calidad

conocida, la depositen en el recogimiento del Const. 7.4 - Que los jueces eclesiásticos no se hospital de san Francisco de Paula , y empa

entrometan á ejercer el oficio de párroco no dronen ambos contrayentes, para que se recosiéndolo, sino fuere el del matrimonio. nozca, si viven honesta y recogidamente, y esta

misma diligencia hagan cada año para el mismo Porque es razon que haya buen gobierno, у efecto, lo cual guarden, y cumplan pena de 10 no se perturben los derechos parroquiales y ju: pesos, aplicados para gastos del tribunal eclerisdicciones : mandamos a nuestros jueces ecle- siástico. siásticos no adinipistren los Santos Sacramentos, no siendo párrocos de las iglesias, sin Const. 9.2 - Los provisores y jueces eclesiástilicencia de los curas, y sin ella no canten misas cos no saquen de las casas de sus padres á las solemnes de fiestas, ni votivas, ni de aniversarios doncellas para casurlus y depositarlas, sin de difuntos , ni cuerpo presente , ni otras algu- que conste por informacion, haber dado palanas: y solo les permitimos puedan asistir a algun bra de casamiento (1). matrimonio habiendo causa , y no de otra mapera : y esto pagando los derechos parroquia- Son tantos los inconvenientes que se han esles, y dando cuenta á los curas de dicho matri- perimentado en sacar luego a las doncellas de monio, para que pongan razon en sus libros, las casas de sus padres con titulo de que se quiepena de que serán condenados en los derechos

ren casar, asi por que no se suele guardar la que defraudaren á los curas, y en la arbitraria forma del santo concilio tridentino, en la disnuestra, y de nuestros sucesores.

pensacion de las amonestaciones, como porque

de hacerse aceleradamente resultan pleitos de Const. 8.- Que los provisores y jueces ecle- divorcios y nulidades de matrimonios: por lo

siásticos, en las demandas de divorcios, que cual mandamos á los provisores y jueces eclelas partes pusieren guarden lo mandado en siásticos de este nuestro obispado, que menos esta constitucion.

que constando por informacion bastante, que la

doncella dió palabra de casamiento, que haga Es cierto, que en esta ciudad, y obispado se verdaderos esponsales, y pidiéndolo el esposo, ponen tantas demandas de divorcios y nulida- y alegando y probando causa de que los padres des de matrimonios, de que resultan muchos pretenden impedir el matrimonio , no la saquen pecados y escándalos, y para obviarlos, y que se de la casa de dichos sus padres para tomarla la guarde la forma del derecho : mandamos á los decláracion, sin auxilio de la real justicia , y provisores y jueces eclesiásticos de todo este constando por ella habersela dado, la depositen obispado, que no admitan demandas de divor.

en alguna casa honrada, con quien no la hablen, cio y nulidad de matrimonio, que no venga fir- ni de parte de los padres, ni del esposo : y si se mado de letrado y abogado de algunas de las probare la palabra, y la negare la doncella, la reales audiencias, y con espresion de las causas depositen en dicha casa con las mismas circunsque el derecho dispone , y no de las frivolas y tancias, para que esté en su libertad , y se haga

(1) Por la cédula de 17 de julio de 1803 la informacion para probar verdaderos espoosales, debe ser una escritura pública de estos, con otros requisitos esenciales, que prescribe dicha orden. La estraccion y depósito de las hijas de familia, de que hablan estas dos constituciones, deberá hacerse como lo dispuso la real cédula de 3 de octubre de 1785. — Es nota de la reimpresa Sinodo. - Por cédula de 22 de marzo de 1787 se encarga d los jueces eclesidsticos, que al entender en esas causas de divorcio, no se mezclen con pretesto alguno en las temporales y profanas de alimentos, litis espensas, ó restitucion de dotes como propias de los jueces reales, a quienes deben remitirlas sin detencion, para que las sustancien y determinen breve y sumariamente segun su naturaleza.

lo que fuere de justicia : y si ella se saliere de mandamos a nuestros provisores y jueces eclelas casas de sus padres, por temor de que pre- siásticos, que siempre que se pusieren deman tenden impedir el matrimonio, o manifestare das de divorcios o nulidades de matrimonios , su voluntad al provisor, con auxilio de la real desde el principio dén traslado de ellas al projusticia , la depositen asimismo, pena de 10 du- motor fiscal, para que defienda la validacion cados, aplicados para gastos del tribunal ecle- del matrimonio, y represente las causas que hu. siástico.

biere por derecho para que no se disuelva, ni

cuanto al vinculo de él, ni cuanto a la cohabitaConst. 10. Los que vinieren de mar en fuera , ó cion, pena de que serán multados a nuestro ar

de otras ciudades diciendo son cusados, se ha- bitrio. Y mandamos á las partes dén al dicho ga lo que en esta constitucion se espresu, promotor fiscal lo que fuere necesario para las

costas que nuestros provisores y jueces les manMuchas personas vieven á vivir á las ciuda- daren, pena de que en otra manera no serán ad des, villas y lugares de este obispado, y de mar mitidas sus demandas. co fuera diciendo ser casados segun órden de nuestra santa madre iglesia : y para que se sepa Const. 12. - Que nuestros provisores y jueces si lo son o no, y se provea del remedio que fue. eclesiásticos no despachen censuras , si no fuere necesario: mandamos á los provisores , y jue- re por cosas de mucha importancia , cuando ces eclesiásticos, y curas de este nuestro obis- lo pida la gravedad de la causa, y con mucha pado, que luego que tengan noticia de semejan- prudencia y madurez. tes personas, les notifiquen exhiban testimonio de su matrimonio, y de no traerlo, dén informacion de ser casados, y de no darla , se les dé TESTAMENTARIAS DE ECLESIASTICOS. lérmino segun las distancias de las partes donde vinieren, para que traigan testimonio de su La cédula de 28 de junio de 1769 al R. obispo matrimonio; y de no traerlo pasado el término, de Cuba con sobrecarta de la de 29 de setiembre con auxilio de la real justicia, los aparten, y de 63 declaraba: que de las testamentarias, en destierren á la hembra de dicha ciudad donde que hubiese mayor número de legos que de ecleestuviere, á la de donde vino, ó al varon, con- siásticos, conociese la jurisdiccion ordinaria. forme vieren es conveniente. Y mandamos á to- Circular á Indius de 27 de abril de 1784. das las dichas personas , que vinieren con titu- «El Rey. – Por cuanto han sido varias las realo de casados, que pena de escomunion mayor, les decisiones que por mi y mis gloriosos preluego que llegaren á los dichos lugares de este decesores se han tomado en diversos tiempos, obispado se manifiesten al juez eclesiástico, y con el fin de evitar competencias entre los miá los curas, para que tomen razon de ellos, y nistros que ejercen mi realjurisdiccion, y la ecle cada año en los padrones que hicieron de los fe- siástica en mis dominios de la América, sobre a ligreses la tomen individual de dichas personas, cual de las dos corresponde el conocimiento para que por este medio se reconozca si ellos, relativo á la validacion ó nulidad de los testaó ellas no se presentaren , si son ó no casados, mentos, y la faccion de inventarios respectivos lo cual cumplan los dichos curas, pena de diez á las testamentarias de los clerigos , que instipesos, aplicados a las fábricas de las iglesias. luyen por herederas á sus almas ú otras obras

pias; y conviniendo dar una regla fija , é invaConst. 11.- Que los jueces eclesiásticos en las riable, que en lo sucesivo no admita interpreta

causas matrimoniules den siempre traslado al ciones, y se consiga el bien del estado , la utilipromotor fiscal de las demandas.

dad de mis vasallos y de la causa pública ; con

atencion a las dudas que acerca del particular Porque en las causas matrimoniales en que me representó mi real audiencia de Méjico en las partes pretenden divorcios, ó nulidades de cartas de 2 de diciembre de 1768, y 23 de nomatrimonios, suele haber colusion entre ellas, viembre de 1780, y á lo que con presencia de y no se atiende por dichas partes á lo sagrado estas, de los antecedentes del asunto, y de lo que del santo matrimonio, y á su indisolubilidad: espusieron mis fiscales , me consultó mi consejo de las Indias en 6 de setiembre del año de 1781 cumplimiento tomó la audiencia de Lima lo que y 30 de enero del corriente, he resuelto. que á con tal motivo se advierte á la de Puerto-Princonsecuencia de lo prevenido en la real cédula cipe por la de 20 de noviembre de 1801 lo que con de 18 de junio de 1662, dirigida á mi real au- tal motiro habia representado aquel metropolidiencia de Guadalajara en la provincia de la Nue. tano en carta de 7 de abril de 1788; á saber: «que va-Galicia, y de lo deliberado últimamente en aunque para el cumplimiento de legados y obras otra de 15 de noviemabre del citado año de 1781 pias, se hallaba establecido en su diócesis un juzpara estos reinos de Castilla , no se permita en gado particular, cuyo vicario habia conocido de adelante en los de Indias, que los tribunales estas materias, segun antigua práctica de sus aneclesiásticos de ellas tomen conocimiento sobre tecesores, los varios acaecimientos que recienvalidacion ni qulidad de testamentos, hacer in- temente habian ocurrido en la audiencia, y juzventarios , secuestro , ni depósito de bienes, gados inferiores de resultas de la espresada céque dejaren los testadores, aunque estos sean dula circular, le obligaban á solicitar el desclérigos, y tambien sus herederos , ó hubieren agravio de los procedimientos de dichos triinstituido a su alma, ni obras pias; por corres- bunales en los puntos que comprendia el informe ponder a las justicias reales la insinuacion y que le hizo su vicario de legados don Francisco publicacion de los testamentos, faccion de los Tagle , de cuyo informe remitió testimonio con inventarios , y tasacion de bienes en todos los inclusion de las provisiones, que espidió la casos espresados, con citacion de los herederos audiencia, a fin de que se pasasen á los juzgainstituidos, de los albaceas, ó tenedores de bie- dos reales las causas pendientes en él de leganes, si los hubiere nombrados, y demas intere- dos y obras pias. Para tomar resolucion en el sados : que lo mismo se debe observar en los asunto, se previno á la propia mi real audiencia abiptestatos de clérigos, y en los de legos, cu- de Lima y su regente en cédulas de 27 de agosto yas herencias correspondan á los eclesiásticos, de 1789, informasen sobre el particular, lo que pues todos como verdaderos actores al todo o ejecutaron con fecha de 5 de enero de 1798. Y parte de la herencia , que siempre se compone habiéndose visto en mi consejo pleno de las Iode bienes temporales y profanos , deben acudir dias, con lo que en su razon espusieron mis fisante las justicias reales ordinarias; ademas de cales, y consultándome sobre ello en 30 de ser la testamentisaccion acto civil, sujeto a las setiembre último; he venido en aprobar los leyes reales, sio diferencia de testadores ecle- procedimientos de dicha mi real audiencia de siásticos o legos, y un instrumento público que Lima , declarando haber sido justas las provitiene en las leyes prescripta la forma de su siones que espidió, para que los juzgados de otorgamiento: Que estas mismas reglas se guar- obras pias remitiesen á los reales las causas pen: den y ejecuten en los juzgados de bienes de di- dientes, de que hacia mencion la cédula circular fuotos, en los casos que correspondan á su pe

de 27 de abril de 1784. En su consecuencia orculiar conocimiento. Y que los fiscales de mis deno y mando, libreis iguales provisiones en audiencias cuiden de la defensa de mi real ju- caso de no haberlo hecho : en inteligencia de risdiccion, siempre que la vieren perjudicada, que a las justicias reales corresponde tomar cousando de los recursos que tiene introducidos nocimiento de los testamentos en todos los casos la práctica en las mismas audiencias, y dando en que se suscite controversia, y se excite su cuenta al nominado mi consejo cuando vieren oficio, sea sobre validacion ó nulidad de ellos, convenir en el asunto: para cuyo cumplimiento ejecucion de obras pias, ú otro cualquier inciy cjecucion se libre la correspondiente real dente, no solo en los casos espresados en la enuncédula , sin embargo de cualesquiera anteriores ciada cédula circular, sino tambien en cualreales órdenes, usos, costumbre ó práctica, quiera otros, con positiva esclusion de los juzque se hubiere observado en contrario, y del gados eclesiásticos. » auto acordado inserto en el tit. 13, lib. 4.", de

REGULACION DE PROCEDIMIENTOS CONTRA las sinodales del obispado de Caracas. Por

BCLESIASTICUS POR DELITOS GRAVES. tanto por la presente ordeno y mando á mis vireyes etc. » Con referencia pues a esta circu- Real cèdula á lu uudiencia de Guulemala de lar de 1784, y á las providencias, que para su 19 de junio de 1789. - Habiendo dado cuenta

del proceso contra un religioso franciscano, que tico, hasta ponerlas en estado de sentencia, y mató á otro en su convento de Totonicapam, y que entonces las remitiese al gobierno por la via teniendo este caso grave mucha analogia con el reservada, para lo que hubiere lugar. Muy lueocurrido en San Lucar de Barrameda el año de go principiaron a sentirse los fupestos efectos 1774, que un carmelita dió muerte a una doncella de esta disposicion, por el entorpecimiento y en el atrio del mismo convento, cuyo conoci- dilaciones a que dá lugar en la sustanciacion, en miento se declaró al alcalde mayor, mandándole el pronunciamiento de los fallos, y en la ejecu sustanciar la causa , y que sentenciada la elevase cion de estos; pero tamaños males se han hecho para prevenirle lo conveniente en cuanto a su aun mas patentes é intolerables en estos últimos ejecucion; se ordena a la audiencia se arregle a tiempos..... A fin de cortarlos de una vez, y lilo que resulta ya practicado en el caso de San brar á la nacion de las funestas consecuencias Lucar de Barrameda como muy conforme a las de un privilegio, que el estado eclesiástico deleges, y á lo resuelto por el santo concilio de biera á la sola munificencia de la autoridad temTrento y otras disposiciones canónicas, cuya poral de los reyes, y que únicamente puede observancia al paso que proporcionará el cor- subsistir en cuanto no perjudique al órden, respondiente castigo del homicidio, podrá ser- tranquilidad, bienestar y conservacion de la sovir de ejemplo, que contenga á otros de cometer ciedad ; teniendo Yo presente lo que sobre el tan atroces crímenes.

particular han manifestado en diferentes con

sultas el citado consejo suprimido de Castilla, Reales cédulas de 25 de marzo de 1792 y 25 el supremo tribunal de justicia en la suya de 2 de octubre de 95 refiriéndose á leyes del nuevo de setiembre de 1813, y últimamente el parecer código, declaran, que en delitos mayores de emitido por el supremo de España é Indias, y la sediciones, alborotos, y perturbacion de la paz seccion de gracia y justicia del consejo real del pública los eclesiásticos no deben gozar de in- mismo nombre, y conformándome con él, venmunidad.

go en decretar, oido el consejo de ministros, á Real decreto de 25 de octubre de 1820.-Que nombre de mi escelsa hija la reina doña Isalos eclesiásticos asi seculares como regulares bel II , lo que sigue: pierden el fuero, y quedan sujetos á los jucces 1.° Queda derogada y sin efecto alguno la seculares en los delitos, que cometieren, que disposicion contenida en la real orden de 19 de tengan pena capital ó corporis aflictiva.

noviembre de 1799, las demas anteriores á que Real decreto de 17 de octubre de 1835 comu- esta se refiere, y las posteriores declaratorias nicado al gobernador presidente de la Habana de ellas. con real orden de 28 de agosto de 1837.— «Las 2.• Las causas contra eclesiásticos por delitos contestaciones que se habian suscitado en dife- atroces ó graves, se formarán desde el princirentes ocasiones entre la jurisdiccion real y la pio , sustanciarán y fallarán en todo el reino, eclesiástica acerca de la competencia , conoci- sin intervencion alguna de la autoridad eclesiásmiento y procedimiento de las causas contra tica, por los jueces y tribunales reales á quienes eclesiásticos por delitos atroces ó graves, mo- competan con arreglo á las leyes y decretos vivieron el real ánimo de mi augusto abuelo el gentes, en razon de la gera rquía del acusado, ó señor rey don Carlos IV, á mandar en real ór- de la naturaleza y carácter del delito de que se den de 19 de noviembre de 1799, que el supri- | le acusare, observándose los trámites é instanmido consejo de Castilla formasc una instruc- cias prescritas por las leyes y decretos vigentes cion detallada sobre la materia , que sirviese de

la sustanciacion de las causas de la misma regla general a todos los tribunales y justicias clase contra los demas ciudadanos, y cuidando del reino, y dejase espedita la jurisdiccion real los respectivos jueces y tribunales, de que los ordinaria, para contener y castigar los delitos acusados sean colocados en el parage mas deque trastornan el orden comun, y cuyas penas cente de las cárceles, sin perjuicio de su segucsceden las facultades de la potestad eclesiásti- ridad, y de que se les trate con la distincion poca, disponiendo al propio tiempo, que inertisiblo, especialmente si fuesen sacerdotes. esto tenia efecto, conociese de estas causas, des 3. A sl consecuencia cesarán inmediatamende su principio , el tribunal real con el eflesias te en şuis funciones, asi el tribunal llamado del breve en Cataluña, como todos los demas que fiscal del consejo en respuesta de 29 de abril de hasta ahora han conocido y estaban destinados 1831 concluia pidiendo: «Que se establezcan á conocer de dicha clase de causas en la corona jueces letrados con el nombre de alcaldes mayo. de Aragon.

para

tilbake.AL

res, subdelegados de real hacienda, nombrados 4.° Para el indicado efecto, y hasta tanto que por gracia y justicia á propuesta de la cámara, se haga una clasificacion mas conveniente y opor- con las facultades y dependencia en lo judicial, tuna de los delitos, se reputarán y considera- gubernativo y hacienda, que les da la ordenanza rán atroces ó graves aquellos, que por las leyes de Nuera-España , y la instruccion de subdele del reino ó decretos vigentes se castiguen con gados que acompaña à la general de 1803, en pena capital, estrañamiento perpétuo , minas, cuanto sea adaptable, los cuales hayan de durar galeras, bombas ó arsenales.

cinco años, sin que al cabo de ellos puedan ser 5.• Dada sentencia que merezca ejecucion, en removidos, sino en el modo y forma que se ha la que se imponga al reo alguna de las penas determinado para los de la Peninsula por la real referidas, pasará el juez testimonio literal de orden de 8 de junio del año próximo pasado. ella , con el oportuno oficio, sin incluir nin-2° Que estos alcaldes mayores han de ejercer sus guna otra cosa , al prelado diocesano, para que facultades en los pueblos y distritos que se les por este se proceda en su caso a la degradacion señale, a cuyo efecto se hará la correspondiente correspondiente del reo en el preciso término division del territorio en partidos de 1.4, 2.. y de 6 dias.

3.a clase, señalando a cada uno su capital ó ca6.• Si dentro de este término no se verificase becera , y los pueblos, lugares , haciendas y cala degradacion, se procederá sin mas dilacion serios que debe comprender, y sus límites con á la ejecucion de la sentencia, cualquiera que loda distincion, procurando que esta division se sea la pena impuesta al reo, y si fuere la capi-comprenda en cuanto sca posible con la militar, tal, será conducido al patibulo en hábito laical, la eclesiástica y real hacienda, proponiéndose y la cabeza cubierta con un gorro negro. el sueldo que cada uno de aquellos empleados

7.- Si de la causa y de la defensa del acusado haya de tener, para todo lo que se formará esno resultaren méritos bastantes, para imponerle pediente por el gobernador, oyendo al intendenninguna de las penas mencionadas, pero si otra te de la Habana, y el voto consultivo de la au inferior estraordinaria , y la condenacion de diencia. 3.° Que en esta division se procure en costas , se le aplicará esta por el mismo juez ó cuanto sea dable la igualdad y proporcion de los tribunal que hubiere conocido del proceso. » partidos entre si, y la mayor aproximacion de

cada pueblo y lugar a la capital donde pertenezApelaciones en pleitos y causas del fuero eclesiástico.

ca , á cuyo esecto, si fuese necesario, se aumen

tara, ó disminuirá segun aquellas bases, el térSe oyen conforme á derecho para ante el me- mino jurisdiccional de los cuatro gobiernos que tropolitano, y de éste para el obispo mas inme- existen. 4.• Que interin este espediente se insdiato como delegado apostolico , pues que segun truya y resuelve definitivamente, se establezcan la ley 10, tit. 9, lib. 1, y breve á que se refiere, alcaldes mayores letrados, subdelegados de real todos los pleitos eclesiásticos de las Indias Oc- hacienda, en los pueblos donde actualmente hay cidentales, por todas sus instancias han de se- establecidos tenientes gobernadores, con las mis. guir y fenecerse en ellas.

mas facultadles que estos tienen en lo judicial, en Véase DECLARACIONES DE ECLESIASTICOS: lo politico y en lo de rcal hacienda, con cl FUERZAS: PROVISORES.

sueldo de 800 pesos cada uno, y derechos de

arancel, nombrandose por gracia y justicia á JUECES LETRADOS. - Con la supresion propuesta de la cámara. 5.° Que se establezcan del consejo de Indias efectuada en marzo de otros dos lenientes mas de gobierno de la Ha1834, y la guerra civil de los siete años se entor | bana, con el sueldo que disfruta cada uno de los peció la resolucion de varios arreglos de im- tres que hay actualmente. 6.° Que cese la jurisportancia de que se ocupaba , como el del esta- diccion ordinaria civily criminal del gobernablecimiento de alcaldes mayores letrados en la dor de la misma ciudad, aumentandosele el suelisla de Cuba , que aun pende, y sobre que el do de los 18.000 pesos hasta 24.000. 7.• Quc

« AnteriorContinuar »