Romancero, e historia del muy valeroso cavallero el cid Ruy Diaz de Vibar, en lenguage antiguo, recopilado por J. de Escobar

Portada
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Contenido

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 75 - Vete de mis tierras, Cid, mal caballero probado, y no vengas más a ellas dende este día en un año. — Pláceme, dijo el buen Cid, pláceme, dijo, de grado, por ser la primera cosa que mandas en tu reinado; tú me destierras por uno, yo me destierro por cuatro.
Página 9 - Ya se apeaba Rodrigo para al Rey besar la mano; al hincar de la rodilla el estoque se ha arrancado. Espantóse de esto el Rey, y dijo como turbado: — Quítate, Rodrigo, allá, quítateme allá, diablo, que tienes el gesto de hombre y los hechos de león bravo.
Página 123 - Al punto las entregase. Diéronselas, y los Condes Con amorosas señales Dieron muestras del contento Que deste suceso nace, Porque es tan fuerte el amor Y son sus efectos tales, Que lo publican los ojos Aunque la lengua lo calle.
Página 60 - Yo seré el quinto y primero que volveré por la causa, aunque mi vejez parezca mocedad noble afrentada. Al campo me voy, señora, no me deis por esto gracias, que el buen vasallo, al buen Rey debe hacienda, vida y fama.
Página 101 - Rogarles heis de mi parte Que me quieran perdonar, Que con acuita lo fice De mi gran necesidad, Que aunque cuidan que es arena Lo que en los cofres está, Quedó soterrado en ella El oro de mi verdad.
Página 8 - Rodrigo a caballo ; todos visten oro y seda, Rodrigo va bien armado ; todos espadas ceñidas, Rodrigo estoque dorado ; todos con sendas varicas, Rodrigo lanza en la mano ; todos guantes olorosos, Rodrigo guante mallado ; todos sombreros muy ricos, Rodrigo casco afinado, y encima del casco lleva un bonete colorado.
Página 10 - Por besar mano de rey — no me tengo por honrado ; porque la besó mi padre — me tengo por afrentado.
Página 2 - Faz cuenta , valiente espada, Que es de Mudarra mi brazo, Y que con su brazo riñes, Porque suyo es el agravio.
Página 43 - Hablad con vuesos vasallos, Decid lo que el rey pedia, Y si ellos lo han por bien, Dadle al rey luego la villa ; Y si non les pareciere Facer lo que el rey pedia, Muramos todos en ella, Como manda la hidalguia.
Página 26 - Decisme que soy mal rey y que descaso casados, y que por los mis provechos non curo de vuesos daños: que estais de mí querellosa decís en vuesos despachos, que non vos suelto el marido sino una vez en el año, y que cuando vos le suelto en lugar de falagaros, en vuesos brazos se duerme como viene tan cansado.

Información bibliográfica