Tesoro de los romanceros y cancioneros españoles, históricos, caballerescos, moriscos y otros

Portada
Eugenio de Ochoa
Baudry, 1838 - 582 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 504 - Amarrado al duro banco de una galera turquesca, ambas manos en el remo y ambos ojos en la tierra, un forzado de Dragut en la playa de Marbella se quejaba al ronco son del remo y de la cadena: "¡Oh sagrado mar de España, famosa playa serena, teatro donde se han hecho cien mil navales tragedias!
Página 312 - La más bella niña De nuestro lugar, Hoy viuda y sola Y ayer por casar, Viendo que sus ojos A la guerra van, A su madre dice, Que escucha su mal: Dejadme llorar Orillas del mar.
Página 497 - Servía en Oran al Rey Un español con dos lanzas, Y con el alma y la vida A una gallarda africana, Tan noble como hermosa. Tan amante como amada, Con quien estaba una noche, Cuando tocaron al arma. Trescientos...
Página 56 - Allí habló su camarera, bien oiréis lo que dirá: — Aquese sueño, señora, bien os lo entiendo soltar: el azor es vuestro esposo, que viene de...
Página 86 - Ayer era rey de España, hoy no lo soy de una villa; ayer villas y castillos, hoy ninguno poseía; ayer tenía criados y gente que me servía, hoy no tengo una almena que pueda decir que es mía.
Página 566 - Y & quien otros llaman vino Porque nos vino del cielo. Cuando el luminoso vaso Toca en la meridional, Distando por un igual Del Oriente y del Ocaso, Me dan asada y cocida De una gruesa y gentil ave Con tres veces del suave Licor que alegra la vida. Despues que cayendo viene A...
Página 150 - Apenas era el Rey muerto Zamora ya está cercada; De un cabo la cerca el Rey, Del otro el Cid la cercaba, Del cabo que el Rey la cerca Zamora no se da nada, Del cabo que el Cid la aqueja Zamora ya se tomaba. Doña Urraca en tanto aprieto Asomóse á una ventana, Y alli de una torre mocha Estas palabras fablaba.
Página 119 - Pues por vos se pierde un hombre, El mejor que se sabia : Por vos se causa gran daño , Por vos se pierde Castilla, Los moros entran en ella Por no ver quien la...
Página 498 - EN un pastoral albergue, que la guerra entre unos robles lo dejó por escondido, o lo perdonó por pobre, do la paz viste pellico y conduce entre pastores ovejas del monte al llano y cabras del llano al monte, mal herido y bien curado, se alberga un dichoso joven, que sin clavarle Amor flecha le coronó de favores.
Página 162 - Vete de mis tierras, Cid, mal caballero probado, y no vengas más a ellas dende este día en un año. — Pláceme, dijo el buen Cid, pláceme, dijo, de grado, por ser la primera cosa que mandas en tu reinado. Tú me destierras por uno, yo me destierro por cuatro.

Información bibliográfica