Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[merged small][ocr errors][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors]
[ocr errors][merged small]

COMENTADA Y EXPLICADA,

CONCORDADA CON LAS LEYES Y CÓDIGOS EXTRANJEROS: ;

COMPARADA

CON LAS DISPOSICIONES DE LA LEGISLACION ESPAÑOLA

que hat servido de precedente para redactarla ;

PRECEDIDA DE UNA INTRODUCCION HISTÓRICA

Y DE LA EXPOSICION DE SUS MOTIVOS Y FUNDAMENTOS;

Y SEGUIDA

del Reglamento para en ejecucion; de las disposiciones dictadas en su cumplimiento; de la Instruccion sobre

Ja manera de redactar los instrumentos públicos sujetos al registro; de los modelos para las inscripciones,
anotaciones preventivas, cancelaciones, notas marginales , asientos de presentacion, certidcaciorres, etc.;
de los formularios para estender las escrituras y demás instrumentos que tienen relacion con la ley; del
real decreto reformando las tarifas del papel sellado; de la Instruccion para llevar a efecto este decreto; de
una compilacion de todas las disposiciones legislativas dictadas en materia hipotecaria hasta la publicacion
de la ley; y de un indice alfabetico de materias, en el cual se expresen con claridad los artículos de la ley,
del reglamento y demás disposiciones que deben consultarse sobre cada uno de los puntos que la ley bipo.
lecaria abraza

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors]

P

[ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][ocr errors][merged small][merged small]

ADVERTENCIA AL LECTOR.

Cuando en la legislacion de un pueblo se introduce una reforma tan trascendental como la que ha de producir la nueva ley hipotecaria, es en extremo conveniente facilitar su inteligencia, presentando con exactitud las diferencias que viene á establecer, explicando los principios que se adoptan é indicando aquellos que se conservan, resolviendo las cuestiones más principales que se desprenden de las bases constitutivas de la ley y aclarando las dudas que pueda ofrecer su aplicacion práctica. A este único fin se dirigen nuestros esfuerzos; no desconocemos que la tarea es ardua; pero alentados por el buen deseo que nos guia, emprendemos la obra, tranquilos al mismo tiempo en la esperanza de que algun fruto provechoso ha de reportar. Si logramos que el registrador, el escribano, el juez, el letrado, el fiscal, el propietario, el capitalista, el comerciante, el administrador, el jurisconsulto, el negociante, el que presta y el que recibe, el que compra y el que vende, el testamentario, el he-' redero, el agente de negocios, el procurador, etc., etc., encuentren en estos Comentarios resueltas muchas de las dudas que ha de suscitar la ejecucion de la ley hipotecaria, y allanado el camino para decidir con facilidad aquellas que, por ser menos importantes, hayamos omitido; si conseguimos que todos los funcionarios ó particulares a quienes ha de interesar la

« AnteriorContinuar »