Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

en

Primero: Cuando vácare la : com rona.

Segundo: Cuando el Rey se imposie bilitare de cualquiera modo para el gos bierno , 6 quisiere abdicar la COM el sucesor; estando autorizada el primer caso la diputacion para tomar todas las medidas que estime convenientes, a fin de asegurarse de la in habilidad del Rey:

Tercero : Cuando en circunstancias críticas y por negocios, arduos tuviere el Rey por conveniente que se congreguen, y lo participare aşi á la diputa cion permanente de Córtes:

ART. 163. Las Córtes extraordinarias no entenderán sino en el objeto para que han sido convocadas.

ART. 164. Las sesiones de las Córtes extraordinarias comenzarán y se terminarán con las mismas formalidades que las ordinarias.

ART. 165. La celebracion de las Córtes extraordinarias no estorbará la eleccion de nuevos diputados en el tieme po prescrito.

ART. 166. Si las Cortes extraordinaa rias -no hubieren concluido sus sesiones en el dia señalado para la reunion de las ordinarias , cesarán las primeras en sus funciones, y las ordinarias continuarán

el negocio para que aquellas fueron con-
vocadas.
ART. 167. La diputacion permanente
de Córtes continuará en las funciones
que le estan señaladas en los artículos
111 y 112, en el caso comprendido en
el artículo precedente. -101 .

Slot sa
TITULO IV.-1100

: 150115

م، ولی هم مهم

[ocr errors]
[merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small]
[ocr errors]

De la inviolabilidad del Rey, y de su:

autoridad.

[merged small][ocr errors][merged small]

ART. 168. La persona del Rey es92grada é inviolable, y no está sujeta á responsabilidad.

ART. 169. El Rey tendrá el tratamiento de Magestad Católica.

ART. 170. La potestad de hacer eję. cutar las leyes reside exclusivamente en el Rey, y su autoridad se extiende & todo cuanto conduce á la conservacion leyes.

del orden público en lo interior , ya la seguridad del Estado en lo exterior, conforme a la Constitucion y á las leyes.. :

ART. 171. Ademas de la prerogatiya que compete al Rey de sancionar las leyes y promulgarlas, le correspon den como principales las facultades siguientes VI

Primera : Expedir los decretos, reglamentos, é instrucciones que crea conducentes para la ejecucion de las

Segunda : Cuidar de que en todo el reino se administre pronta y cumplidamente la justicià.

Tercera : Declarar la guerra, y hacer у ratificar la paz, dando después cuenta documentada a las Córtes.

Cuarta : Nombrar los magistrados de todos los tribunales civiles

у

criminales, á propuesta del Consejo de Estado.

Quinta : Proveer todos los empleos? civiles y militares. • Sexta: Presentar para todos los obispados, y. para todas las dignidades y: beneficios eclesiásticos de real patronato, á propuesta del Consejo de Es-> hado.

Séptima Conceder · honores y dis

tinciones de toda clases con arreglo á las leyes.

Octava: Mandar los ejércitos y arma das , y nombrar los generales.

Novena: Disponer de la fuerza armada, distribuyéndola como mas convenga.

Décima : Dirigir las relaciones diplomáticas y comerciales con las demas potencias, y nombrar los embajadores, ministros y cónsules.

Undécima : Cuidar de la fabricacion de la moneda , en la que se pondrá su busto y su nombre. - Duodécima: Decretar la inversion de los fondos destinados á cada uno de los ramos de la administracion pública.

Décimatercia: Indultar á los delincuentes, con arreglo á las leyes.

Décimacuarta : Hacer a las Córtes las propuestas de leyes ó de reformas, que crea conducentes al bien de la Nacion, para que deliberen en la forma prescrita."

Décimaquinta: Conceder el pase, ó retener los decretos conciliares y bulas pontificias con el consentimiento de las Córtes , si contienen disposiciones generales; oyendo al Consejo de Estado, si versan sobre negocios particulares ó gubernativos; y si contienen puntos

[ocr errors]

contenciosos, pasando su conocimiento y decision al supremo tribunal de justicia,

i para que resuelva con arreglo a las leyes.

Décimasexta: Nombrar y separar libremente los secretarios de Estado y del

y Despacho.

ART. 172. Las restricciones de la autoridad del Rey son las siguientes

Primera: No puede el Rey impedir bajo ningun pretexto la celebracion de las Córtes en las épocas y casos señalados por la Constitucion, ni suspenderlas ni disolverlas, ni en manera alguna embarazar sus 'sesiones y deliberaciones. Los que le aconsejasen o auxiliasen en cualquiera tentativa para estos actos, son declarados traidores, y serán

perseguidos como tales.

Segunda: No puede el Rey ausentarse del reino sin consentimiento de las Córtes; y si lo hiciere , se entiende que ha abdicado la corona.

Tercera : No puede el Rey enagenar, ceder, renunciar, ó en cualquiera manera traspasar á otró la autoridad real, ni alguna de sus prerogativas.

Si por cualquiera causa quisiere abdicar el trono en el inmediato sucesor, no lo podrá hacer sin el consentimiento de las Córtes.

« AnteriorContinuar »