Imágenes de páginas
PDF
EPUB

si lo contrario hiciere, se entiende que abdica la corona.

ART. 184. En el caso de que llegue á reinar una hembra , su marido no ten. drá autoridad ninguna respecto del reino, ni parte alguna en el Gobierno.

CAPITULO III.

De la menor edad del Rey, y de la

Regencia.

ART. 185. El Rey es menor de edad hasta los diez y ocho años cumplidos.

ART. 186. Durante la menor edad del Rey será gobernado el reino por una Regencia.

ART. 187. Lo será igualmente cuando el Rey se halle imposibilitado de ejercer su autoridad por cualquiera causa física ó moral.

ART. 188. Si el impedimento del Rey pasare de dos años, y el sucesor inmediato fuere mayor de diez y ocho, las Córtes podrán nombrarle Regente del reino en lugar de la Regencia.

ART. 189. En los casos en que vacare la corona , siendo el Príncipe de Asturias menor de edad, hasta que se junten las Córtęs extraordinarias; si no se

hallaren reunidas las ordinarias, la Re-
gencia provisional se compondrá de la
Reina madre , si la hubiere , de dos die
putados de la diputacion permanente de
las Córtes, los mas antiguos por orden
de su eleccion en la diputacion', y de
dos consejeros del consejo de Estado
los mas antiguos, á saber : el decano
y el que le siga : si no hubiere Reina
madre, entrará en la Regencia el con-
sejero de Estado tercero en antigüe-
dad.
EART. 190. La Regencia provisional
será presidida por la Reina madre, si la
hubiere; y en su defecto , por el indi-
viduo de la diputacion permanente de
Córtes que sea primer nombrado en
ella.

ART. 191. La Regencia provisional
no despachará otros negocios que los
que no admitan dilacion, y no rema-
verá ni nombrará empleados sino intea
rinamente.
· ART. 192. Reunidas las Córtes ex-
traordinarias, nombrarán una Regencia
compuesta de tres ó cinco personas.
: ART. 193. Para poder ser individuo
de la Regencia se requiere ser ciudada-
ao en el ejercicio de sus derechos; ques
dando excluidos los extrangeros, aun-
que tengan carta de ciudadanos.

.

ART. 194. La. Regencia será presie dida por aquel de sus individuos que

las Córtes designaren ; tocando á estas establecer en caso necesario , si ha de har ber ó no turno en la presidencia , y en qué términos.

ART. 195. La Regencia ejercerá la autoridad del Rey en los términos que estimen las Córtes.

ART. 196. Una y otra Regencia pres tarán juramento segun la fórmula prescrita en el artículo 173, añadiendo la cláusula de que serán fieles al Rey; y la Regencia permanente añadirá ademas, que observará las condiciones que le hue bieren impuesto las Córtes para el ejercicio de su autoridad, y que cuando lles gue el Rey á ser mayor, ó cese la im, posibilidad , le entregará el gobierno del reino bajo la pena , si un momento. lo dilata , de ser sus individuos habidos y castigados como traidores. ART. 197

Todos los actos de la Rea gencia se publicarán en nombre del Rey.

ART. 198. Será tutor del Rey menop la persona que el Rey difunto hubiere nombrado en su testamento. Si no le hubiere nombrado, será tutora la Reina madre, mientras permanezca viuda. En su defecto, será nombrado el tutor. por las Cortes. En el primero y tercer caso el tutor deberá ser natural del reino.

ART. 199. La Regencia cuidará de que la educacion del Rey menor sea la mas conveniente al grande objeto de su alta dignidad, y que se desempeñe conforme al plan que aprobaren las Cortes.

Estas señalarán el sueldo que hayan de gozar los individuos de la Regencia.

ART. 200.

CAPITULO IV.

De la familia Real, y del reconocimiento

del Príncipe de Asturias.

ART. 201.

El hijo primogénito del Rey se titulará Príncipe de Asturias. 4 ART. 202.

Los demas hijos é hijas del Rey serán y se llamarán Infantes de las Españas.

ART. 203. Asimismo serán y se llamarán Infantes de las Españas los hijos é hijas del Príncipe de Asturias.

ART. 204. A estas personas precisam mente estará limitada la calidad de Infante de las Españas, sin que pueda extenderse á otras. ART. 205.

Los Infantes de las Espafias gozarán de las distinciones y honores que han tenido hasta aqui, y podrán ser nombrados para toda clase de desti nos , exceptuados los de judicatura y la diputacion de Córtes. - ART. 206. El Príncipe de Asturias no podrá salir del reino sin consentimiento de las Córtes', y si saliere sin él, quedará por el mismo hecho excluido del llamamiento a la corona.

ART. 207. Lo mismo se entenderá, permaneciendo fuera del reino por mas tiempo que el prefijado en el permiso, si requerido para que vuelva, no lo verificare dentro del término que las Córtés señalen.

ART. 208. El Príncipe de Asturias, los Infantes é Infantas y sus hijos y descendientes que sean súbditos del Rey, no podrán contraer matrimonio sin si consentimiento

у

el de las Cortes , bajo la pena de ser excluidos del llamamiento á la corona.

ART. 209. De las partidas de nacimiento , -matrimonio y muerte de todas las personas de la familia real, se remitirá una copia auténtica á fas Córtes, y en su defecto á la diputacion permanente, para que se custodie en su archivo.

ART. 210. El Príncipe de Asturias será reconocido por las Córtes con las formalidades que prevendrá el regla

« AnteriorContinuar »