Imágenes de páginas
PDF
EPUB

résolucion de las Cortes, podrá la diputacion con expreso asenso del gefe de la provincia usar desde luego de los arbitrios, dando inmediatamente cuenta al Gobierno para la aprobacion de las Córtes.

Para la recaudacion de los arbitrios la diputacion, bajo su responsabilidad, nombrará depositario, y las cuentas de la inversion, examinadas por la diputacion, se remitirán al Gobierno para que las haga reconocer y glosar , y final-mente las

pase

á las Córtes para su aprobacion.

Quinto: Promover la educacion de la juventud conforme a los planes aprobados, y fomentar la agricultura , la industria y el comercio, protegiendo a los inventores de nuevos descubrimientos en cualquiera de estos ramos.

Sexto: Dar parte al Gobierno de los -abusos qué noten en la administracion de las rentas públicas. Séptimo: Formar el censo у

la estadística de las provincias.

Octavo: Cuidar de que los establecimientos piadosos y de beneficencia llenen su respectivo objeto, proponiendo al Gobierno las reglas que estimen conducentes para la reforma de los abusos que observaren.

[ocr errors]

Noveno: Dar parte á las Cortes de las infracciones de la Constitucion que se noten en la provincia.

Décimo: Las diputaciones de las provincias de Ultramar velarán sobre la economía, orden y progresos de las mi siones para la conversion de los indios infieles, cuyos encargados les darán ra2on de sus operaciones en este ramo, para que se eviten los abusos: todo lo que las diputaciones pondrán en noticia

del Gobierno - ART. 336. Si alguna diputacion abusare de sus facultades, podrá el Rey suspender á los vocales que la componen, dando parte á das Córtes de esta disposicion y de los motivos de ella para

a la determinacion que corresponda: durante la suspension entrarán en funciones los suplentes.

ART. 337. Todos los individuos de los ayuntamientos y de las diputaciones de provincia , al entrar en el ejercicio de sus funciones., prestarán juramento, aquellos en manos del gefe político, donde le hubiere, ó en su defecto del -alcalde que fuere primer nombrado, y cestos en las del gefe superior de la provincia , de guardar la Constitucion poliética de la Monarquía española , observar las leyes, ser fieles al Rey, yucum.

[ocr errors]
[ocr errors]

plir religiosamente las obligaciones de su cargo.

[merged small][merged small][ocr errors][merged small]

ART. 338. Las Córtes establecerán 6 confirmarán anualmente las contribuciones, sean directas o indirectas, generales, provinciales ó municipales, subsistiendo las antiguas, hasta que se publique su derogacion 6 la imposicion de otras.

ART. 339. Las contribuciones se repartirán entre todos los españoles con proporcion á sus facultades, sin excépcion ni privilegio alguno.

340. Las contribuciones serán proporcionadas á los gastos que se decreten por las Cortes para el servicio público en todos los ramos.

ART. 341. Para que las Cortes puedan fijar los gastos en todos los ramos del servicio público, y las contri

ART.

G

buciones que deban cubrirlos, el secretario del Despacho de Hacienda las presentará, luego que esten reunidas, el presupuesto general de los que se estimen precisos, recogiendo de cada uno de los demas secretarios del Despacho el respectivo á su ramo.

ART. 342. El mismo secretario del Despacho de Hacienda presentará con el presupuesto de gastos el plan de las contribuciones que deban imponerse para llenarlos. ART. 343

Si al Rey pareciere gravosa ó perjudicial alguna contribucion, lo manifestará á las Córtes por el secretario del Despacho de Hacienda, presentando al mismo tiempo la que crea mas conveniente sustituir.

ART. 344. Fijada la cuota de la contribucion directa, las Cortes aprobarán el repartimiento de ella entre las provincias, á cada una de las cuales se asignará el cupo correspondientę á su riqueza, para lo que el secretario del Despacho de Hacienda presentará tambien los presupuestos necesarios.

ART, 345. Habrá una tesorería gene ral para toda la Nacion, á la que

tocará disponer de todos los productos de cualquiera renta destinada al servicio del Estado.

ART. 346. Habrá en cada provincia una tesorería, en la que entrarán todos los caudales que en ella se recauden para el erario público. Estas tesorerías estarán en correspondencia con la general, á cuya disposicion tendrán todos sus fondos.

ART. 347. Ningun pago se admitirá en cuenta al tesorero general, si no se hiciere en virtud de decreto del Rey, refrendado por el secretario del Despacho de Hacienda, en el que se expresen el gasto á que se destina su importe, y el decreto de las Córtes con que este se autoriza. ART. 348.

la tesorería general lleve su cuenta con la pureza que corresponde, el cargo y la data deberán ser intervenidos respectivamente por las contadurías de valores y de distribucion de la renta pública. ART. 349.

Una instruccion particular arreglará estas oficinas, de manera que sirvan para los fines de su instituto. ART. 350:

Para el examen de todas las cuentas de caudales públicos habrá una contaduría mayor de cuentas, que se organizará por una ley especial. ART. 351.

La cuenta de la tesorería general, que comprenderá el rendi

Para que

« AnteriorContinuar »